Saneamiento de un río urbano: GIZ y la ciudad de Puebla, un caso relevante de cooperación

En México, desafortunadamente, la mayoría de sus principales ríos están en un grado de contaminación preocupante, que limita y afecta las actividades productivas, así como la calidad de vida de la población vecina.

Por: Desarrollo Urbano e Industria GIZ

A través de la historia, la mayoría de las grandes ciudades han tenido una relación directa con los grandes cuerpos de agua superficiales. Estos ríos han provisto de grandes servicios económicos, divertimento y cultura para el desarrollo de estas urbes, siendo en muchos casos el bastión y motor del desarrollo; lamentablemente, en la mayoría de los casos, se convirtieron en las grandes cloacas del desarrollo urbano.

El desarrollo urbano de una ciudad sustentable no puede apreciarse solo desde el punto de la provisión de infraestructura y de una economía sustentable, hay que incluir los servicios ecosistémicos y de recurso que proveen las áreas naturales dentro del área urbana. Por lo que hoy las ciudades modelo, Hamburgo, Londres, Praga, Viena, Minamata, que han entendido el concepto de sustentabilidad urbana lo consideran como líneas de acción prioritaria

En México, desafortunadamente, la mayoría de sus principales ríos están en un grado de contaminación preocupante, que limita y afecta las actividades productivas, así como la calidad de vida de la población vecina.

En Puebla, la cuenca del Atoyac ha sido contaminada durante varias décadas por descargas municipales y de la manufactura de la región (Automotriz, metalmecánica, química, textil, principalmente) sin o con tratamiento deficiente; generado un gran deterioro de los ecosistemas y afectaciones a la salud de la población generando presión por parte de la sociedad civil y de instancias nacionales:

  • Declaración en la región sobre condiciones especiales de descarga por Comisión Nacional del Agua, CONAGUA 2011.
  • Recomendaciones por parte de Procuraduría Federal de Protección al Ambiente a autoridades municipales Puebla-Tlaxcala. PROFEPA, 2015
  • La Comisión Nacional de los Derechos Humanos atiende denuncias ciudadanas y emite recomendaciones de actuación, a autoridades competentes y empresas involucradas, en el ámbito de su competencia

Gobiernos locales comenzaron a emprender acciones para atender dicha problemática, entre ellos el Municipio de Puebla tomó el liderazgo y ha promovido la coordinación metropolitana. En 2015, la Secretaria de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad comenzó los acercamientos para gestionar apoyo técnico a la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ, por sus siglas en alemán) para algunas iniciativas en pro del saneamiento.

El Municipio Poblano impulsó la creación de Comité ¡Vive Atoyac! Una instancia multisectorial e institucional que trascienda administraciones públicas y que da espacio de participación a todos los involucrados con el rescate del río Atoyac.

GIZ es parte de este comité a través del Programa Gestión Ambiental Urbano e Industrial y aportó estudios técnicos, normativos y la experiencia de una innovadora herramienta para la gestión de proyectos de colaboración Capacity Works en la conformación del Plan Rector para el Saneamiento del Río Atoyac.

Es así como el Programa Gestión Ambiental Urbana e Industrial define a Puebla como una de las ciudades mexicanas para colaborar estratégicamente para que ciudades y empresas impulsan el consumo y la producción de bienes y servicios sustentables a través de una gestión ambiental mejorada con un enfoque integrado y de gobernanza ambiental.

Un planteamiento de trabajo con diferentes actores estratégicos y con un objetivo superior de focalizar las acciones de cooperación deberán de incidir en el saneamiento del río. Fue así como se organizó la siguiente forma de trabajo implementada por GIZ en colaboración con diferentes instituciones interesadas y estratégicas en Puebla.

Para fortalecer las capacidades institucionales a nivel local, en materia de operación de plantas de tratamiento de aguas residuales se implementó un esquema de “vecindades” donde técnicos y especialistas comparten y difunden sus experiencia y buenas prácticas sobre el tratamiento de aguas residuales.

En el Centro Municipal Vive Atoyac, ahora Centro Municipal Hídrico se llevaron a cabo una serie de capacitaciones de sobre metodología y herramientas de sensibilización y socialización sobre importancia y relevancia del cuidado y limpieza del medio ambiente con un enfoque especial en el recurso hídrico.

Reconociendo los beneficios que aporta la herramienta Capacity Works en la gestión de proyectos de cooperación funcionarios municipales y estatales conocieron y practicaron los 5 factores de éxito y sus potenciales de aplicación de la herramienta.

Las compras públicas sustentables como una herramienta que apoya una política pública (saneamiento de un río) marcó resultados relevantes que quedaron plasmados en reformas al código reglamentario municipal (COREMUN) que prohíbe la compra de utensilios desechables en el ayuntamiento y hace coherente el discurso con el actuar de los funcionarios municipales.

De igual manera, los resultados del estudio técnico sobre Organismos Descentralizados de gestión de agua aportaron modificaciones al COREMUN en materia de Organismos descentralizados, dicho resultado apoyará a las autoridades municipales a gestionar el 40% del territorio (juntas auxiliares) que operaría mejor bajo esta modalidad.

Otro esquema innovador fue el intercambio de experiencias y funcionarios entre especialistas de ciudades que sucedió bajo un esquema de cooperación con Hamburgo. Otra actividad relevante fue la sensibilización a periodistas sobre como comunicar aspectos ambientales.

Con un enfoque estratégico se plateó un taller sobre modelos de saneamiento de ríos a nivel internacional, que sirvió para la reflexión y el planteamiento de ideas para el desarrollo de un documento base para la recuperación de la cuenca del Atoyac.

De igual manera, se plantearon una serie de capacitaciones para basada en la herramienta Climate-Expert para desarrollar una propuesta base para el desarrollo de la Estrategia de Resiliencia en la zona Metropolitana de Puebla ante eventos naturales. También a nivel metropolitano se realizaron trabajos para identificar que instrumento de promoción económica proponen criterios de protección ambiental y bienestar social para un replanteamiento de desarrollo económico sustentable.

El trabajo con sector privado fue importante en esta constelación de trabajo, bajo un esquema de producción sustentable se platearon una serie de capacitaciones para empresas de Canacintra Puebla para implementar el concepto de Eco-Innovación, focalizando la relevancia de uso eficiente y calidad del agua.

En Puebla se desarrolló una alianza estratégica con el sector privado alemán (EVONIK) para valorar alternativas innovadoras de tratamiento de aguas residuales industriales. El proceso de oxidación avanzada puede ser una alternativa viable para ciertas descargas de aguas industriales con altas concentraciones de contaminación.

Para complementar el trabajo de cooperación con enfoque de gobernanza ambiental y como factor importante para dar visibilidad a esta problemática; fue el trabajo de y con la sociedad civil organizada, con quien se plantearon y ejecutaron actividades en conjunto buscando el posicionamiento del dialogo e iniciativas ciudadanas de quienes se ven directamente afectados: los habitantes poblanos; los cuales, albergan con esperanza contar con un río sano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: