Deudas municipales: sin solución.

Publicado Por

El autor es Decano Asociado de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del ITESM. Twitter:@ArturoSanchezG; Facebook: Arturo Sánchez Gutiérrez (Figura Pública)

deudaHubo un tiempo en el que los acontecimientos nacionales tenían poco que ver con la cotidianidad municipal. Parecía que los destinos del país se manejaban en el centro, mientras que la política local se movía con letargo, en espera de la atención de los gobiernos estatales o del Federal.

Actualmente la historia es distinta. Hay pluralidad partidista en los ayuntamientos y los problemas locales cobran relevancia nacional al tiempo que demandan políticas novedosas. El tema es, otra vez, el endeudamiento municipal.

La cadena de acontecimientos es simple:1. Los presidentes municipales encuentran deudas y problemas administrativos; 2. La Federación reforma la contabilidad de todos los gobiernos y rechaza condonar adeudos; 3. El debate público incluye en la prensa temas como la falta de cobro del impuesto predial, el endeudamiento excesivo y la crisis financiera; y 4. Se conforma un grupo de 286 alcaldes de todos los partidos políticos que buscan presionar para que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ofrezca una solución.

Al margen de los partidos que busquen sacar provecho político de la situación, existe un problema que requiere de una política pública eficiente, así como de un periodo de transición que facilite el remedio esperado.

Cada quincena se vuelve un reto de sobrevivencia para los ayuntamientos con dificultades y las soluciones “en el centro” viajan a otra velocidad. Además, la construcción de alternativas encuentra hoy mayores obstáculos que hace algunas semanas.

Como toda luna de miel, la del presidente Enrique Peña Nieto llegó a su fin con incuestionables satisfacciones, como la reforma educativa, pero con realidades que presagian problemas: 1. El Pacto por México empieza a ser cuestionado por grupos partidistas; 2. La Ley de Víctimas enfrenta problemas de operación; 3.La Corte toma decisiones poco populares, como el caso Florance Cassez; 4. El Instituto Federal Electoral (IFE) exculpa a la campaña presidencial del caso Monex; y 5. La explosión en las instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) tarda en aclararse.

Por si fuera poco, el presidente comienza a ser cuestionado por acciones menores, como haber difundido parcialmente su declaración patrimonial o sus supuestas vacaciones en Punta Mita, Nayarit, durante los días de luto.

Ninguna de estas situaciones deberían de sorprender. Son parte de la dinámica política moderna, pero es evidente que la construcción de nuevos acuerdos sí pasa por limar asperezas. En ese contexto, no queda claro en qué lugar de las prioridades está la solución a los problemas de las finanzas municipales.

La transparencia y la rendición de cuentas conforman una estrategia para fortalecer la imagen de los gobiernos. Hoy, además, parece que el ingenio y la creatividad para generar políticas que den solución a situaciones como el endeudamiento serán fundamentales para la sana entrega de las administraciones y para alcanzar el reconocimiento del electorado. Queda poco tiempo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: