Del #AMLOAsesino  al #ConLaTragediaNo

El bloque gobernante considera que la opinión pública ya externó su voto en las urnas y ese continuará apoyándolo hasta el último día de su gobierno, lo cual lo lleva a un exceso de soberbia

Hasta el mediodía del 24 de diciembre la gran mayoría de mexicanos pensaba que el 2018 cerraría con tranquilidad, sobre todo AMLO y su equipo de trabajo, sobre todo tras ser un año de éxitos electorales. Por su parte la oposición trataba  su estrategia para posicionarse en la agenda mediática el siguiente año.

Sin embargo, pasadas las 14 horas del 24 de diciembre, las cosas se tornaron difíciles para ambos polos políticos. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reportaba en su cuenta de Twitter la caída de un helicóptero en Puebla, donde posiblemente viajaban la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle, líder de la bancada panista en el Senado y ex gobernador de Puebla.

Tras el anuncio del presidente la noticia se propagó en las redes sociodigitales y medios de comunicación tradicionales como ondas en el agua. El periódico Reforma, confirmaría los hechos y AMLO externó nuevamente en Twitter sus condolencias por el fallecimiento de la gobernadora y su esposo, asegurando que se haría una investigación para esclarecer los hechos.

A minutos de ser confirmada la información, los principales políticos del país se sumaron al pésame sobre el percance y muchos, sobre todo de oposición, solicitaron transparencia e independencia en la investigación, enfatizando en la hostilidad del trato que tuvo AMLO con la gobernadora de Puebla.

La rueda de prensa encabezada por el Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo  buscó despejar dudas sobre suposiciones de un posible atentado. Sin embargo el gobierno actual no consideró que las redes sociodigitales a diferencia de los medios tradicionales, no respetan lugar, fecha, ni hora, para seguir creciendo.

Para la mañana del 25 de diciembre el hashtag #AMLOAsesino ya se había posicionado como el tema más comentado en Twitter. Ciertamente esta tendencia fue generada desde varias cuentas falsas (bots) pero también fue nutrida por personas opositoras al gobierno de AMLO, el hashtag tuvo como propósito general sembrar la idea de la posible culpabilidad del presidente en el fallecimiento de Moreno Valle y su esposa.

El hashtag de una u otra forma logró incubar la idea de la responsabilidad de AMLO, al grado que horas más tarde surgirían dos hashtags en defensa de AMLO, nombrados #ConLaTragediaNo y #AMLONoEstaSolo, el primero fue usado para denostar la estrategia de los adversarios de AMLO, acusando de recurrir al uso de bots y de subirse a una tragedia para desprestigiar al presidente. El segundo fue para mostrar que el tabasqueño seguía contando con el respaldo de la sociedad.

De los dos hashtags, el que logró tener mayor apoyo digital fue #ConLaTragediaNo, el cual terminó de posicionarse por la tarde de ese 25 de diciembre como el primer lugar de menciones en Twitter.

Lo interesante de esta batalla digital es precisamente la estrategia que decidieran usar ambas partes. Por una lado la oposición consideró buena idea atacar a AMLO con todo lo habido por haber, recurriendo al uso de bots, trolls y en algunos casos el uso de notas falsas (fake news). Lo cual solo permite darle elementos al grupo de AMLO para demeritar los comentarios que se hagan bajo los hashtag empleados para criticar al tabasqueño. Mientras que el grupo gobernante sigue sin entender la lógica actual de las redes sociodigitales las cuales no descansan, como lo dije más arriba, éstas no respetan hora, fecha ni lugar para expresarse sobre el acontecer diario, ciertamente en  este momento la esfera pública digital en su gran mayoría está a favor de las acciones del gobierno, pero qué pasaría si en llegado momento esta esfera pública no estuviera de acuerdo.

Por ello es de suma importancia tener articulada una estrategia de comunicación para transmitir de mejor forma los mensajes en los distintos medios de comunicación con los que se cuentan. Por una parte observo tanto errores en la oposición en continuar con su estrategia de golpeteo mediante bots y fake news, y por su parte el bloque gobernante considera que la opinión pública ya externó su voto en las urnas y ese continuará apoyándolo hasta el último día de su gobierno, lo cual lo lleva a un exceso de soberbia  y creer que el voto ciudadano no es cambiable. Sin lugar a duda esta navidad solo nos dejó un nuevo enfrentamiento digital que no ayuda en mucho a nutrir a nuestra democracia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: