El mensaje de Andrés Manuel López Obrador a las Fuerzas Armadas

Publicado Por

Es presidenta de la Organización No Gubernamental Y Quién Habla por Mí AC. Estudió ciencia política en el Tecnológico de Monterrey y se ha dedicado al fortalecimiento de políticas públicas, proyectos y legislación en materia de Derechos Humanos, especialmente en temas de seguridad, género y de protección de derechos de niñas, niños y adolescentes. twitter Twitter twitter Twitter

En otros países parecería riesgoso conjuntar todas las fuerzas federales de seguridad en una sola, toda vez que la disciplina y adoctrinamiento de militares y marinos ha estado basada en un enfoque “securitista”

El pasado sábado 25 de noviembre el presidente electo se reunió con elementos de SEDENA y SEMAR, miles de soldados y marinos, tanto hombres como mujeres de estas instituciones lo escucharon por más de 40 minutos, cabe destacar que AMLO rompe el esquema tradicional de próximo comandante supremo de las fuerzas armadas hablándoles de frente.

Sin poder analizar la aceptación o rechazo al discurso de AMLO, debido a que ahí estuvieron los elementos de distintos rangos, desde escalafones noveles hasta los más altos rangos de las FAM, escuchando de forma disciplinada y en posición de firmes a López, sí se pudo notar la presencia de la Policía Militar y el institucionalismo riguroso de los secretarios de Defensa y de Marina. Seguramente a los elementos les cayó de novedad el dialogo de frente a modo de monólogo, pues la lealtad y línea de mando de estas instituciones no es de diálogo bilateral, las FAM acatan lo que los altos mandos disponen que es lo mejor para México.

Considero que tomarles en cuenta y hacerles protagonistas a las FAM fue una acción positiva, pues AMLO después de ponerles sobre la mesa algunos asuntos de seguridad nacional como la seguridad alimentaría y energética, para explicar temas estructurales que detonaron la inseguridad, AMLO les pidió su ayuda y les prometió que no hará nada que viole la Constitución, anunciando a la par que se modificará la Constitución para la creación de una Guardia Nacional que aglutine a la policía militar, policía militar y policía federal.

AMLO aseguró que “el soldado es pueblo uniformado” ya que surgió en 1913 de las bases del pueblo y surgió para defender al pueblo, asegurando que el ejercito jamás ha dado un golpe de estado porque es distinto a los ejércitos de otros países del mundo, ya que su valor radica en su disciplina y respeto.

Me parece que el Presidente electo hace hincapié en ello porque en otros países parecería riesgoso conjuntar todas las fuerzas federales de seguridad en una sola, toda vez que la disciplina y adoctrinamiento de militares y marinos ha estado basada en un enfoque “securitista” muy distinto a la visión que ha venido plasmando el gobierno actual. Sin embargo, nuestros hermanos uniformados son hombres y mujeres de Estado que siempre han estado apegados a la lealtad institucional y han antepuesto el bienestar de la nación sobre todo, pues el Ejército y la Marina hoy por hoy son las instituciones más solidas y menos corruptas que existen en este país. AMLO les ofreció conservarles sueldos y rangos a quienes quieran ser parte de la Guardia Nacional en una segunda etapa de inscripción, señalando que deberán respetar todos los protocolos correspondientes a los derechos humanos.

AMLO reconoció y aplaudió la actitud que han demostrado las FAM ante la transición y me parece que se le debe reconocer a él, que mirándoles a los ojos y de frente les pidió que además de la seguridad nacional le ayudarán a actividades de seguridad pública, con todo lo controversial que esto es. El presidente electo quiere aterrizar el concepto de seguridad multidimensional, que poco se entiende y se usa, pero que debe implementarse, pues solo para fines académicos puede separarse la Seguridad Nacional de la Seguridad Interior, la Seguridad Pública y la Seguridad Humana. Pero en la realidad, todos esos conceptos de seguridad conviven en un mismo sistema en el que todos y todas cohabitamos día a día entre amenazas y riesgos. Considero que nos toca abonar desde nuestras funciones a la estrategia que dé como resultado un México más seguro. México necesita una estrategia de paz permanente que mejore la calidad de vida de todas las personas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: