Imagen y Comunicación del Gobierno Electo

Publicado Por

Estratega en Protocolo, Relaciones Públicas y Comunicación. Estudió la maestría en Comunicación Social y Política y en los últimos años se ha especializado en la aplicación del Protocolo como herramienta de comunicación en las organizaciones y en los eventos. Profesor y speaker en diversos congresos y foros académicos y empresariales. twitter Twitter facebook Facebook Blog:felipereyesbarragan.blog

El día posterior a las elecciones, los y las ganadoras deben cambiar el chip y dejar atrás la campaña y empezar, ahora sí, con los números y la certeza de saberse ganadores, a planear y presentar la imagen y comunicación del gobierno entrante.

En México y al nivel federal, el margen fue tan amplio en la victoria  que no es necesario plantear estrategias, al menos en el arranque, de implementar un gobierno de coalición, como cuando se dan las votaciones cerradas y se recurre a ella (coalición), para dar certidumbre y a la vez, integrar a las fuerzas políticas en un solo gobierno.

Somos testigos, desde el 2 de julio, de cómo el presidente electo ha empezado a mover las piezas para empezar el proceso de transición y que culminará con su toma de protesta el 1 de diciembre.

Pues bien, todo esto, los pronunciamientos, las reuniones, las declaraciones del futuro gabinete  no son más que acciones que pretenden mostrar y posicionar la imagen y la comunicación que el gobierno tendrá los próximos 6 años. Una premisa fundamental es que esta imagen debe coincidir con la misma que se presentó como parte de la campaña, es decir, si antes de la elección el “candidato” mostraba una imagen, ahora, como funcionario electo, debe mantenerla y en todo caso, reforzarla, aunque es bien sabido que una cosa es lo que se dice en las campañas y otra, a veces distinta, la que se ofrece en los mandatos, derivado de varios aspectos que inciden e influyen.

¿En que debe basarse esta imagen y comunicación?

No es una pregunta fácil de responder, para ello, deben implementarse encuestas, sondeos, focus group, y tomar en cuenta lo que en campaña la gente pedía, así como lo que se comenta en redes sociales y de boca en boca. Es con esa información que los gobernantes deben implementar su marketing político, agregando nuevas cualidades, pero sin renunciar  a la personalidad  y estilo, que en términos reales, fue lo que lo llevo a ganar.

¿Qué pide la ciudadanía?

Basar la comunicación e imagen de un gobierno entrante es un tema complejo, pero detectamos al menos, y en este momento 4 temas fundamentales:

  1. Honestidad y congruencia
  2. Unidad y respeto
  3. Tolerancia y empatía
  4. Cumplimiento de cada una de las promesas emitidas en campaña.

En este punto vale la pena precisar que la imagen de un gobierno, si bien depende del titular o cabeza, la sostiene cada uno de los integrantes del gabinete y de ahí, los demás funcionarios, por ello, es de vital importancia integrarlos en el desarrollo de las estrategias de mkt político, de nada servirá, por ejemplo, que se trabaje sobre el tema de congruencia y honestidad y sea uno de los funcionarios de 2do nivel quien tenga prácticas que contravengan los ejes del gobierno.

Ante las declaraciones de la inminente centralización de las áreas de comunicación  vale la pena señalar que la percepción de un gobierno, sea federal, estatal o municipal, se construye en el día a día con un buen trabajo y con una buena imagen, por lo tanto, se debe pensar en la difusión de los logros, de una manera si,  equilibrada, justa y acorde, sin caer en excesos de información o peor aún, en carecer de ella ¿Cuántas grandes obras o acciones se realizan de forma cotidiana y muchas veces no damos cuenta de ello? La correcta difusión logra el apoyo y la confianza de las y los ciudadanos, y ese activo intangible, confianza, es el que permite que los gobiernos actúen y trabajen de la forma adecuada.

Por último, no caigamos en el error de que lograr una imagen positiva es cuestión de recursos económicos, si bien son necesarios,  la base es un proceso estratégico,  sostenido en el tiempo y que tenga como principios la congruencia y la honestidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: