Inventario de arbolado urbano

Por: Desarrollo Urbano e Industria – GIZ

Un inventario del arbolado confiable y sistematizado permite monitorear la evolución de arbolado de la ciudad en el tiempo, vigilar y proteger el arbolado de malas prácticas, hacer más eficiente los esfuerzos de reforestación y generar políticas públicas focalizadas y de mayor impacto.

En estos días de primavera caminar por la calle puede ayudarnos a recordar varias cosas: lo hermoso que puede resultar el paisaje al encontrarse con las Jacarandas y sus floridos tonos azul violáceo, lo fresco que resulta la sombra de los arboles y la gratitud por estos frondosos entes verdes nos ayudan a paliar con las consecuencias de la contaminación ambiental.

Cabe recordar que los árboles y la vegetación asociada que se encuentra en la ciudad conforman el llamado bosque urbano, del cual sus principales componentes son aquellos elementos que se ubican a lo largo de las banquetas de calles, avenidas y camellones, así como las áreas verdes entre las que destacan parques, jardines, glorietas y otros espacios abiertos con vegetación.

Los beneficios y servicios ambientales que este sistema de vegetación urbana brinda son similares a los de las áreas forestales fuera de las ciudades, resaltando también la importancia social y cultural que representan. Si estos ecosistemas se deterioran, ya sea por presión de crecimiento urbano, por el uso de especies inadecuadas o por mal manejo, también lo hace la calidad de vida de las personas que habitan las ciudades. A fin de cuentas, estamos estrechamente relacionados.

¿Cuáles son algunos de los beneficios de esta vegetación urbana? Son varios los servicios que ofrecen, pero resaltan:

  • Control de la temperatura ya que los árboles enfrían el aire mediante la transpiración; una plantación estratégica puede disminuir la temperatura entre 2° a 8°C (y esto lo agradecemos los peatones al caminar en calles y avenidas)
  • Y no sólo para los que transitamos en el exterior, sino que también reducen el consumo de energía necesaria para enfriamiento de espacios habitables
  • Secuestro de carbono, principal gas de efecto invernadero, ya que se estima que un árbol puede absorber más de 150 kg de CO2 al año
  • Son excelentes filtros de contaminantes urbanos y partículas finas mejorando la calidad del aire.

En México son pocas las entidades federativas que cuentan con una norma para el manejo de áreas verdes urbanas: la Ciudad de México, Jalisco y ahora el Estado de México. Con la publicación de las Normas Técnicas Estatales Ambientales 018[1] y 019[2] en el Estado de México (poda de arbolado urbano y áreas verdes urbanas, respectivamente), surgió la inquietud de hacer un inventario de arbolado urbano en todo el territorio estatal. Pero ¿para qué sirve esto?

Un inventario del arbolado confiable y sistematizado permite monitorear la evolución de arbolado de la ciudad en el tiempo, vigilar y proteger el arbolado de malas prácticas, hacer más eficiente los esfuerzos de reforestación y generar políticas públicas focalizadas y de mayor impacto.

En el contexto del trabajo de la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ) en México, hemos podido ayudara a este ejercicio en diferentes ciudades:

En Guadalajara, Jalisco, a través del proyecto de Tecnologías para la Información y Comunicación para la Adaptación al Cambio Climático (TIC-A) se desarrolló una aplicación digital (El Internet de los Árboles)[3] que permite a los ciudadanos recolectar información sobre el estado del arbolado urbano. Esto complementa el trabajo de campo que el municipio realiz´d en la ciudad y actualmente cuentan con un mapa digital del arbolado en todo el territorio[4]. El enfoque es la planeación municipal, con vistas a una escala metropolitana.

En Mérida, Yucatán, a través del Programa Protección del Clima en la Política Urbana de México (CiClim), se ha trabajado en proyectos de infraestructura verde que tienen estrecha relación con el inventario de arbolado urbano [5]. El municipio llevó a cabo una evaluación y diagnóstico de la estructura del arbolado, así como de su función y valor en la ciudad a través de un muestreo para el inventario forestal, utilizando la herramienta i-Tree ECO para el análisis de la información. Esto dio lugar al Plan de infraestructura Verde de Mérida, que es parte de la planeación estratégica de desarrollo municipal.

Y en el Estado de México, el Programa de Gestión Ambiental Urbana e Industrial II (PAGUI II) participa impartiendo el módulo relacionado a Infraestructura Verde dentro de la capacitación anual dada a servidores públicos de los municipios de la entidad y participa en el grupo de trabajo interinstitucional para estructurar el proyecto de levantamiento de arbolado en los municipios urbanos de la entidad. Aquí se desarrolla un programa secuencial: conformación de personal técnico para efectuar los levantamientos, prueba piloto y la capacitación en el uso de herramienta i-Tree ECO que ya cuenta con la adaptación de especies de árboles mexicanos.

Actualmente se ha realizado la prueba piloto de levantamiento de información física de los árboles en el Parque Metropolitano Bicentenario de la ciudad de Metepec. Para ello se contó con personal a cargo del mismo Parque y también de jóvenes de universidades locales.

Al final del levantamiento, este inventario se estará poniendo en plataforma de sistema de información geográfica (SIG), para que pueda ser usada como herramienta de toma de decisiones en política pública en toda la entidad.

De esta manera se sabrá si es necesario hacer un recambio del tipo de especies arbóreas según su ubicación, si se necesitan recursos para el cuidado fitosanitario, dónde se requiere aumentar el número de árboles, hacer un presupuesto con base a prioridades a partir de un programa de acción estratégico en la materia.

Son tres ejemplos de procesos probados, con modelos de implementación diferentes, que permitirán mejorar la calidad de vida de los habitantes aprovechando los servicios ecosistémicos que estos bosques urbanos ofrecen.

¿Y cómo se relaciona esto con la contribución a un desarrollo sustentable? Pues los árboles urbanos también contribuyen al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible ya que están relacionados con la sostenibilidad urbana: ODS 11 Ciudades y comunidades sostenibles ya que la calidad de vida de la población está en función directa de las áreas verdes, ODS 13 Acción por el clima puesto que los árboles capturan el CO2 emitido por actividades antropogénicas y el ODS 17 Alianzas para el logro de objetivos, ya que estas medidas requieren de la participación de diferentes instituciones y órdenes de gobierno.

[1] https://legislacion.edomex.gob.mx/sites/legislacion.edomex.gob.mx/files/files/pdf/gct/2018/feb071.pdf

[2] https://legislacion.edomex.gob.mx/sites/legislacion.edomex.gob.mx/files/files/pdf/gct/2017/jul211.pdf

[3] https://tica.guadalajara.gob.mx/

[4] https://guadalajara.gob.mx/comunicados/gobierno-guadalajara-anuncia-primer-acercamiento-un-censo-real-arbolado-ciudad

[5] http://www.merida.gob.mx/municipio/sitiosphp/sustentable/contenidos/doc/inventario_arbolado_merida.pdf

One Response

  1. Verónica Medina Gómez 15 mayo, 2019

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: