Cierran consulta en municipios

Publicado Por

CMNLos problemas de desabasto de medicamentos en los hospitales públicos del país ha sido un tema constante en los últimos años, pero ahora, a esta falla en el sistema de salud pública se suma la falta de médicos en clínicas y nosocomios en diferentes municipios.

De acuerdo con los últimos datos de la Secretaría de Salud (SSA), publicados en su sitio de Internet, existen aproximadamente 144 mil 291 galenos en las unidades médicas del sector público distribuidas en toda la República, pero la mayoría están concentrados en los grandes centros urbanos.

Por ejemplo, existen municipios como Casas Grandes o Coronado, en Chihuahua, en donde sólo hay cuatro médicos para toda la población. Caso contrario, en delegaciones del Distrito Federal, como Cuauhtémoc, existen 4,366, mientras que en Gustavo A. Madero se cuenta con 3,299 médicos, indica la dependencia Federal.

BAJOS SALARIOS

ISSSTEFederico Marín, presidente del Colegio Médico de México, explica que uno de los problemas principales es la cuestión económica, ya que únicamente los becarios aceptan trabajar en municipios alejados, en donde el salario es de aproximadamente 10 mil pesos mensuales. Un sueldo que un médico con más experiencia no aceptaría de ninguna manera, considera

“Los médicos no se van a las localidades porque todo mundo quiere estar en los grandes centros urbanos y hospitalarios. Para los médicos, la plaza es de 10 mil pesos, pero trasladarse y funcionar allá les cuesta 20 mil pesos mensuales. Entonces, no les alcanza”, advierte el especialista.

La falta de personal para trabajar en los hospitales y centros de salud es un problema cada vez más recurrente. De acuerdo con un recuento de información, en agosto del año pasado, en Tehuacán, Puebla, el jefe de la jurisdicción No.10 de la Secretaría de Salud, Alejandro Jiménez Espinosa, señaló la falta de medicamentos en el Hospital General de Tehuacán, así como la falta de médicos, enfermeras y material de curación. De acuerdo con la Secretaría de Salud, en Tehuacán existen 279 médicos.

Al mínimoOtro caso es el Hospital Regional de Pichucalco, Chiapas, que también carece de infraestructura, personal y equipo suficiente para cumplir con la tarea de atender a 30 mil habitantes de los ayuntamientos de Juárez, Ixtacomitán, Chapultenango y Solosuchiapa. Las cifras oficiales reportan la existencia de 64 médicos para el municipio de Pichucalco.

En Veracruz, los centros de salud de la Sierra de Soteapan no funcionan de manera regular por falta de médicos, enfermeras y medicamentos. Los pobladores aseguran que la SSA no envía personal al hospital de Tonalapan, en el municipio de Mecayapan, donde carecen de especialistas para la población infantil. Por lo anterior, los habitantes de esa zona tienen que recurrir a los médicos tradicionales o trasladarse hasta Minatitlán o Acayucan.

El presidente del Colegio Médico de México menciona que la falta de médicos en los hospitales ocasiona una subutilización de la infraestructura hospitalaria, ya que no existe personal capacitado para operar los equipos, lo que significa un problema más en la atención a la población.

“Conocí a una doctora que tenía en el subempleo 80 por ciento de las mastografías que requería el hospital donde trabajaba, porque no había quien supiera utilizar la máquina para tomar las placas. Además, en Oaxaca hay 15 hospitales que se inauguraron y ninguno está terminado. Llegas al hospital y hay macetas, viene el doctor, inaugura, y en cuanto acaba la ceremonia se llevan todo el mobiliario a otro hospital”, declara Marín.

MÍNIMA SEGURIDAD

IMSSSi bien en algunos municipios el problema de la falta de personal médico se debe a los bajos salarios o a los rezagos en la infraestructura hospitalaria, en otras localidades esta situación se adjudica a la inseguridad que se vive en la zona.

En estados como Durango y Guerrero, o específicamente en ciudades como Ciudad Juárez, Chihuahua, y Tijuana, Baja California, los médicos ya no quieren trabajar ante la falta de condiciones mínimas de seguridad para evitar secuestros, extorsiones o amenazas por parte del crimen organizado

El 11 de diciembre pasado, la comunidad médica de Ciudad Juárez decidió realizar un paro general de actividades que incluyó la totalidad de clínicas, hospitales y consultorios de la ciudad, incluyendo los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Los galenos suspendieron la atención de urgencias, y para solicitar cualquier asistencia médica los pacientes debían dirigirse al Hospital General, que fue el único que quedó en funcionamiento.

La Asociación de Clínicas y Hospitales, la Asociación de Escuelas Particulares, colegios del sector oficial tanto estatal como Federal, Colegios Médicos de Ciudad Juárez y varias asociaciones se sumaron al paro para demandar mayor seguridad al gremio al momento de ejercer su profesión.

PROBLEMAS DE MERCADO

Gustavo NigendaEl estudio Médicos y Mercado de Trabajo, elaborado por los especialistas José Arturo Ruiz, Joaquín Molina y Gustavo Nigenda del Instituto Nacional de Salud Pública, indica que el mercado de trabajo en salud en México no cuenta con una lógica coincidente con las políticas de las instituciones de salud públicas, pese a que el mayor empleador de médicos es el sector público. En teoría, esto último debería facilitar el acuerdo entre las instituciones formadoras de recursos humanos y las prestadoras de servicios de salud, pero no ocurre así.

Los resultados de este distanciamiento son los viejos problemas de disponibilidad, estructura y composición de la fuerza de trabajo médica.

“Las variaciones en el número de médicos contratados manifiestan un comportamiento un tanto errático en lo que respecta a las instituciones públicas y de seguridad social. Las nuevas contrataciones han estado restringidas durante los últimos años. En tanto, más estudiantes de Medicina concluyen sus estudios”, señala el estudio.

El Consejo de Salubridad General estima que existen un total de 650 mil médicos en México, de los cuales, 113 mil son especialistas. Pero la realidad es que no existen cifras oficiales de cuántos médicos existen en el país, ya que, en promedio, se gradúan de 13 mil a 15 mil médicos cada año.

“Resulta difícil encontrar una lógica en el comportamiento de la matrícula o un rastro que revele que sus variaciones han respondido a un proceso de planificación de las diversas instituciones involucradas directa o indirectamente, como las secretarías de Educación Pública y de Salud, las instituciones de educación superior, los colegios y las academias nacionales de Medicina y de Cirugía, entre las más relevantes.

“También se observan incongruencias entre las políticas educativas oficiales con respecto a las necesidades de salud de la población, evidenciadas en las limitaciones del gasto público para el sector educativo superior, la inexistencia de coordinación entre las escuelas, la carencia de un plan estratégico para el desarrollo de la enseñanza y el poco impulso a los procesos de acreditación de las escuelas formadoras”, indica.

El INSP prevé que para 2012, alrededor de 30 por ciento de los estudiantes de Medicina será formado por las instituciones privadas, lo que significa que serán médicos todavía menos interesados en trabajar en las instituciones de salud pública.

En relación con la contratación de médicos en las distintas instituciones públicas y de seguridad social, en el periodo de 1990 a 2001, el mayor crecimiento se registró en la SSA que alcanzó la cantidad de 56 mil 113 en 2001. En ese año superó por segunda ocasión en la historia al IMSS, en el número de médicos contratados que hasta antes de 2000 había mantenido el liderazgo en ese rubro.

Por su parte, Petróleos Mexicanos manifestó un decremento de poco más de 800 médicos en nómina; los restantes organismosFalta de personal aumentaron en esos 12 años la cantidad de médicos contratados en los siguientes porcentajes: IMSS, 29 por ciento; IMSS Solidaridad (ahora IMSS Oportunidades), 33.2 por ciento; e ISSSTE, 16.6 por ciento

PLAN REAL

Silvia Esther Pérez Ceballos, secretaria de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, considera que el sector salud aún tiene retos importantes que superar en materia de cobertura, calidad e infraestructura de servicios, además de mejorar la capacitación y la calidad del servicio del personal médico y enfermeras.

Por ello, asegura que es fundamental la coordinación entre las instituciones públicas de salud y de todos los actores involucrados, para avanzar en el tema tanto desde el punto de vista operativo y de cobertura, como en materia legislativa.

“Es necesario que nos sentemos a dialogar constructivamente. No con el ánimo de polemizar, sino con un objetivo claro en mente, que es preservar la vida de los mexicanos.” Afirma que es necesaria la cooperación de los gobiernos estatales y municipales para la atención eficiente de la población en materia de salud.

“Lo que se necesita es un plan nacional de desarrollo que no fuera en teoría, con sueldos reales para los médicos y accesibilidad para llegar al hospital. Porque si en el DF roban y secuestran, ¿tú crees que los médicos se van a querer ir a otro lado? Teóricamente hay fuente de trabajo, pero a nivel médico hay quien tiene dos o tres turnos, y en alguno de esos turnos no están trabajando, son aviadores”, puntualiza Federico Marín

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: