>

Agua limpia para la población.

Publicado Por

Lucio DomínguezEl problema del agua en México no se limita a su escasez, también tiene que ver con la calidad del recurso que se suministra a la población. De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la cobertura de agua desinfectada para consumo humano en el país alcanza ya 97.4 por ciento; no obstante, de los 329 mil 305 litros por segundo que llegan a los hogares del país, 8,598 no reciben ningún tratamiento que garantice su óptima calidad para el consumo humano.

Un dato que revela la importancia de alcanzar la cobertura total en la desinfección del líquido es que cada año la Secretaría de Salud reporta un promedio de 5 millones de casos de enfermedades infecciosas intestinales relacionadas con la mala calidad del agua. Tan sólo de 2002 a 2010 se duplicaron los casos de intoxicación alimentaria bacteriana y salmonelosis, mientras que el número de personas que se enfermaron de fiebre tifoidea por consumo de agua no desinfectada pasó de 7,800 a poco más de 45 mil en el mismo periodo.

Con el objetivo de incrementar y mantener los niveles de desinfección del líquido mediante procesos de cloración, de modo que reúna condiciones adecuadas para el consumo humano, la Conagua opera el Programa Agua Limpia (PAL), un instrumento que surgió en 1991 luego de la pandemia de Cólera que azotó al país en ese año. Para entonces sólo se desinfectaba 52 por ciento del agua suministrada a los hogares a través de sistemas de abastecimiento.

“Eran cerca de 250 localidades las que contaban con medidas preventivas de desinfección en aquellos años; hoy ya tenemos poco más de 27 mil donde se están desinfectando las aguas”, indica Lucio Domínguez Rodríguez, gerente de Potabilización y Tratamiento de Conagua y director del Programa.

Mediante el PAL, el Gobierno Federal otorga subsidios a los estados y posibilita conjuntar recursos de los tres órdenes de gobierno en beneficio de las comunidades que lo requieran, con el objetivo de llevar a cabo acciones como instalación, reposición y rehabilitación de equipos de desinfección; compra de refacciones; adquisición de reactivos desinfectantes; muestreos de cloro residual y análisis bacteriológicos; operativos de saneamiento básico comunitario, así como capacitación y adiestramiento en la desinfección del agua.

Los subsidios constan de 50 por ciento para las localidades en general; 70 por ciento para comunidades de alta marginación determinadas por el Consejo Nacional de Población (Conapo) y para estados con mayor número de habitantes sin cobertura de agua potable como Veracruz, Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Puebla; mientras que para los municipios con menor índice de desarrollo humano que en lista la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), así como para aquellos que presenten altos índices de enfermedades intestinales de origen hídrico, el subsidio es de 100 por ciento.

Lucio Domínguez comenta que para acceder a los beneficios del PAL, los gobiernos estatales deben suscribir anexos técnicos y de ejecución con la Conagua, en tanto que las administraciones de los municipios donde se pretenda llevar a cabo acciones de desinfección, deberán cumplir con el pago de derechos de aguas nacionales y de descargas de aguas residuales si el número de habitantes es mayor a 2,500, o en su caso, haber presentado solicitud para participar en el Programa Federal de Saneamiento de Aguas Residuales.

Aclara que son los gobiernos de los estados quienes deben solicitar directamente os beneficios del Programa a través de las comisiones estatales de agua para atender las necesidades de los municipios. Para ello deben reportar la cantidad de habitantes que se busca beneficiar, plantear las acciones específicas que se van a realizar y suscribir un compromiso para incrementar los niveles de cobertura y eficiencia de desinfección del agua para consumo humano.

Para nosotros es mucho más fácil establecer coordinación con 31 gobiernos estatales y no con 2,400 municipios, así también cada instancia estatal puede establecer sus propios convenios con cada autoridad municipal para que se sumen los recursos de los municipios y los apoyos puedan multiplicarse”, explica.

GrifoCOBERTURA AL 100

En 2011 el PAL recibió un presupuesto cercano a 61 millones de pesos (mdp), a los cuales se sumaron las participaciones de los estados y municipios para alcanzar la cifra de 113 mdp. Esta suma se invirtió en acciones para la desinfección del agua que usan más de 900 mil habitantes en comunidades donde el líquido que se destinaba a consumo humano no recibía ningún tratamiento. Este año se espera que los recursos asciendan a 100 mdp, y aunque la cifra será menor que el año pasado, Domínguez estima que alcanzará para cubrir la necesidad de agua limpia en 1,500 municipios.

Actualmente el porcentaje de cobertura de líquido desinfectado ya supera 90 por ciento en todos los estados de la república; sin embargo, únicamente en Chihuahua, Quintana Roo y el Estado de México se ha alcanzado el 100 por ciento de agua desinfectada y suministrada a la población; mientras que Yucatán, San Luis Potosí y Guerrero son las entidades con la menor cobertura, ya que el agua clorada llega a 92 por ciento de los hogares.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: