Seguir viendo

Crímenes contra mujeres se expanden a metrópolis.

Mujer Cruz noviembre 2013Aun año de que se aprobó la reforma al Artículo 325 del Código Penal Federal, la cual tipifica al feminicidio como un delito grave, legisladores y expertos advierten que hace falta voluntad política para resolver el problema. Un ejemplo es que no todas las legislaciones estatales han asimilado esta figura.

La diputada del Partido Acción Nacional (PAN) Karina Labastida Sotelo, quien forma parte de la Comisión Especial de Feminicidios, apunta que hoy día los estados de Chihuahua, Baja California Sur, Hidalgo, Michoacán, Nuevo León, Querétaro y Sonora aún no hacen los cambios en sus códigos penales.

“Uno de los aspectos más preocupantes es que cada entidad maneja y define de diferente forma a este delito, en ocasiones con base en elementos subjetivos, por lo que es necesario ejercer presión, de tal manera que haya una homologación en todo el país”, explica la legisladora.

Rodolfo Manuel Domínguez Márquez, especialista en género del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, reconoce que ha habido avances importantes en la materia, pero coincide con la diputada panista en la necesidad de sumar más voluntades para combatir con eficacia las muertes violentas de mujeres.

“Ahora los ciudadanos comienzan a distinguir con más claridad este tipo de hechos, y a exigir, cada vez con más firmeza, que se investiguen. Sin embargo, la simple tipificación penal no es suficiente, pues es necesario acelerar los protocolos para reconocer a los feminicidios como delitos y castigarlos como se debe”, detalla.

EDOMEX, EL MÁS VIOLENTO.

El Estudio Nacional sobre las Fuentes, Orígenes y Factores que Producen y Reproducen la Violencia contra las Mujeres —elaborado por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim)— refiere que el Estado de México es la entidad donde se asesina a más féminas ya que, de 2001 a 2010, ahí se cometió 20 por ciento del total de los crímenes a nivel nacional.

El documento ubica a los municipios de Ecatepec, Nezahualcóyotl y Toluca como los más peligrosos para las féminas, ya que en estas demarcaciones ocurrió la cuarta parte de los ilícitos.

La segunda entidad más violenta es Chihuahua, con 9.4 por ciento de las muertes, la mayoría en Ciudad Juárez. Le sigue el Distrito Federal, con 8.3 por ciento, con las delegaciones de Iztapalapa y Gustavo A. Madero a la cabeza.

Otros municipios que sobresalen en el documento son Tijuana, Baja California; Acapulco, Guerrero; Oaxaca, Oaxaca; Veracruz, Veracruz; Guadalajara y Zapopan, Jalisco, además de Morelia y Lázaro Cárdenas, Michoacán.

RAZONES DE ODIO.

El análisis deja ver que, con excepción de la zona sur del país, la mayoría de los homicidios de mujeres que se registraron entre 2001 y 2010 ocurrió en ciudades medianas y grandes, así como en las zonas metropolitanas.Hasta 2008, 80 por ciento de las localidades con más de 100 mil habitantes tenían reportes de dichos crímenes, pero en 2011 la proporción aumentó a 90 por ciento.

 

Karina Rodolfo Enrique Noviembre 2013Rodolfo Dominguez explica que a diferencia de un homicidio común, la característica principal del feminicidio es que está estrechamente ligado al odio de género. “Nos percatamos de ello en la manera en que las mujeres son asesinadas. Por ejemplo, algunas sufren agresiones sexuales entes de morir, son desmembradas o el atacante deja su cuerpo expuesto en algún lugar público”, detalla.

Enrique Díaz Aranda, especialista del Instituto de Investigaciones Jurídi- Karina Labastida Sotelo. Fotos : rosalía morales precisa que existen varios tipos de feminicidios. Uno de los más comunes se caracteriza por ser íntimo, ya que el agresor es una persona cercana a la víctima, generalmente se trata de su pareja sentimental, pero también pueden ser los padres, hermanos o tíos. Otro tipo es el colectivo, el cual tiene que ver a menudo con otros ilícitos como la trata de personas.

APOYO Y PREVENCIÓN.
Los expertos aseguran que para mejorar los resultados en el combate a este tipo de delitos, debe existir una coordinación más eficaz entre los tres órdenes de gobierno, principalmente para compartir información que agilice el avance de las investigaciones.

Estadistica Feminicidios“Una herramienta útil sería la creación de un registro nacional de datos de genética que ayude a identificar a las víctimas de manera más rápida. Recordemos que no todas las entidades cuentan con laboratorios de este tipo, eso nos ayudaría mucho a sistematizar registros y mejoraría la colaboración”, asegura Karina Labastida.

Díaz Aranda comenta que el respeto en la familia es fundamental, ya que las manifestaciones de violencia entre sus integrantes pueden desencadenar fácilmente un feminicidio. El investigador concluye que, además, se deben fomentar acciones tendientes a prevenir la discriminación y a combatir la impunidad fuera de los hogares.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: