Continuidad de proyectos eficientes

La nueva alcaldesa busca dar solución a los problemas que aquejan en la demarcación, al mismo tiempo que retoma los planes y estrategias que han funcionado de la administración pasada, además de replicar prácticas del Gobierno Federal

FOTO: Rosalía Morales

Tlalpan, Ciudad de México.- Patricia Elena Aceves Pastrana, primera mujer al frente de la naciente alcaldía de Tlalpan fue también la última persona encargada de la delegación, una vez que Claudia Sheinbaum dejara el cargo para estar en campaña por la jefatura de gobierno de la Ciudad de México. A decir de la actual alcaldesa, el reto de la transición fue uno de los más grandes por todo lo que implicaba, ya que se trató de un cambio de fondo.

Pasar de delegación a alcaldía implicó una reestructuración de los mecanismos internos, las estructuras fueron las primeras en ser atendidas para estar acorde con lo que marca la Constitución. El marco legal en el que se encuentra la conformación de las alcaldías dicta que se creen dependencias consideradas imponderables para las 16 existentes, dentro de las que se encuentra una dedicada a la equidad de género y protección de la mujer.

Patricia Elena Aceves Pastrana

“Entre las nuevas estructuras gubernamentales que se tenían que instaurar, está la de género, al igual que otras más como la de planeación, a las que se les tuvo que destinar recursos monetarios y personal”, situación diferente a la que vivieron otras dependencias que se mantuvieran y en las que el cambio incluyó una adecuación de los procesos internos.

“La Constitución marca que teníamos que formar una instancia, por lo que se creó la Dirección de Equidad de Género, que hace talleres y actividades, a la vez que recibe a mujeres violentadas, se les asesora legalmente y apoya con terapias psicológicas, por mencionar algunas acciones, para aminorar el impacto que sufren al padecer actos violentos como los que vivieron.”

Al cambiar los manuales de procedimientos dentro de la alcaldía y en cada dependencia, otro de los trabajos que, a decir de la alcaldesa, requirió esfuerzos extra, fue hacerlo del conocimiento de todo el personal. Otra de las características que se añadieron a la estructura de la alcaldía fueron los concejales, que en el caso de Tlalpan son 10, que a su vez integran el consejo con funciones y atribuciones específicas. Sin embargo, para estas nuevas figuras no queda del todo claro ciertos aspectos de sus trabajos a realizar. “En realidad es un problema que radica en que muchas leyes se quedaron cortas y faltan otras tantas por hacerse, es una realidad que hay un pequeño vacío legislativo”, comenta. En ese sentido, asegura que se hace un esfuerzo de divulgación con los ciudadanos y de capacitación con los trabajadores para hacer del conocimiento general las nuevas atribuciones de la alcaldía. “Tanto ciudadanos como algunos trabajadores no tienen del todo claro las diferencias de lo que antes era la delegación y en lo que se convirtió, muchos piensan que el cambio fue solo de nombre y no en su actuar.”

Sostiene que la intención del gobierno local es combatir la pobreza y apoyar a las personas necesitadas. De acuerdo con la alcaldesa, 38 por ciento del presupuesto ha sido destinado a obras públicas en las zonas más necesitadas, “porque se tienen que mejorar las condiciones en las que viven muchas personas en las zonas rurales, hay que recordar que Tlalpan fue abandonada por mucho tiempo, y aunque en el periodo pasado se hicieron esfuerzos, falta mucho trabajo para que esas condiciones de abandono sean dejadas atrás”.

También, es en Tlalpan donde está la historia de los nueve pueblos originarios de la Ciudad de México. “La cultura Cuicuilca es de gran importancia y fue abandonada, nosotros estamos trabajando para impulsar de nuevo a los pueblos de la región con programas sociales y con proyectos de impulso agrario, agropecuario y al campo en general.”

En materia de seguridad, asegura, el clima de violencia que dejaron las administraciones de la ciudad y del Gobierno Federal pasados es muy fuerte y la única manera de contrarrestarlo es con trabajo duro. “Para mejorar la seguridad en la alcaldía, igual que el Presidente de la nación, nos reunimos con el Gabinete de Seguridad todos los días a las ocho de la mañana. Participan la Policía Preventiva, la Policía Federal, la de Investigación, el Fiscal, jueces y el Director de Seguridad de la alcaldía, así como representantes del gobierno de la ciudad y del Federal”.

Asimismo, se creó un programa llamado Jóvenes Motivando Vialidad, en el que los participantes apoyan en la educación vial e incentivando a quienes transitan por las calles y avenidas de la zona para tener un mejor trato y respetar las indicaciones de tránsito.

“La delincuencia y la violencia son una tarea difícil. Tenemos que trabajar muchísimo de la mano con la ciudadanía para empoderarlos y cuidarnos entre todos, denunciando y vigilando”.

Un problema que aqueja especialmente en Tlalpan son las inundaciones, y para ello se han tomado medidas, tales como realizar un proyecto para captar el agua y evitar lo más posible las inundaciones que se dan en muchas avenidas, en coordinación con el Gobierno de la Ciudad de México y el Servicio de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex). También se trabaja en proyectos como obras hidráulicas en la carretera Picacho- Ajusco. Es en las vías secundarias donde estamos con un proyecto de 17 sumideros para aminorar el impacto del agua en las calles”, puntualiza.

Comenta también que trabaja en la preservación de las áreas verdes y boscosas de Tlalpan, “en coordinación con el gobierno de la ciudad y el Federal para tomar acciones en el cuidado y reforestación de las zonas verdes, ya que estas tierras son el suministro principal de agua de la ciudad. Es en el Bosque de Tlalpan donde parte de los mantos acuíferos se reestablecen y es también uno de los pulmones de la Ciudad de México, si no cuidamos esas zonas enfrentaremos un problema mayor”, finaliza.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: