La Estela de Luz en mantenimiento

Publicado Por

Alcaldes de México

2

Hace apenas cuatro años se inauguró la Estela de Luz, casi de inmediato los detalles de construcción se hicieron evidentes y el mantenimiento era más que chequeos de rutina. “El uso y el tiempo” provocaron que siete de las 125 máquinas que controlan su sistema de iluminación resultaran afectadas, dejando espacios del monumento en la oscuridad. Hasta el momento han sido reparadas cuatro de ellas y se espera que el resto quede listo en el próximo mes. Por lo pronto, la ciudad sigue esperando que enciendan de nuevo la Estela.

El monumento tiene fallas que explica Grace Quintanilla, directora del Centro de Cultura Digital (CCD), han sido provocadas por el paso de los tres años y medio que la obra tiene de haber sido inaugurada, y que su intervención forma parte de su programa permanente de mantenimiento que representa un gasto anual de 2.5 millones de pesos.

En una información difundida por el periódico Excélsior, la funcionaria explica que el personal que se encarga de reparar las anomalías no ha podido señalar cuáles fueron las causas que ocasionaron las fallas; ella opina que fue el tiempo: “no nos han podido decir cuál fue el problema que lo ocasionó, pero las máquinas se descomponen, están expuestas a eso, pues es el uso y el tiempo, no fue producto de negligencia o de algún otra cosa que pudo haberlas dañado, la verdad es que se les da el mantenimiento y el cuidado que se nos instruyó que se diera; simple y sencillamente pues a veces fallan”.

La Estela de Luz ubicada en la avenida Paseo de Reforma, de 104 metros de altura, tiene fallas evidentes que hacían que varios huecos no los cubriera la luz, aunque las luminarias no estén fundidas. Lo que ha fallado son algunos componentes del complejo sistema que permite actuar de manera conjunta la luz que tiene el monumento, construido para conmemorar el Bicentenario de la Independencia en 2010, pero inaugurado con más de dos años de retraso el 7 de enero de 2012.

La obra, cuya inversión sobrepasó los mil 300 millones de pesos, cuenta con mil 704 paneles de cuarzo divididos en diferentes módulos; físicamente cada uno de ellos está formado por dos placas encontradas que en su interior cuentan con una línea de luces LED.

Cada 12 placas son controladas por una máquina que se encuentra en el interior; en total suman 125 y están interconectadas para ser controladas por un sistema de programación que permite iluminar y crear las diferentes apariencias lumínicas de la estela.

El mantenimiento requiere 2.5 millones de pesos. En ese presupuesto está incluido el mantenimiento preventivo y correctivo; es decir, la manutención regular de los módulos y las placas de cuarzo, el remplazo de los elementos que resulten dañados en cada uno de los módulos, la limpieza anual de todo el monumento y todo lo que se requiera en el controlador eléctrico y digital del monumento, lugar que debe contar con temperatura estable.

Este año, agrega, el programa de mantenimiento concluirá en un mes con la reparación de los tres módulos faltantes y una limpieza general de la obra. “La limpieza es una vez al año, la última vez se hizo el año pasado, se hace con unas góndolas que se colocan a cada lado de la estela y suben con un sistema que ya estaba construido, se limpia placa por placa; en caso de que se tuviera que sustituir alguna de las placas aprovecharíamos para eso, pero no lo hemos tenido que hacer hasta el día de hoy”.

Actualmente, el centro cultural sigue funcionado como punto de reunión de cultura, arte y música que de manera gratuita abre sus puertas a todo público. Recibe cerca de ocho mil visitantes mensualmente y ofrece actividades gratuitas como conferencias, seminarios, laboratorios de producción, talleres y exposiciones relacionadas con la producción de videojuegos de autor, música, Djs, producción independiente de disqueras, animación, diseño, videomaping y contenidos específicos para la red.

*Con información de: Excelsior

Deja un comentario

No Announcement posts