Esperanza en la frontera

Víctor SánchezMatamoros, Tamps.- Amén de las prioridades que de por sí tiene que atender este municipio —alumbrado público, recolección de basura, bacheo, entre otros—, Víctor Alfonso Sánchez Garza, alcalde de la ciudad, tiene claro que para rescatar la forma de vida que prevalecía hasta hace unos cuantos años tendrá que actuar a profundidad para recuperar a la siguiente generación: “Nuestros niños. Debemos enfocarnos en ellos”.

También considera que la inseguridad, como en todo el país, ha tenido un impacto directo en la dinámica productiva: “Nos hemos acabado la economía de los municipios”.

En entrevista con Alcaldes de México, Sánchez Garza reclama al Gobierno Federal el regreso del programa Frontera Norte que, hasta hace poco, destinaba recursos para los municipios limítrofes en materia de agua y saneamiento. Dichos fondos servían para complementar otros que venían de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés), pero lamenta que desde hace dos años desapareció esa partida del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

“Hay que rescatar ese programa porque no nos permiten jalar recursos a fondo perdido de la EPA que se ponen en la mesa y que, en los últimos años, no hemos sido capaces de empatar”, lamenta el munícipe.

Los recursos que antes se asignaban al programa Frontera Norte los pasaron al programa Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en Zonas Urbanas (APAZU), que tiene reglas de operación diferentes. El de Frontera Norte era 100 por ciento a fondo perdido, pero en APAZU es necesario hacer una aportación equivalente. Si un municipio no tiene la capacidad económica para hacerlo, sobre todo en proyectos grandes, se pierde ese dinero y las oportunidades que ofrece la EPA.

Por eso, el edil subraya que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) tienen que convencerse de que se reorienten esos recursos, que ya existen, pero que se enfocan en APAZU. Se necesitan por lo menos 400 millones de pesos (mdp) al año para aprovechar los recursos estadounidenses que son a fondo perdido y que benefician a 37 ciudades de la frontera, ubicadas a 100 kilómetros hacia adentro.

MUCHAS NECESIDADES

Estampa socialCon más de medio año al frente del municipio de Matamoros, Sánchez Garza enumera las prioridades que enfrenta en este momento: alumbrado público, recolección de basura y bacheo, entre otros. “Nos enfocamos en la limpieza, que es de los problemas más grandes. Al inicio de la administración había ocho camiones de basura, ahora ya tenemos 50.”

Por lo pronto, el funcionario local realiza intensas gestiones con el subsecretario de Egresos de la SHCP, Carlos Montaño, para obtener recursos que permitan concluir el saneamiento del relleno sanitario, que un huracán destruyó en 2010.

Asimismo, el municipio tamaulipeco trabaja en el mejoramiento del alumbrado público y en dar mantenimiento a las 30 mil lámparas con que cuenta Matamoros —15 mil que estaban apagadas y 15 mil que ya concluyeron su vida útil—. La decisión es no comprar lámparas nuevas, sino focos, balastras y cableado para resolver el problema.

De esas 15 mil que estaban apagadas, 5 mil se echaron a andar. “Sin embargo, requerimos del apoyo tanto del estado como de la Federación para avanzar más rápido en materia de alumbrado. Lo mismo en materia de bacheo, que es donde más recursos necesitamos”, demanda Sánchez Garza, quién llegó al poder arropado por una coalición de PRI, PVEM y Nueva Alianza

En bacheo se necesitan 100 mdp para las avenidas principales, y 30 para las colonias, una inversión que se procura obtener de recursos municipales, estatales y federales lo más rápido posible. “Ofrecí al gobernador hacer el esfuerzo para empatarle con 25 mdp y que él me ayudara con otros 25 mdp. Además, Petróleos Mexicanos (Pemex) otorgó 400 toneladas de insumos, que equivalen a 10 mdp, con lo cual se estarían cubriendo 60 mdp este año si logramos hacer el empate de recursos. La segunda mitad de la obra se hará en 2012”, explica el alcalde.

Para el ejercicio de 2011, el Poder Legislativo federal autorizó un presupuesto de 976 mdp, que se incrementará en 15 ó 20 por ciento, a través de los recursos para el relleno sanitario y algunas otras gestiones ante la SHCP.

LA SEGURIDAD

El quinto maquiladorSánchez Garza reconoce que, como en el resto del país, la inseguridad “es un problema que ha afectado la economía de todos los ayuntamientos”. Y va más allá al describirlo como el desafío más importante, “por el que nos hemos estado acabando la economía de los municipios”.

No obstante, el funcionario sostiene que Matamoros es una de las localidades más tranquilas del estado, a pesar de los eventos de 2010. “El mayor reto es recuperar la confianza de los residentes locales, y después la de nuestros vecinos de Estados Unidos.”

Ése sería el primer paso, porque Matamoros y Brownsville son ciudades hermanas. La mayoría de la gente que vive del lado tamaulipeco tiene familia en Brownsville y una vez que los matamorenses tengan la confianza suficiente, promoverán el regreso a la ciudad. Hoy día, el turismo reporta unos niveles superiores de entre 20 y 30 por ciento, comparado con lo que se registraba antes.

Alfonso Sánchez presume su comunicación cercana con el nuevo mayor de Brownsville, Antonio Martínez, y con motivo de las Fiestas Mexicanas, ambos mandatarios tuvieron un saludo a mitad del puente Puerta México, en donde la gente de Matamoros y Brownsville sale a ver los carros alegóricos. “Ésta es una excelente señal de que contamos con el respaldo y apoyo de las autoridades fronterizas”. Incluso, dice, “con el nuevo alcalde hicimos el compromiso de que nos reuniremos con empresarios de ambos lados”.

El edil de la ciudad fronteriza se dice convencido de que el problema de inseguridad que vive el país se debe a lo que se ha dejado de hacer en los últimos 30 años. “Una manera de atacar la inseguridad es recuperar a la siguiente generación, promoviendo valores, principios y la integración familiar. Eso nos va a ayudar a rescatar a nuestros niños y jóvenes que son a quienes primero se acerca la gente que se dedica a las actividades ilícitas.”

ECONOMÍA

MatamorosMatamoros es una ciudad cuya base productiva es la industria maquiladora, ya que esta actividad participa con 65 por ciento de la economía del municipio, por lo que es importante fortalecerla para que no se pierdan los empleos que genera.

No obstante, Alfonso Sánchez admite que también es necesario diversifi car la economía local, por lo que se compromete a impulsar otras ramas productivas. “Tenemos frontera, tenemos playa, si las explotamos vamos a tener diferentes actividades económicas.” La idea es que en una eventual desaceleración de la industria maquiladora —como sucede desde hace un año por efecto de la economía de Estados Unidos—, la ciudad tenga otras alternativas de empleo y generación de riqueza.

El puerto más cercano es El Mezquital donde Pemex hizo una licitación, a finales de 2010, para comenzar a hacer perforaciones. Si la paraestatal encuentra petróleo va a invertir 800 mdp para aumentar el calado, las escoleras y ampliar el ancho de la carretera que va de Matamoros a El Mezquital. Eso permitiría traer parte de las mercancías que Nuevo León mueve por el puerto de Altamira, lo que ahorraría 120 kilómetros y generaría una derrama económica importante para el municipio, concluye Sánchez Garza.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: