Nace una ciudad turística

Publicado Por

José MartínezEl crecimiento anárquico de Zamora ha creado grandes retos para el gobierno local, el cual decidió sacar provecho de la nueva condición urbana del municipio, para convertirlo en un destino turístico por excelencia

Durante el actual gobierno, encabezado por el alcalde de extracción panista, José Alfonso Martínez Vázquez, se establecieron políticas enfocadas a enfrentar esos desafíos y transformar al municipio en una ciudad turística, para lo cual ha emprendido obras de infraestructura gracias a políticas financieras que amalgaman austeridad, eficiencia y transparencia, las que aquí detalla el funcionario.

¿Cuál es la principal actividad económica del municipio?

Zamora vivió mucho tiempo del campo, pero hoy son los servicios los que la mantienen a flote, especialmente el turismo médico, los servicios hospitalarios y farmacéuticos, así como de laboratorios clínicos. Aquí acuden para recibir atención médica personas de muchos otros municipios de la región, por ejemplo.

La mayor parte de empleos que existen en Zamora son generados por los servicios públicos. Pero también, aunque en los últimos años se ha invertido una cantidad cercana a los 3 millones de pesos en el campo, allegándonos programas productivos y de apoyo a jornaleros, las tierras permanecen ociosas y no se ha tecnificado el campo como se requiere.

¿Cuáles son las mayores ventajas que ofrece Zamora al inversionista?

obras son inversionesEn política educativa se han establecido cinco universidades y hemos dado facilidades para la construcción de infraestructura. Cualquier empresa que traiga fuentes de empleo está exenta del pago de la licencia de construcción, además de proporcionarle los servicios públicos municipales que requieran.

Pero además, estamos haciendo una ciudad turística. Estamos invirtiendo cerca de 8 millones de pesos en la iluminación de grandes sitios, como el Santuario Guadalupano, una construcción gótica única en el estado y que es el templo iluminado más hermoso de Michoacán. También hemos alumbrado el Palacio Federal, de arquitectura neoclásica, y el Teatro Obrero, un edificio románico que es el mejor teatro del estado. Por otro lado, en el gobierno de Vicente Fox se nos apoyó con un Centro Regional de las Artes, en el que se ofrecen clases para enseñar diversas actividades.

Estamos también rehabilitando nuestra plaza principal y el centro de la ciudad, a través de cableados subterráneos en los que invertimos cerca de 5 millones de pesos, y adicionalmente realizamos modificaciones a calles para que las personas tengan un mejor paseo.

Zamora es la segunda zona metropolitana más grande de Michoacán. ¿Cómo ha sido su crecimiento urbano?

Lamentablemente el desarrollo urbano en Zamora no fue el más adecuado, ya que tuvo un crecimiento anárquico y un encarecimiento de la tierra para que se llevara a cabo dicho proceso. Sin embargo, de acuerdo con lo establecido en el Código Urbano, desde 2008 Zamora es el único municipio del estado que tiene su Programa de Desarrollo Urbano. Esto ha permitido un crecimiento ordenado de la ciudad.

Nosotros estamos trabajando en la obra convenida con el gobierno del estado: 21 millones 600 mil pesos para llevar a cabo un periférico. Esto porque estamos ahogados, porque ha crecido mucho el parque vehicular y hacen falta vialidades, por lo que estamos abocándonos a sacar esa necesidad. También estamos haciendo una nueva red periférica de agua potable para toda la ciudad.

Si bien el año pasado fue el más difícil, de los más recientes, para el país, nosotros apostamos al crecimiento de la infraestructura urbana, que es la única posibilidad de que Zamora se transforme.

ADIÓS A LA DEUDA

¿Cómo han enfrentado la reducción presupuestal de este año?

ZamoraHemos salido adelante gracias a la respuesta que ha tenido la ciudadanía en el pago de sus impuestos tanto del agua potable como del predial. En los primeros tres meses de los tres años más recientes hemos concluido con el cobro de 80 por ciento de las contribuciones. Esto quiere decir que la ciudadanía siente confianza en las obras que se realizan. Estamos haciendo obras vistosas y necesarias; por ejemplo, estamos por construir la nueva Casa de la Cultura, para lo que estamos vendiendo inmuebles municipales en zonas de donación para transformarlos en los servicios que requiere la ciudadanía. También hemos invertido en deporte más de 15 millones de pesos en dos años, con lo que concluimos tres unidades deportivas.

Para lograr lo anterior hicimos ahorros: el presidente municipal, quien prometió tener el mismo sueldo que el alcalde anterior, no sólo lo cumplió, sino que lo redujo en 10 por ciento, y seguirá siendo el mismo hasta el término de la gestión. Al mismo tiempo, para los trabajadores hubo un incremento de sueldo para tratar de salvaguardar su poder adquisitivo.

Además, llevamos a cabo nuestro trabajo con transparencia: tuvimos certificación de la Función Pública y de la Contraloría del estado como un municipio transparente en materia laboral. También tenemos un reconocimiento del Tribunal Laboral en Michoacán por ser el municipio que más problemas ha solucionado.

Finalmente, pagamos la deuda del ayuntamiento, ya que saldamos al 100 por ciento los compromisos que hicieron los dos gobiernos anteriores a nosotros. Nosotros no tomamos créditos ni pensamos tomarlos para así dejar un municipio saneado económicamente.

¿Cuáles han sido sus políticas para combatir la pobreza?

No tenemos polígonos de alta marginación, ni pobreza extrema. Sin embargo, sí hay necesidades. La ayuda asistencial se da por el DIF, previo estudio socioeconómico, y siempre invitando a la gente a que participe con una cuota de recuperación que va de 5 a 20 pesos, lo que nos ha permitido realizar la compra de equipamiento para rehabilitación y aparatos que se compraron para el DIF. También se compró una unidad móvil que nos permite ir a las comunidades y colonias del municipio a llevar los servicios de ginecología y un consultorio dental móvil. Adicionalmente contamos con cinco centros de desarrollo comunitario en los polígonos con más necesidad, en donde se imparten clases de karate, gimnasia, baile y spinning, por ejemplo.

Tenemos muchos niños y jóvenes en riesgo llevando a cabo la comercialización de productos en las calles. Eso nos llevó a tomar la decisión de aprobar un reglamento para abatir esa circunstancia, lo que nos va a dar la posibilidad de retirar a esos niños y llevarlos a albergues. Con esa posibilidad jurídica, la idea es trasladar a los pequeños a albergues para que tengan otro tipo de vida.

En lo que resta de su gestión ¿cuáles son los problemas principales a los que se dedicará su gobierno?

Resolver el problema del agua potable, para lo que estamos construyendo la infraestructura necesaria en toda la ciudad. Zamora tiene que importar el agua, en su mayoría, de Jacona, lo que es cada vez más difícil porque también crecen las necesidades de ese municipio, por ello debemos tener fuentes alternativas.

También buscaremos contar con mayor infraestructura vial y llevar a cabo un mejor desarrollo social a través del impulso de los centros de desarrollo comunitario, y que no dejaremos porque son pequeños clubes regionales en las colonias que más necesidades tienen. Construiremos uno o dos más, cada uno con un costo superior a 5 millones de pesos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: