Endurecen medidas contra COVID-19 en el transporte público de Nuevo León

Autoridades estatales y municipales de Nuevo León acordaron endurecer las medidas para prevenir la propagación del coronavirus COVID-19, al reducir los horarios de funcionamiento del transporte público y establecer que solo dos personas puedan viajar en vehículos particulares.

El gobierno, la Agencia Estatal del Transporte y los municipios vigilarán que se cumpla con el confinamiento social.

Para contener los contagios, las autoridades anunciaron que el Metro dará servicio de lunes a viernes en dos horarios: de 5:00 a 9:00 horas y de 16:00 a 21:00 horas. Los sábados, el servicio será corrido desde las 5:00 hasta las 16:00 horas, mientras que los domingos no abrirá.

Unidades de la Ecovía y del transporte urbano funcionarán de lunes a viernes también en dos horarios: de 4:00 a 9:00 horas y de 16:30 a 21:00 horas. Los sábados, el horario será de 5:00 a 16:00 horas y en domingo no habrá operación.

La medida de las autoridades de Nuevo León ya provocó polémica y rechazo por parte de los ciudadanos y de organizaciones civiles, por lo que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón aseguró que los horarios serán consultados para una posible modificación, aunque la reducción del servicio se mantendrá.

“Tenemos que reducir el servicio del transporte público porque queremos salvar vidas”, dijo.

Manuel de la O, secretario de Salud estatal, argumentó que la medida se tomó al observar que la ciudadanía relajó el cumplimiento del confinamiento social.

“Aquí pido la colaboración a todos los alcaldes y alcaldesas de Nuevo León, que nos ayuden, así como nos están ayudando en forma muy importante en las acciones de prevención, en establecer los filtros”, dijo el funcionario estatal.

“Acordamos que se va a prohibir el traslado de más de dos personas en cada vehículo, porque nos hemos dado cuenta de que a veces van cinco o seis personas y en ocasiones van a una reunión”.

Sin embargo, usuarios se quejan de la medida y señalan que el flujo de personas es el mismo, pero con menos unidades, lo que provoca congestionamiento en el transporte público.

“Es lo que provocan con la medida de reducción del transporte, el flujo de personas es el mismo, pero comprimido en tiempo y en lugar. Ahora meten en dos vagones del Metro a la misma gente que viajaba en tres”, dijo el usuario Alberto Romero.

El colectivo Únete Pueblo también señaló que los camiones empezarán a viajar repletos de gente, lo que significará riesgos para la salud.

“Que (el gobierno) piense primero en los usuarios que no pueden darse el lujo de quedarse en casa sin trabajar. Urge poner todos los camiones en circulación en el horario de servicio, no llenar a tope los camiones; es decir, no llevar a los usuarios como sardinas, bajar el tiempo de espera para evitar aglomeraciones y continuar con el uso de cubrebocas obligatorio, para respetar las medidas de higiene y sana distancia”, señaló Rocío Montalvo, vocera del colectivo e integrante de la Junta de Gobierno del Instituto de Movilidad.

Con información de: Expansión

Deja un comentario

82789
A %d blogueros les gusta esto: