Seguir viendo

No se les olvide la transparencia

La transparencia no es un favor que nos hagan los gobernantes, ni algo de lo que se deban sentir orgullosos; por el contrario, vergüenza es lo que deberían sentir porque no han sido capaces de rendir cuentas claras al pueblo ni con una ley, que hoy, no sólo los obliga, sino que puede castigarlos si no lo hacen.

Cansa hablar de lo mismo, pero seguimos hablando de ello porque, al menos en este tema, los gobiernos municipales, estatales y el federal tienen asignatura pendiente. No es cosa del otro mundo, no le estoy pidiendo al alcalde que me diga en qué se gasta su sueldo – que incluso debería, pues su salario sale del pueblo, y por lo tanto son recursos públicos – lo que sí quiero que diga cada uno es en concreto a qué se destina cada peso.

Es lamentable cómo hacen uso de “reservar información” cierto tiempo, para no tener observaciones o poderse salir con la suya. Pero es un derecho que tiene el ciudadano de que pueda conocer a fondo cómo se está gobernando y en qué se ha destinado cada centavo del presupuesto.

A los y las presidentes municipales se les olvida que se deben al pueblo y que tienen que rendir cuentas. Lamentablemente reducen la transparencia a rendir un informe de gobierno, que suena más a informe mesiánico que a un trabajo del que no debiéramos sentirnos favorecidos, sino correspondidos.

La transparencia debiera caminar a saber los gastos de la “caja chica” que tiene el o la presidente, en cuánta gasolina utilizó hoy, cuántas cuentas de restaurantes pagó, en cuántas colegiaturas paga de sus hijos con los recursos públicos…etc.

Lo peor es cuando los gobiernos dicen cumplir con la transparencia con sólo publicar en su sitio web la cuenta pública, o el ejercicio del primer trimestre en los periódicos a los que les compra varias planas nada baratas para montar su “transparencia”.

Por eso aún estamos muy lejos de tener gobiernos ciudadanos, gobiernos claros, transparentes, que no sientan que le hacen un favor a la ciudadanía, pues con el favor del voto están obligados a corresponder.

*Las opiniones aquí emitidas son responsabilidad únicamente del autor del texto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: