NVS

Ecociudades: 3 ejemplos a seguir

Publicado Por

ecosustNuestra sociedad vive un momento de gran complejidad, caracterizado por una profunda crisis internacional que, más allá de afectar la economía, daña valores básicos de nuestra convivencia y modo de vida. Esta situación debe servir para estimular procesos de reflexión en torno a la manera en que vamos a afrontar el futuro.

En la actualidad la ciudad tiene un protagonismo sin precedentes. El hábitat de la globalización son las ciudades y los sistemas que lo integran. Por primera vez en la historia, la mitad de la población del planeta habita en ciudades. Dar una respuesta coherente a los problemas y oportunidades de las ciudades del siglo XXI es un tema central, no sólo desde el punto de vista urbanístico y territorial, sino también desde los aspectos político, económico, social y cultural.

El desarrollo de nuestra sociedad genera niveles crecientes de consumo de energía, con base en un modelo todavía sustentado en las energías fósiles no renovables. No obstante lo anterior, están surgiendo como novedades una sensibilidad y una ética respecto a la relación entre el hombre y la naturaleza que alcanza cada vez mayor protagonismo. Podemos afirmar que el mayor reto de la presente centuria consiste en construir un futuro de sustentabilidad, entendida ésta como la respuesta integral a tres objetivos: desarrollo económico, respeto al medio ambiente y cohesión social.

En este contexto, la Fundación Metrópoli (organización internacional que busca contribuir a la innovación y desarrollo de ciudades y territorios, con sede en España) apuesta por el “I+D Territorial”, es decir, Investigación y Desarrollo aplicado sobre el territorio como cauce para propiciar una nueva forma de intervenir en proyectos urbanos, como alternativa para el desarrollo de la ciudad y el territorio. Al igual que sucede en otros sectores, las iniciativas mejor orientadas en materia urbana son aquellas que se basan en la investigación y que incorporan la innovación como vector para propiciar un entorno urbano mejor. Hemos definido los “territorios inteligentes” como innovadores, capaces de construir sus propias ventajas competitivas a partir de sus componentes de excelencia, en un mundo complejo, global e interrelacionado.

Una experiencia pionera

EcociudadEn materia de urbanismo sustentable, una de las escasas experiencias concluidas en Europa es la ecociudad de Sarriguren, que se asienta en el Valle de Egüés, próximo a Pamplona, en España. Impulsada por el gobierno de Navarra y diseñada por los equipos de la Fundación Metrópoli, esa zona ha pasado, en una década, de las ideas a la realidad. En ella habitan actualmente 5 mil 500 familias, en un ámbito decididamente urbano pero respetuoso con el entorno.

La decisión de promover esta ecociudad se tomó en 1998, en un contexto en el que la oferta de vivienda en Navarra se caracterizaba por su escasez y alto precio. Sarriguren nació para ayudar a resolver el problema del acceso a la vivienda desde una intervención pública de calidad, que pusiera en el mercado una oferta residencial asequible y variada, diseñada como operación piloto en materia de arquitectura y urbanismo bioclimáticos.

Sarriguren responde a los principios del llamado “Ecourbanismo”, en el que se plantean el medio natural como soporte del modelo urbano, la preservación de la estructura de núcleos rurales de la comarca, la diversidad de tipologías arquitectónicas y la gestión responsable de los residuos urbanos. Asimismo, su diseño urbanístico toma en cuenta el transporte y la integración de las áreas de empleo y residencia.

La ciudad fue galardonada en 2008 con el Premio Europeo de Urbanismo como “Mejor proyecto urbano” en la categoría de Sustentabilidad. Se trata de una distinción otorgada con periodicidad bienal por el Consejo Europeo de Urbanistas, y es el máximo reconocimiento oficial, en esta materia, en aquel continente. En 2000, cuando todavía no se había desarrollado, Sarriguren fue destacada por “Buena Práctica En Desarrollo Sustentable” en el Tercer Concurso Internacional de Buenas Prácticas del programa Hábitat de la ONU.

La ecociudad ocupa una superficie de 150 hectáreas, tiene una densidad residencial de 33.4 viviendas por hectárea y cuenta con una superficie edificable residencial de 630 mil metros cuadrados.

Además del uso residencial y de la amplia oferta de equipamiento urbano y de áreas verdes, la ecociudad incluye un espacio para la actividad económica: el Parque de Innovación, donde se asientan algunas de las empresas españolas más importantes de sectores relacionados con las energías renovables, el medio ambiente y la sustentabilidad. Destaca entre éstas la sede central del Centro Nacional de Energías Renovables (Cener), entidad pública de referencia en esta materia.

DUIS: estrategia sustentable

EscalerasEn el ámbito del urbanismo internacional se observa con mucho interés la situación actual y las estrategias de México para el futuro. Se trata de uno de los países que destacan por su gran potencial de crecimiento, alta demanda de vivienda y necesidad de nuevos modelos de articulación y desarrollo urbano.

El programa Desarrollos Urbanos Integrales Sustentables (DUIS) es una iniciativa del gobierno federal encauzada por la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) para impulsar desarrollos urbanos con criterios de sustentabilidad.

Los DUIS no sólo están contemplados como desarrollos habitacionales de interés social sino, sobre todo, como proyectos estratégicos provistos de infraestructura y equipamiento adecuados, orientados a generar crecimiento urbano bajo principios sustentables que promuevan la vinculación territorial, la integración, la protección ambiental y el desarrollo social.

Los objetivos de los DUIS son:

1. Contribuir al ordenamiento territorial de estados y municipios.

2. Facilitar la provisión eficiente de servicios públicos.

3. Colaborar con el crecimiento económico de la región.

4. Promover la participación, de manera multisectorial, de los actores públicos, privados y sociales.

5. Integrar al centro urbano existente

6. Reducir los daños al medio ambiente.

La apuesta del gobierno federal por los DUIS es una de las más interesantes estrategias en el panorama internacional. En pocos años podrá evaluarse el nivel de éxito en la implementación de ésta. El acierto en la gestión e implementación de los DUIS incidirá positivamente, más allá del urbanismo, en cuestiones como la calidad de vida de las personas, el respeto al entorno y la articulación social.

Agencias Zero

Edificio ecológicoA nivel internacional existen algunos ejemplos interesantes de ecourbanismo; sin embargo, muchos de ellos no pasan de ser arquitectura dibujada, ya que son pocos los que han salido del papel. En urbanismo, el paso de las ideas a la realidad es complejo, supone largos tiempos de desarrollo y con frecuencia inciden factores que condicionan y alteran un buen proyecto hasta banalizarlo.

El actual contexto de crisis internacional, al que el modelo tradicional de desarrollo urbano no es ajeno, es una buena oportunidad para reflexionar, innovar y proponer fórmulas alternativas para hacer realidad proyectos singulares de gran valor estratégico y social, como pueden ser las ecociudades o los DUIS.

Como respuesta a esa situación, las Agencias Zero, ideadas por la Fundación Metrópoli, constituyen un instrumento operativo capaz de llevar a cabo las ideas y proyectos estratégicos que van a transformar positivamente nuestro territorio en los próximos años. Se trata de un órgano de carácter ejecutivo en el que participan socios institucionales llamados Knowledge Partners, así como socios financieros y empresariales con capacidad para desarrollar acciones concretas en función de los requerimientos de los diferentes proyectos. Las agencias trabajan en la denominada “fase cero” de investigación e invención de ellos, así como en la búsqueda de los consensos necesarios para llevarlos a cabo.

En definitiva, probablemente estamos asistiendo al primer capítulo de un proceso de transformación profunda del escenario y de los actores que intervienen en la construcción de la ciudad. Es un buen momento para reflexionar, innovar y contribuir desde el “I+D” al diseño de este nuevo marco, del cual se derivarán importantes beneficios para la sociedad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: