¿Y la Inteligencia del Estado?

Publicado Por

Es presidenta de la Organización No Gubernamental Y Quién Habla por Mí AC. Estudió ciencia política en el Tecnológico de Monterrey y se ha dedicado al fortalecimiento de políticas públicas, proyectos y legislación en materia de Derechos Humanos, especialmente en temas de seguridad, género y de protección de derechos de niñas, niños y adolescentes. twitter Twitter twitter Twitter

Es prudente hacer una reestructura del CISEN, quizá suene estridente el hablar de “desaparecerlo” porque hay experiencia y procesos ahí dentro que deben rescatarse, pero sí urge consolidar un sistema de inteligencia integral

El término inteligencia se usa, por parte del aparato estatal y de las personas especialistas en la materia, de forma estratégica. Algunas veces ha sido mediáticamente utilizado, lo real es que es un concepto poco entendido y aplicado en el sector público e incomprendido por los gobiernos en América Latina. Pese a los ensayos, investigaciones y análisis multidisciplinarios, no se ha podido dar una definición exacta al concepto de inteligencia estratégica; pero sí se ha acordado a que la misma se refiere a la inteligencia utilizada a más alto nivel.

Actualmente se conoce más el concepto práctico de la inteligencia estratégica, utilizada por políticos, trabajadores del Estado, analistas y profesionales de la inteligencia, para recolectar información que sirva para la toma de decisiones, sobre todo las que atañen a la Seguridad Nacional y también para la producción de contrainteligencia, enfocada en proteger los mecanismos que procuran la información que conforman las fuentes para hacer inteligencia; pero no se ha avanzado en consolidar un sistema real de inteligencia.

En el proceso coyuntural que vivimos en México, escuchamos que en la “palestra” pública solo ha aparecido a modo de propuesta la desaparición del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN); sin decir cómo, ni cuándo y si habría algún sustituto para las funciones de inteligencia que lleva a cabo esta isla de SEGOB. Es evidente que el CISEN ha sido el aparato de inteligencia más estructurado con el que ha contado el Estado Mexicano; sin embargo, para nuestros días y para ser el “servicio” de inteligencia del Estado democrático y garantista en el que trata de convertirse México, ha quedado totalmente rebasado.

Es prudente hacer una reestructura del CISEN, quizá suene estridente el hablar de “desaparecerlo” porque hay experiencia y procesos ahí dentro que deben rescatarse, pero sí urge consolidar un sistema de inteligencia integral que se base no solo en garantizar información que permita la permanencia y seguridad del Estado, sino que procure la transparencia y mantenga la apertura necesaria para consolidar algunos procesos de verdades históricas que en su momento serán necesarias en aras de la justicia y para sanar heridas de este lastimado México.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: