Descuidan alcaldías desechos peligrosos.

Publicado Por

Aunque México es un referente para otros países de América Latina en materia de gestión integral de residuos peligrosos, en el país hacen falta esfuerzos por cumplir a cabalidad con las leyes y normas que garantizan el manejo correcto de éstos.

Focos_Diciembre2013La Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos del país define a los desperdicios peligrosos como aquellos que tienen entre algunas de sus características ser corrosivos, reactivos, explosivos, tóxicos, inflamables o que contengan agentes biológico-infecciosos. También se consideran desechos de riesgo los envases, recipientes, embalajes y suelos que se contaminan uando se transfieren esos materiales a otro sitio.

Las fábricas, comercios o establecimientos industriales son los que producen mayor volumen de basura perjudicial. En el caso de los materiales considerados como biológico-infecciosos, los hospitales, consultorios, laboratorios y las personas que padecen de alguna infección son los que generan el mayor volumen.

MUNICIPIOS OMISOS
Según datos del Padrón de Generadores de Residuos Peligrosos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), entre 2004 y 2013 se generaron 1 millón 972 mil 486 toneladas de materiales riesgosos, provenientes de 79 mil 557 fábricas y comercios, entre otros establecimientos.

En ese lapso, la zona metropolitana del Valle de México ha sido la entidad que más basura de este tipo generó: cerca de 590 mil toneladas. Le siguen Chihuahua, con 345 mil, y Nuevo León y Tamaulipas, con casi 150 mil cada una.

En otros estados como Coahuila, Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, el Estado de México y Tabasco se produjeron geneentre 40 mil y 65 mil toneladas de residuos nocivos, mientras que Hidalgo, Veracruz, San Luis Potosí y Baja California reportaron entre 20 mil y 30 mil toneladas. En el resto de las entidades federativas, las industrias produjeron entre 2004 y 2013 de 1,500 a 16 mil toneladas. El director técnico del Instituto de Asistencia en Investigaciones Ecológicas (Inaine), León Pablo Hurtado Nava, aclara que no todas las empresas que producen este tipo de desperdicios están debidamente registradas ante la Semarnat.

El especialista explica que el manejo y disposición final de los residuos de riesgo corresponde al ámbito federal; por esta razón, considera que si bien existe colaboración entre los tres ámbitos de gobierno, los municipios se desentienden completamente del tema a menos que exista alguna denuncia por algún problema que se haya generado en sus demarcaciones.

“Las autoridades de los tres órdenes de gobierno no cuentan con el personal necesario para realizar inspecciones sobre el tipo de basura que generan las empresas. Por eso sería bueno que cada ayuntamiento elabore un registro puntual de dichas industrias, porque así sería más fácil conocer cómo operan y saber si cumplen con la normatividad establecida”, plantea Hurtado Nava.

POLÍTICA ARTICULADA
León Pablo Hurtado_Diciembre2013Los especialistas coinciden en que las alcaldías deben asumir un papel más activo en la vigilancia de la gestión de residuos peligrosos, además de que deben mostrar voluntad social y política para lograr que se cumplan las normas ambientales.

El responsable para México de la Iniciativa Climática Regional de América Latina, Daniel Chacón, considera que el impulso al desarrollo económico de los estados y municipios, así como el interés por atraer a su territorio nuevas inversiones productivas, deben corresponderse con una política organizada a nivel nacional que atienda el destino correcto de los despojos que genere la actividad industrial.

“Si eso fuera una condicionante, tendríamos la garantía de que existe una gestión adecuada, sin embargo no hay una política articulada y se autorizan nuevas instalaciones industriales sin prestar atención a lo que va a pasar con los residuos potenciales.”

AVANCES NOTABLES
La apertura comercial que ha experimentado el país en las últimas dos décadas provocó un cambio en la composición y el volumen de la basura industrial, por lo que se tuvieron que buscar métodos para su reutilización, reciclaje o recuperación calórica con el objeto de reducir el volumen, así como la liberación de contaminantes orgánicos o de gases de efecto invernadero (GEI).

Existen a lternativas de reciclaje, destrucción y confinamiento de dichos desperdicios. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) considera la reutilización como una de las mejores opciones, ya que de esta manera los desechos se convierten en materia prima que se puede aprovechar en otros procesos productivos.

La destrucción por incineración permite almacenar las cenizas de manera práctica y clasificarlas como residuos estabilizados. Un ejemplo son los medicamenrefiere tos caducos. En cuanto al confinamiento, la basura peligrosa atraviesa por un proceso mediante el cual se eliminan las sustancias tóxicas y posteriormente se separan sus componentes.

Daniel Chacón_Diciembre2013Daniel Chacón reconoce que en México ha habido avances en esta materia : “Ya no es tan común que alguien se encuentre un tiradero clandestino, como antes”, ejemplifica. No obstante, el especialista advierte que existen pocos sitios autorizados para el confinamiento. Según los registros de la Semarnat, dichos lugares están ubicados en los municipios de Ramos Arizpe, Coahuila; Zimapán, Hidalgo; Chapala, Jalisco, y San Pedro Garza García, Nuevo León.

Uno de los retos más importantes radica en la oposición de los ciudadanos para instalar nuevos sitios de recepción.

A decir del experto, esta situación genera más riesgos debido a las grandes distancias que se tienen que recorrer para trasladar las sustancias químicas, los metales tóxicos, las compresas clínicas, entre otros; así como los altos costos que implica su transportación, por lo que las empresas los depositan en tiraderos clandestinos.

En ese sentido, el director General de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas de la Semarnat, Luis Eduardo de Ávila Rueda, considera que la Federación debe ofrecer más seguridad a los inversionistas privados. El funcionario medicamenrefiere que dicha dependencia otorgó permisos para la instalación de sitios de confinamiento en Hidalgo y Jalisco, los cuales fueron construidos pero no pudieron operar porque los habitantes de algunas comunidades se opusieron.

ALCALDÍAS VIGILANTES
De Ávila Rueda asegura que se debe procurar que los alcaldes, los gobernadores y los ciudadanos entiendan cuáles son los beneficios de la infraestructura destinada a la disposición de basura nociva y evitar los mitos que existen en torno a dichas obras.

Biohazard_Diciembre2013Daniel Chacón asegura que el papel de los municipios es estratégico, ya que les corresponde estar al pendiente de lo que se recolecta en su territorio, así como de la forma en la que se maneja. “Pero las alcalno juegan su papel de vigilantes de manera efectiva. Hemos visto casos en los que se han incendiado rellenos sanitarios o tiraderos municipales y ello obedece a que se depositaron ahí sustancias dañinas para la salud”, apunta.

Asimismo, el experto comenta que los ayuntamientos son una pieza clave en el otorgamiento de permisos para instalar los centros de disposición final, sin embargo han sido el principal obstáculo para las firmas especializadas, porque ningún alcalde quiere asumir los costos políticos de poner en marcha una obra de este tipo.

Luis Eduardo de Ávila menciona que uno de los ejemplos más notables en cuanto al manejo y disposición de residuos peligrosos es el estado de Nuevo León. El funcionario refiere que ahí, el gobierno estatal se caracteriza por ser un facilitador en la construcción de la infraestructura necesaria para tratar este tipo de desechos, como el confinamiento ubicado en el municipio de Mina, el cual tiene vigencia ndefinida para operar.

En el Estado de México, donde operan más de 4 mil empresas que producen residuos peligrosos, 109 de éstas, catalogadas como grandes generadoras de desperdicios nocivos, han registrado ante la Semarnat planes para el manejo de sus desechos. La dependencia también cuenta con dos registros de programas municipales de la entidad para el manejo de basura tóxica. En Jalisco, 58 empresas y dos municipios ya cuentan con un plan de este tipo.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: