Seguir viendo

¿Ley de seguridad interior?

Las fuerzas armadas gozarán de forma autónoma de la capacidad legal y a criterio discrecional para la coacción con el fin de controlar, repeler o neutralizar actos de resistencia.

El viernes 15 de diciembre se aprobó el dictamen para la ley de seguridad interior que, entre sus atribuciones, faculta a la figura del legislativo federal para enviar tropas militares a controlar afectaciones a la seguridad, lo que incluye toma de acciones ante la comisión de un delito y el resguardo el sitio donde este ocurra.

Esto significa que las fuerzas armadas gozarán de forma autónoma de la capacidad legal y a criterio discrecional para la coacción con el fin de controlar, repeler o neutralizar actos de resistencia.

Tal pareciera que con estas medidas se formaliza un gobierno feudal, o se establecen los primeros pasos para una dictadura, veamos por qué:

1.- Históricamente cuando el ejército nacional se ha establecido por tiempo indefinido en zonas vulnerables o cuando ha intervenido para contrarrestar lo que pudieran ser afectaciones a la seguridad, como en la guerra contra el narcotráfico, o en contra de protestas civiles, han ocurrido actos discrecionales violatorios de los derechos humanos como violaciones a mujeres, asesinatos de civiles, incremento de la violencia y el miedo en las localidades de establecimiento.

2.- El artículo 6 de esta ley, bajo la justificante de identificar de manera preventiva aquellos posibles riesgos en materia de seguridad, abre camino a que la armada al realizar tareas de inteligencia y recolección de información, pueda utilizar herramientas de espionaje sobre todos los civiles en México.

3.- La nueva ley de seguridad interior es deficiente en su contenido, utiliza conceptos ambiguos, sin esclarecer procedimientos ni temporalidad, lo que posibilita el uso extensivo, discrecional, arbitrario y coercitivo de la fuerza, sin control, subordinación u obligación de rendición de cuentas.

4.- Al aprobar esta ley, no se consideró ningún argumento ni recomendación de más de 240 instituciones y más de 200 expertos y académicos, entre estos CNDH, ONU, Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA MN), Corresponsabilidad Social Mexicana, A.C., Defensa Estratégica en Derechos Humanos, A.C. (CDEDH AC), Desaparecidos Justicia, A.C., Deudos y Defensores por la Dignidad de Nuestros Desaparecidos, Échale a Tu Casa, Educación y Ciudadanía, A.C (Educiac).

5.- Estos actos representan un retroceso en materia de derechos humanos, transparencia y democracia, pues no se contempla a la sociedad civil, ni a los ciudadanos, ni a los expertos, refleja evidencia de la expresión de Gamboa Patrón, el pueblo no manda aquí, la decisión la toman 128 senadores.

Con 71 votos de las facciones políticas del PRI, PAN, PVEM, se impuso a casi 120 millones de personas, hombres, mujeres, niños y adultos, una ley que pone en riesgo el resguardo, la vida personal y la integridad.

One Response

  1. Colín Diaz Jesús Salvador 18 diciembre, 2017

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: