Tras las elecciones, la comunicación

Publicado Por

Estratega en Protocolo, Relaciones Públicas y Comunicación. Estudió la maestría en Comunicación Social y Política y en los últimos años se ha especializado en la aplicación del Protocolo como herramienta de comunicación en las organizaciones y en los eventos. Profesor y speaker en diversos congresos y foros académicos y empresariales. twitter Twitter facebook Facebook Blog:felipereyesbarragan.blog

El entendimiento de las plataformas digitales, así como las audiencias en los canales tradicionales y 3.0 serán fundamentales para los nuevos alcaldes, gobernadores,  congresistas y  presidente.

Hemos vivido en México los últimos meses, de un proceso electoral, que aunque se ha dividido en varias etapas,   intercampañas, pre campañas y campaña, que ha resultado  pesado y sobretodo, atiborrado de información, real y falsa, las fake news.4

A escasos días de que termine el periodo oficial de campañas y entremos en una pausa de reflexión previa al  1 de julio,  debemos tener en claro que el reto de los que ganen y asuman los puestos de elección popular apenas comienza y no será cosa fácil.

Seguramente la semana de 2 al 8 de julio veremos discursos de júbilo, de reclamo, de dudas, de incertidumbre, de felicidad y alegría, otra vez estaremos expuestos a un mar de opiniones y percepciones que pueden derivar en un inicio errático de las nuevas administraciones que irán tomando posesión a partir el mes de septiembre y así hasta que los nuevos gobiernos locales, estatales y federales tomen su lugar.

Independiente del resultado que tengamos en México la noche del 1 de julio, las y los nuevos titulares se enfrentaran a un país ávido de resultados, de acciones y sobre todo, de certezas.

Atrás quedaron los tiempos en que se podía gobernar desde los medios tradicionales y con discursos genéricos, ahora, el mantenerse pasivo ante una situación  genera resultados y percepciones que pueden debilitar y tumbar, en casos concretos, gobiernos y funcionarios.

Vamos en camino a una comunicación efectiva, real y empática. Es necesario que quien quede al frente, tenga el perfil y si no, que se apoye de quien si lo tenga, pues  la comunicación, como fondo y forma,  preparación y perfiles preparados y formados para “comunicar  y conectar”.

Habilidades como el análisis de la información, la agilidad en la respuesta, la agudeza mental para enfrentar situaciones de caos, el entendimiento de las plataformas digitales, así como las audiencias en los canales tradicionales y 3.0 serán fundamentales para los nuevos alcaldes, gobernadores,  congresistas y  presidente.

Sea quien sea el ganador, se encontrará con un país fracturado, roto y sobre todo, desesperanzado,  y quien logre abrir el dialogo sin importar colores y pasiones,  regresará a esa comunicación  donde las palabras trasciendan y entonces, generen acciones. Sí, hay que saber comunicar lo bueno pero también lo malo, y no en un ánimo derrotista, sino para buscar que las cosas no pasen tan rápido que de pronto nos olvidemos de ellas.

Bajo esta intención no podemos olvidar la premisa: “La esencia de todo proceso de comunicación es que el ser percibe y es percibido”  por lo tanto, para el  ciudadano, su percepción es  su propia realidad y aunque  el tema de las percepciones, apariencias y creencias es tan amplio como discutible, lo cierto es que en la comunicación social, si, esa que se encarga de generar mensajes y hacerlos aprehensibles para quien los vea, escuche y sienta, la percepción es el punto de partida y de llegada de toda campaña de comunicación y ese es el reto ante el escenario actual, un país dividido y polarizado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: