Seguir viendo

Empleo incluyente, sin distingo de edad

Tanto la Carta Magna como la Ley Federal del Trabajo prohíben la discriminación laboral por edad o género; no obstante, después de los 35 años las personas ya no son “candidatas” para la mayoría de las empresas. ANDLEG, presidida por Javier Vázquez Robles, lucha por generar un cambio de conciencia en la iniciativa privada y el gobierno

Empleo IncluyenteAproximadamente hace ocho años, muchas personas perdimos nuestro empleo en Transportes Aéreos Ejecutivos, S. A. (TAESA). En ese momento traté de continuar laborando en mi profesión, pero me enfrenté al problema de que ya no querían contratar a personas mayores de 30 o 35 años, ni hombres ni mujeres. Después intenté conseguir empleo en otro ámbito pero resultó un impedimento la falta de experiencia, además, a los 35 años ya estaba “viejo”.

Entonces busqué alguna asociación que apoyara en este sentido, pero no encontré nada. Para mi sorpresa, ni la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNHD) podía respaldarme, porque no puede intervenir en problemas entre particulares.

Lo ideal para la mayoría de las empresas en el país es no contratar personas de más de 28 años, con cinco años de experiencia para que ganen poco más de 5 o 6 mil pesos, y muchos aprovechan a los chicos becados para que trabajen en el esquema de “prácticas”. Por otro lado, con la nueva reforma laboral, pueden tener contratos de un mes o dos sin prestaciones.

Sabemos que en otros países esto no ocurre y ahí se aplica la ley muy rápido. Hoy día, 90 por ciento de las ofertas laborales en México estipulan un límite de edad hasta los 35 años, lo cual deja fuera a miles de profesionistas, obreros y técnicos que permanecen desempleados.

NO A LA DISCRIMINACIÓN

Ante este panorama, al darme cuenta de que la mayoría de la gente sufría ese tipo de discriminación, y conocedor de que en este país es ilegal que se le condicione a las personas el empleo por edad o género, decidí hace seis años, junto con otras dos personas, organizar una asociación que se enfocara a este tema.

Javier Vazquez Robles

Javier Vázquez Robles

Así surgió la Asociación por la No Discriminación Laboral por la Edad o Género A. C. (ANDLEG). Inicialmente nos enfocamos a la situación que padecían los sobrecargos varones desempleados, pero después comenzaron a contactarnos personas de todo tipo de profesiones y ampliamos nuestra perspectiva de apoyo.

Cuando fundamos la ANDLEG pensamos, como proyecto inicial, en una bolsa de trabajo, pero no hemos podido avanzar mucho en este objetivo por el tema de los recursos. Esta bolsa está contemplada dentro del proyecto base: Empresa No Excluyente por Edad o Género, que implica otras líneas de acción.

Así, una de estas líneas, en la que más nos hemos enfocado desde que iniciamos, es la de investigar y promover información sobre la situación de discriminación en México, iniciativas, propuestas de ley, etcétera. También diría que presionamos, creamos conciencia y llamamos la atención a la iniciativa privada y el gobierno sobre la ilegalidad de esta situación, para insistir en que abran sus vacantes y se den cuenta de que la edad o el género no pueden ser un requisito.

De esta manera, difundimos la información en los medios de comunicación, quienes se interesan en nosotros debido a que somos los únicos que manejamos datos relacionados con este tipo de discriminación. También tenemos presencia en instituciones educativas para difundir el tema entre los jóvenes; y hasta en foros gubernamentales, como la Cámara de Diputados, en donde nos han invitado a impartir algunas ponencias. Así es como 80 por ciento de nuestro trabajo es virtual y 20 por ciento es difusión presencial: entrevistas, pláticas, conferencias, entre otras actividades.

A su vez, invitamos a las empresas a firmar un convenio para unirse al programa Empresa No Excluyente por Edad o Género, para que miles de ciudadanos puedan acceder a un trabajo sin que su edad o género sea inconveniente.

OPORTUNIDADES PARA TODOS

En estos seis años de operación, los logros más importantes han sido estar en contacto con los medios informativos y tener presencia al posicionar el asunto; darnos a conocer en otros países que nos buscan porque están interesados en el movimiento que impulsamos. Otro logro es haber llegado a la Cámara de Diputados y a la Secretaría de Gobernación.

Nuestro siguiente paso sería que incidiéramos en un cambio en las empresas y el gobierno, que realmente también ofertaran empleo y abran las posibilidades a más población. Hace tres años un periódico de circulación nacional nos publicó una entrevista: gracias a ello una empresa nos llamó y logramos colocar a dos señoras de 50 años como secretarias.

Es importante tomar en cuenta que el desempleo afecta mucho a las comunidades y que éste no se da sólo por falta de vacantes, sino porque también se queda mucha gente fuera de las plazas que sí existen. De hecho, nosotros dentro del proyecto Empresa No Excluyente, les proponemos a las empresas y gobierno: “Si tienes 10 vacantes, que cinco sea para personas de hasta 30 años y las otras de 30 en adelante”.

Particularmente, en lo que toca al gobierno, invitamos a los mandatarios a que se acerquen a nosotros, que nos vean como un apoyo en su gestión, para que trabajemos en conjunto, ya que con base en nuestra experiencia, gobierno, sociedad civil e iniciativa privada podemos abrir oportunidades para beneficio de la población mediante un cambio de conciencia.

Según la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su Título Primero, Capítulo I, Artículo Primero, “queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”.

Asimismo, la Ley Federal del Trabajo hace mención de que no pueden existir diferencias entre los trabajadores por los mismos motivos que marca la Carta Magna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: