Error tras error

Publicado Por

Maestro en Estudios Políticos y Sociales por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Autor de los libros: «2006: El año del complot» y «2012: Reflexiones sobre el proceso electoral», actualmente se desempeña como académico de la FCPyS/UNAM. También es colaborador de la Revista Zócalo y Antena Radio. twitter Twitter

Sin lugar a duda el 2018 no ha sido un buen inicio para Ricardo Anaya, precandidato de la Coalición Por México al Frente, esto derivado de la serie de tropiezos que ha tenido en estos primeros días de enero.

Foto: Facebook Ricardo Anaya, publicada el 26 de marzo del 2017

Esta semana apareció Anaya y su hijo Mateo en una fotografía que el panista difundió el 9 de enero en sus redes sociales y donde manifiesta que decidió llevar a su hijo a la escuela. La cuestión no es esa, en esta etapa electoral es común ver a los políticos más humanizados, por ello será recurrente ver el desfile de hijos, esposas o esposos y las actividades que hacen en sus ratos libres; como salir a pasear, por las compras, etcétera. Esto es parte del juego de las campañas políticas. Pero lo que es interesante de esto es la reacción que tuvo la ciudadanía digital ante el mensaje de Anaya: las Redes Sociales y la llamada Esfera Pública Digital estallaron en el momento que se difundió este mensaje, al grado de generar un hashtag denominado #HazañasDeRicardoAnaya con el claro objetivo de burlarse del panista.

Pero ¿por qué molesto tanto dicho mensaje? Sobre todo si vemos que los distintos políticos hacen gala de las misma estrategia que usa Anaya. La respuesta es sencilla: en noviembre de 2016, el periódico El Universal difundió la noticia de que los hijos y esposa de Ricardo Anaya vivían en una zona lujosa de Atlanta, y que estos acudían a la escuela en este país, lo cual generó muchas sospechas de cómo lograban mantenerse allá y cómo le hacia Anaya también para pagar vuelos redondos cada semana. En su momento, Anaya explicó de dónde salieron los recursos. Pero el punto no es ese, sino la idea que se sembró en el inconsciente socio-digital de los mexicanos, quienes no han olvidado el hecho y por ello los reclamos y las burlas.

Sin embargo, este error no es nuevo en la estrategia de Ricardo Anaya. El primero de ellos fue decidir no hacer campaña durante cinco días, para ser preciso del 30 de diciembre al 2 de enero. Lo cual en una contienda electoral es algo inaudito, de hecho injustificable, ni aunque fueras muy arriba en los sondeos de opinión, podrías darte ese lujo. Porque desaparecer así como así del terreno político es condenarte a las acciones que realicen tus adversarios e inclusive personas ajenas al proceso electoral; quedas tan expuesto que esto puede ser usado por los demás para generar la falsa idea de falta de compromiso, lo cual podría llevarte a un terreno adverso e innecesario.

Otro de los errores que he detectado en la estrategia de Anaya, de estos últimos días, fue precisamente después de su regreso vacacional, y fue difundir una imagen en sus redes sociales el 3 enero donde aparece a las afueras del Museo del Desierto en Coahuila y manifiesta “Falta muy poco para lograr en México el cambio inteligente. Desde el Museo del Desierto de Coahuila lo reafirmo: los dinosaurios estarán en los museos, ya no en el gobierno.” Si me preguntan el mensaje está muy bien hecho, sin embargo esto hubiera sido una gran idea pero existe un pequeño detalle, este mismo mensaje e imagen ya la había difundido casi un año antes, para ser más exactos fue el 26 de marzo de 2017, este error no fue desaprovechado por varios medios de comunicación que inmediatamente difundieron tal pifia.

Para concluir, en tema de elecciones, errores de este tipo son los que en muchas ocasiones pueden ir minando una posible victoria. Ahora, si el PAN y su coalición desea propiciar un cambio en la opinión pública para buscar ser finalista en estas elecciones, entonces es necesario que cuiden hasta el más mínimo detalle, si no tendrán que resignarse nuevamente con una tercera posición en este 2018.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: