Comisiones ciudadanas y gobierno, un equipo regio

Publicado Por

Fdo LarrazabalMonterrey, NL.- Para Fernando Larrazabal Bretón, presidente municipal de Monterrey, gobernar de la mano con la sociedad civil es fundamental, ya que nadie mejor que los propios ciudadanos, quienes enfrentan a diario los conflictos y situaciones propias de la metrópoli, para apoyar la acción gubernamental a través de la denuncia y la vigilancia.

Fortalecer la creación de empleos, atender la seguridad pública y trabajar en la transparencia y rendición de cuentas son los temas principales de su gestión, la que ejercerá con proyectos de participación ciudadana y comisiones de trabajo. El alcalde tiene muy claro que son tres las principales demandas ciudadanas: la seguridad, la oportunidad de empleo y el buen gobierno en cuanto a la administración y transparencia en la utilización de los recursos y de los programas sociales, afirma, en entrevista con Alcaldes de México,

VOZ Y VOTO

De acuerdo con el alcalde, otra de las principales metas de este gobierno es abrir las puertas para que los ciudadanos tengan voz y voto en las principales acciones que se emprendan a lo largo de la administración. Lo anterior, ya que considera que si un gobierno es rico en cuanto a la participación ciudadana, quiere decir que la administración ha llevado a cabo acciones que han generado, a su vez, mayor confianza e interés de las personas para trabajar junto a las autoridades en la atención de los distintos retos que presenta la ciudad.

El gobierno municipal de Monterrey ha aplicado un esquema de comisiones ciudadanas para incluir a la sociedad civil en la atención de distintos temas. Por ejemplo, se conformó una de ellas en materia de tránsito, que sustituyó a una secretaría dministrativa. Así, un área tan cuestionada en el pasado por la corrupción, hoy es dirigida por una comisión.

Existen otras comisiones ciudadanas en seguridad pública, desarrollo urbano y vigilancia en la venta de bebidas alcohólicas; también hay una denominada “del usuario simulado”, que se enfoca a acciones de contraloría, y habrá una cuya encomienda será dar seguimiento y evaluar cada uno de los compromisos que hizo Larrazabal, tanto durante su campaña electoral como en el Plan de Desarrollo Municipal.

Asimismo, se ha impulsado la participación de comités vecinales en las poco más de mil colonias que tiene la capital regiomontana, para atender aspectos de servicios públicos y seguridad,entre otros.

¿Actualmente hay un vínculo suficientemente fuerte con los ciudadanos, por parte de los alcaldes, para atender las demandas de la población?

Manos a la obraEntre más participación de un ciudadano tenga un gobierno, más posibilidades tiene éste de ser eficiente en las diferentes áreas que le competen, así como en los servicios que debe de brindar.

Así, a través de las comisiones ciudadanas abrimos la administración a las cámaras formalmente establecidas, así como a los organismos intermedios y a las universidades, además de los comités por colonia.

¿El interés en estos temas significa un voto de confianza de la ciudadanía?

Sí, y me queda claro que para generar participación ciudadana, primero necesitamos producir acciones de gobierno que den confianza.

En el tema de seguridad pública, el compromiso de Larrazabal consiste en reducir la incidencia de los delitos del fuero común hasta en 25 por ciento en los próximos meses. Lo anterior a través de un programa de la Secretaría de Seguridad Pública municipal —la cual tiene 313 colonias bajo su custodia— y en coordinación con la policía estatal, que es la encargada de atender la seguridad de 70 por ciento de las colonias restantes.

El alcalde detalla que, tras realizar un diagnóstico para determinar las necesidades que tiene la dependencia municipal, se concluyó que para tener mejor cobertura se requieren 226 policías adicionales a los 722 elementos con que actualmente cuenta el ayuntamiento, y también se detectaron necesidades de equipo, patrullas y armamento, entre otras carencias.

¿Puede tenerse un mejor resultado en el combate a la inseguridad con este tipo de participación ciudadana?

Sin duda, la intención es que la policía trabaje de manera coordinada con los comités de seguridad de cada colonia, para que los operativos se hagan con base en las necesidades que tienen los vecinos, y que no sean operativos diseñados desde una oficina al criterio de la misma policía.

En este caso, por un lado estamos equipando a los cuerpos policiacos, y por el otro estamos juntando esfuerzos con los comités ciudadanos para obtener mejores resultados.

En el tema laboral, Larrazabal destaca la importancia de impulsar la actividad productiva y la inversión en la ciudad para crear fuentes de trabajo, además de apoyar a grupos vulnerables y facilitar el acceso a los programas sociales del gobierno federal.

¿Cuál es su estrategia en materia de empleo?

MonterreyAl gobierno municipal le queda muy claro que tenemos que ser facilitadores para liberar los permisos o trámites que se tengan que hacer para instalar un negocio.

A inicios de este año, en el área de Desarrollo Urbano —la principal receptora de trámites— se instituyó el programa de “afirmativa ficta”, por el que se establece el compromiso de que cualquier solicitud que se presente de manera formal, con todos los documentos que dicta la Ley de Desarrollo Urbano para obtener un permiso de uso de suelo o construcción, deberá ser contestada por el gobierno de Monterrey en un periodo máximo de 30 días hábiles, respuesta que debe ser documentada y por escrito. De no ser así, el permiso sale en automático como “afirmativa ficta”, y la titular del área será despedida y removida de su cargo.

El municipio también ha puesto en marcha un programa de empleo de medio turno en el sector público para jóvenes universitarios de escasos recursos, así como una iniciativa similar para adultos mayores.

EXPERIENCIA COMO AVAL

La gestión municipal no es un tema nuevo para Larrazabal Bretón, quien fungió como alcalde de San Nicolás de los Garza en el periodo 2000-2003. Por ello, reconoce la importancia de tomar las experiencias pasadas, renovarlas y aplicarlas en beneficio de la ciudadanía. Tal es el caso de la transparencia y eficiencia administrativa, a las que considera el tercer pilar de su gestión. En este tema, por ejemplo, el presidente municipal retomó la iniciativa del Centro Integral de Atención Ciudadana (CIAC), que se implementó en San Nicolás, e incluso, obtuvo un reconocimiento a nivel nacional.

Se trata de un software en el que se concentran todas las peticiones ciudadanas, se les asigna un folio y un compromiso por escrito del cumplimiento, además de los días en los cuales esa petición deberá tener una respuesta también por escrito o la solución al problema que plantea.

Otras medidas son el llamado “miércoles ciudadano” y la aplicación de otros mecanismos en contraloría.

Aunque no existe la reelección municipal como tal, ¿su gobierno en Monterrey podría considerarse como un tipo de reelección?

El ser alcalde de Monterrey lo tomo como que fui reelecto como presidente municipal de una ciudad metropolitana de Nuevo León. El haber sido alcalde de San Nicolás permitió que los ciudadanos me conocieran y me pudieran evaluar, y que en las pasadas elecciones ellos tuvieran un juicio de valor para emitir su voto.

No sólo nos da satisfacción y gusto haber ganado, sino también un compromiso doble, porque en Monterrey la gente tiene una gran expectativa y confianza en el gobierno, lo que debemos retribuir con acciones claras de gobierno.

¿Cuál es el reto de encabezar una ciudad tan grande, y que a su vez está relacionada con distintos municipios?

Para tener un buen trabajo metropolitano se necesita que exista una buena coordinación, para lo que se requiere de una comunicación óptima con el gobierno del estado y con los demás alcaldes metropolitanos. Yo la he tenido, y eso me va a garantizar tener una coordinación que se va a reflejar en acciones de gobierno, con las que tanto estados como municipios vamos a dar mejores resultados en esta zona metropolitana.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: