Economía bajo el cobijo de un rebozo

Publicado Por

Pacual MartínezSanta María del Río, SLP.- En México existen muchos pueblos con vocación artesanal, pero pocos tienen la fortuna de especializarse en un producto de alto valor artístico y económico. Es el caso del rebozo de seda y del municipio que se ha hecho famoso por ser su principal fabricante.

Pascual Martínez Martínez, alcalde de Santa María del Río, afirma con orgullo que el rebozo y la caja taraceada —un contenedor de madera para guardar la prenda— constituyen uno de los pilares de la economía local y una forma de vida para la población, de ahí que su gobierno trabaja con las más de 30 familias de artesanos reboceros locales para fortalecer su actividad productiva.

La competencia desleal no tiene límites y el tradicional rebozo de seda no ha logrado escaparse de la falsificación. En la localidad se han detectado productos que, ni son manufacturados en suelo potosino, ni están hechos en telar de cintura y ni siquiera contienen los materiales tradicionales, lo que constituye un engaño para el consumidor y un daño económico para los artesanos.

De ahí que las autoridades municipales han comenzado a tomar cartas en el asunto. Actualmente se promueve, junto con el gobierno del estado, el registro de la denominación de origen del rebozo de seda, ante las autoridades del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), organismo que depende de la Secretaría de Economía.

“Queremos que sólo se llame rebozo de seda al que se elabora en Santa María”, dice Pascual Martínez, quien insiste en la importancia de preservar sus técnicas de elaboración. “El día que el rebozo se tecnifique perderá toda su esencia, por eso nosotros queremos que siga siendo una artesanía, una obra de arte, ya que se manejan más de 5 mil hilos en promedio, que se trabajan uno por uno. Todo esto le da valor a la prenda.” Actualmente, el precio mínimo de un rebozo de seda en el mercado es de 5 mil pesos, aunque hay otros de más de 10 mil pesos.

Por lo pronto, se ha logrado un avance mediante la obtención de una marca colectiva que, a diferencia de un registro de marca —que ampara a un solo dueño—, permite que una asociación de fabricantes pueda distinguir sus productos respecto de los que producen terceros. Otra forma de protección legal que se analiza es la creación de un certificado que otorgaría el gobierno municipal para identificar a los productores locales de los que no lo son.

EN BUSCA DEL TÍTULO “MÁGICO”

Panorama socialPascual Martínez Martínez, militante del Partido Acción Nacional (PAN), ocupa por tercera ocasión la presidencia municipal de Santa María del Río, ya que cubrió los lapsos de 1995-1997 y 2000- 2003. En su actual periodo, 2009-2012, ha puesto el acento en el impulso al turismo.

En esta línea de acción se ha remozado la cabecera municipal y se han homologado las fachadas con colores café y rojo. Asimismo, se ha terminado el empedrado del camino que comunica a la ciudad con el Cerro del Original. Para una segunda etapa, este corredor deberá estar equipado con palapas, juegos y puestos de artesanías, con la idea de convertirlo en un paseo familiar.

También se ha avanzado con la señalización turística, que implica colocar visiblemente la nomenclatura de las calles y la instalación de placas informativas en sitios de interés, como plazas, casonas y capillas, un programa que ha implicado un gasto de 3 millones de pesos (mdp), según reportes del gobierno municipal.

Para atraer al turismo, actualmente se ofrecen actividades culturales y artesanales en la plaza principal los fines de semana, que incluyen presentaciones de la banda de música, el modelaje de rebozos —de adultas y niñas—, además de las nuevas creaciones que son vestidos y blusas hechos con rebozos. Otro atractivo es la visita a los talleres artesanales, incluida la Escuela de Rebocería.

Y es que Santa María, que fue fundado en 1542, no se conforma con ser un municipio turístico, sino que exige su reconocimiento como Pueblo Mágico. Pascual Martínez expone las razones que ameritan esa distinción: “Primero por la artesanía, segundo porque está prácticamente libre del comercio ambulante. Nos estamos preparando para recibir visitantes”.

El esfuerzo no es para menos, porque la declaratoria de Pueblo Mágico, que sigue en trámite, exige muchos requisitos, como la señalización para el turismo, mantener en buen estado los edificios antiguos, quitar la contaminación visual, cuidar la limpieza, entre otros aspectos, de modo que el municipio publicó en mayo de este año su Reglamento de Imagen Urbana.

También se trabaja en el inventario de los establecimientos de hospedaje y de restaurantes, para tener datos precisos sobre la oferta y demanda de servicios. Tan sólo en 2009 se contabilizaron 17 mil 939 visitantes que pernoctaron en hoteles, según los censos económicos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

CONSTRUIR LA PROSPERIDAD

Base productivaSanta María también desarrolla actividad agrícola. Existen 11 comunidades que producen principalmente maíz, frijol, alfalfa verde, chayote, aguacate, nuez, frutas y hortalizas. Con base en esta experiencia se ha impulsado la instalación de 25 invernaderos que han mejorado las técnicas tradicionales para generar más producción con menos tierra y agua.

Este programa se financia con recursos del Ramo 33 y exige que los propietarios de los invernaderos estén formalmente constituidos como una sociedad. “Queremos dirigir a los agricultores para que la producción no tenga problema de ser colocada en el mercado”, comenta el alcalde que, a principios de su carrera política, fue miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La migración es una constante en este municipio potosino,pues se calcula que 20 por ciento de los hogares reciben transferencias de familiares en el extranjero. Además, la atención de la juventud es una asignatura pendiente, debido a que se han detectado tendencias suicidas en este segmento de la población. De ahí que el gobierno municipal ha invertido en instalaciones deportivas, como canchas de basquetbol y albercas, además de campos de futbol y pistas de atletismo, con apoyo de la Comisión Nacional del Deporte (Conade).

Una más de las acciones en apoyo de los hogares de escasos recursos es el programa Supérate en Familia, que entre otras cosas prevé que directores de área de la administración municipal “apadrinen” a determinadas comunidades, para atender las necesidades más apremiantes de las familias más humildes — desde la calidad del piso, techo y paredes, hasta muebles y artículos básicos como frazadas y trastos—. El edil refiere que se han detectado cerca de mil familias que requieren este apoyo.

Santa María del Río no tiene tiempo que perder si se toma en cuenta que las mediciones de pobreza a 2010 —publicadas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval)— revelan que 52.3 por ciento de la población vive por debajo de la línea de la pobreza.

IR A LAS CAUSAS DE LA BRUTALIDAD

Santa María del RíoEste municipio también ha sido escenario de hechos de violencia, como el ataque carretero en el que perdieron la vida dos agentes aduanales de Estados Unidos a mediados de febrero pasado. El alcalde Pascual Martínez, quien fue diputado y presidente del Congreso de San Luis Potosí, considera que el apoyo a los grupos vulnerables es la mejor manera de prevenir la descomposición social y delincuencia, más allá de procurar una estrategia armada.

“No vamos a combatir la violencia con violencia, tenemos que ver la manera de atraer la atención de nuestros jóvenes y cómo canalizar su energía, por eso apostamos por la infraestructura deportiva y la cultura”, sostiene que en su calidad de presidente adjunto de la Asociación de Municipios de México (AMMAC), ha manifestado insistentemente su rechazo al modelo de policía única y a la descalificación de las policías municipales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: