El reto de trabajar en la era digital

Publicado Por

La autora es gerente de Comunicación y Relaciones Públicas de LID Editorial Mexicana.

En el siglo XXI quienes pretendamos permanecer en el mundo laboral y además disfrutar de todas las ventajas de la tecnología, debemos de estar al tanto de la infinidad de posibilidades que el mundo digital nos ofrece.En los últimos veinte años el uso de Internet ha cambiado sustancialmente nuestras vidas y ha acelerado el desarrollo de la humanidad en campos tan estratégicos como  los negocios, la industria, los transportes, la educación y la medicina. Ahora en el 2017, con el crecimiento acelerado del Internet de las cosas (Internet of Everything IoE), el impacto será mucho mayor. Esto es en la interconexión de los dispositivos que utilizamos diariamente; créase o no,  en algún momento habrá más conexiones entre estos que entre las personas. En este nuevo Internet se conectan cuatro piezas: cosas, datos, procesos y personas. Su combinación será la base para la gestión gubernamental y empresarial en un futuro cercano.

En el libro Trabajar en la era digital, publicado por LID Editorial, el prologuista José Manuel Petisco, Director General de Cisco en España afirma que “La digitalización de la economía y la capacidad de innovación  están estrechamente ligados al IoE, basado en la convergencia de redes, aplicaciones y múltiples conexiones que generan un nuevo modelo productivo capaz de garantizar la sostenibilidad económica, social y medioambiental”. Luis Lombardero, autor del libro, explica que la evolución tecnológica ya está impactando en la economía real, en las empresas y en el empleo.

Se requiere incluir cambios relevantes en el área de Recursos Humanos con el fin de desarrollar una cultura digital en los colaboradores. Las ocupaciones se pueden desempeñar si se tienen las competencias necesarias y el mundo hoy requiere de la mejora del talento digital. Si los trabajadores adaptamos nuestra formación a los requerimientos de las nuevas necesidades técnicas podremos desempeñar labores que hoy en día todavía no tienen nombre.

Las tecnologías emergentes de la economía digital, como IoE o las ciudades inteligentes, ofrecen un gran número de nuevas oportunidades que pueden aplicarse a todos los sectores, desde el mobiliario, la gestión de flotas, el transporte, los coches conectados, el control energético, la logística, las viviendas, los electrodomésticos, la sanidad, la agricultura, o el entretenimiento.

Dentro de las empresas, los colaboradores deberán de desarrollar una mentalidad nueva enfocada en estas tecnologías, capacitarse para trabajar en equipos multidisciplinares, que trabajen en espacios abiertos y de forma flexible para que sea corto el tiempo entre que una idea surge y se ejecuta.

Es conveniente que  los directivos  conozcan todas las posibilidades de innovación de manera que puedan desarrollar nuevas estrategias y modelos de negocio acordes al mundo globalizado y ampliamente digital.

Existen veinte competencias necesarias para trabajar en la era digital, según Lombardero. La buena noticia es que no necesitamos ser millenials  para desarrollarlas sino que pueden aprenderse. Estas habilidades se agrupan en torno a la gestión de empresas digitales, las competencias tecnológicas y de innovación digital, las competencias relacionadas con el mercado y los clientes globales y las competencias de organización del trabajo y gestión de las personas en ecosistemas digitales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: