Perspectivas de inversión en las rondas mexicanas de petróleo y gas para las empresas nacionales e internacionales y su desarrollo a futuro

Publicado Por

Es una agrupación de directivos enfocados al desarrollo de negocios en el nuevo sector energía. Son el No. 1 en vinculaciones administradas y productivas para generar negocios; agrupación en donde se conectan, identifican y se generan las oportunidades de nuevos negocios en el cambiante sector energético. Enfocados específicamente a la sinergia.

Por Graciela Álvarez

El potencial de la inversión económica en el sector hidrocarburos está a punto de obtener máximos históricos, pues se prevé que 2023 sea el año de mayor inversión

Hasta la fecha en la Reforma Energética de México, se han llevado a cabo 14 procesos de licitación, en los que han participado 70 empresas de diversas nacionalidades y se han adjudicado más de 100 contratos. Lo anterior trae consigo la detonación de la inversión económica, pues se trata de un mercado donde las inversiones de capital son por montos muy altos.

Inversión estimada de contratos de E&E 2015-2025

En una prospección a 10 años, se espera que las inversiones lleguen a aproximadamente 153 mil  millones de dólares, aunque muy probablemente ese monto sea superado, pues a tan sólo 3 años de la implementación de la Reforma Energética, las inversiones mediante contratos que ya se firmaron superan los 82,327 millones de dólares, en proyectos de exploración y extracción de hidrocarburos así como gasoductos y energía limpia[1].

La mayor parte de la inversión se encuentra concentrada en aguas profundas, toda vez que se trata de un ámbito que requiere el uso de infraestructura de grandes dimensiones, tecnología de punta, personal y equipo especializado y sistemas de seguridad avanzados.

Actualmente hay 37 contratos de exploración y extracción en aguas profundas, 8 correspondientes a la Ronda 1.4 y 29 a la Ronda 2.4, en donde participan empresas de carácter multinacional, con amplia experiencia derivada de sus operaciones en diversos países.

Cabe destacar también que en el caso de México se trata de un área de incursión novedosa, pues hasta antes de la Reforma Energética, la exploración y explotación de yacimientos en aguas profundas no se había realizado.

El potencial de la inversión económica en el sector hidrocarburos está a punto de obtener máximos históricos, pues se prevé que 2023 sea el año de mayor inversión, lo que corresponderá con que para ese año, la mayor parte de los proyectos de exploración y extracción estarán ya en su etapa de desarrollo.

Inversión en otras actividades estratégicas: Almacenamiento y Ductos

Graciela Álvarez

Por otro lado, es importante destacar que las inversiones en Upstream (exploración y extracción) traen aparejada una derrama económica en todos los sectores que forman parte de la cadena de valor, por ejemplo ductos o almacenamiento, dos actividades que se destacan como estratégicas y que despiertan el interés de los inversionistas.

¿Cómo hacer a México un país atractivo para la inversión? = adopción de mejores prácticas internacionales para hacerlo competitivo

La atracción de la inversión representa el mejor indicador para hablar del éxito de la Reforma Energética, pero esto implica que México debe adoptar las mejores prácticas internacionales a fin de mantenerse como un actor competitivo en un contexto mundial que exige condiciones atractivas para los inversionistas.

En este sentido, la regulación en materia de seguridad industrial, seguridad operativa y protección ambiental desempeña un papel de primordial importancia para generar una industria de hidrocarburos segura y limpia.

Para ello, los órganos reguladores de México han desarrollado una regulación que busca generar los más altos estándares de seguridad, a fin de los que los contratos de exploración y extracción se desarrollen sin contratiempos y se evite al máximo la ocurrencia de siniestros, que además de las consecuencias que pueden tener en terceros, generalmente implica un desembolso económico importante para la empresa, además de las consecuencias indirectas que pueden presentarse, tales como: pérdida de productividad, incumplimiento de obligaciones legales, demandas,

Por lo anterior, si nos preguntamos de qué depende que las inversiones comprometidas se materialicen y sigan desarrollándose, debemos decir que México requiere demostrar día a día que es un país competitivo que puede garantizar el desarrollo de una industria de los hidrocarburos limpia y segura, que cuenta con gente capacitada y que todo ello se traducirá en negocios rentables para los inversionistas.

[1] https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Reforma-energetica-atrae-100000-mdd-en-inversion-20180109-0065.html

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: