Focos Rojos en 6 entidades por deuda

Publicado Por

FOTO: DREAMSTIME

Según estimaciones del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), sería hasta el año 2030 cuando los precios internacionales del petróleo podrían recuperar las cotizaciones de 100 dólares por barril reportadas en 2012 y, en el corto plazo, llegará a su tope el alza en ingresos tributarios que generó la reforma hacendaria de 2013. Es decir, a las finanzas públicas del país les avizora un escenario complejo.

Los gobiernos de los estados deben asimilar dicha realidad y fortalecer sus ingresos propios para dejar de depender de los recursos federales y sanear sus finanzas internas. No obstante, hay entidades cuyo nivel de endeudamiento preocupa a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Si bien la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios estableció topes de endeudamientos para los gobiernos locales, hoy día Coahuila, Sonora, Nuevo León, Quintana Roo, Veracruz y Chihuahua son los estados cuyos pasivos superan en más de 150 por ciento las participaciones federales que reciben. “Son temas de especial preocupación, atención y seguimiento por parte de la SHCP”, afirma Marcela Andrade Martínez, titular de la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas de dicha dependencia.

NÚMEROS ROJOS

Al cierre de 2016, hay focos rojos en algunas entidades por los elevados niveles de deuda que presentan.

De acuerdo con datos de dicha dependencia, al término de 2016, las obligaciones financieras de las entidades federativas, municipios y organismos representaron 3.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cifra mayor al 1.6 registrado en 2006.

Un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) muestra que entre diciembre de 1993 y el cierre de 2015, el saldo mencionado creció 351.6 por ciento en términos reales, al pasar de 18 mil 300 millones de pesos (mdp) a 536 mil 300 mdp. Al 30 de junio de 2016, el monto bajó a 530 mil mdp.

El Instituto considera que existen diversos criterios para exponer y dimensionar el monto de la deuda de las entidades federativas. Por ejemplo, como porcentaje de su PIB, Chihuahua encabeza la lista con un pasivo (sin considerar la deuda de sus municipios) que representa el 8.18 por ciento, seguido por Quintana Roo (7 por ciento); Coahuila (6.06 por ciento), Chiapas (5.63 por ciento), Nayarit (4.71 por ciento), y Nuevo León (4.37 por ciento).

Otro criterio sería el monto que tendría que pagar cada uno de los habitantes de cada estado, al dividir la deuda entre el número de ciudadanos. De tal manera, en primer lugar se coloca Coahuila, en donde cada habitante tendría que pagar 12 mil 382 pesos para finiquitar las obligaciones del gobierno estatal, seguido por Quintana Roo (12 mil 69 pesos), Nuevo León (11 mil 154 pesos), Chihuahua (11 mil 125 pesos) y la Ciudad de México (7 mil 764 pesos).

LOS QUE PREOCUPAN

De acuerdo con Marcela Andrade, el criterio más acertado para dimensionar el monto de la deuda estatal es comparándola con las participaciones federales que recibe la entidad correspondiente, toda vez que dichos recursos son la principal fuente de pago que utilizan las entidades para contratar y pagar deuda.

Al revisar los datos más recientes de la SHCP, otros estados con un nivel de endeudamiento de tres dígitos con relación a sus participaciones federales son: Michoacán (125); Zacatecas (115); Ciudad de México (116); Nayarit (105), y Durango (100 por ciento).

La funcionaria reconoce que el problema adquiere mayores dimensiones porque a finales del año pasado, en cuatro entidades (Veracruz, Durango Chihuahua y Quintana Roo), cambió el gobernador, por lo que la nueva administración inició operaciones con una pesada carga. “Participamos en la transición que como Secretaría nos toca realizar, sobre todo con asesoría a las administraciones entrantes para congeniar y ver estrategias de planeación, porque son cuestiones que no se resuelven de la noche a la mañana”, finaliza.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: