El boom de las apps de gobierno

Publicado Por

Expertos coinciden en que las aplicaciones móviles gubernamentales deben centrarse en los ciudadanos, no en las instituciones

FOTO: ROSALÍA MORALES

En el último lustro, la oferta de aplicaciones móviles (apps) de los diferentes niveles de gobierno en México, han experimentado un boom, como una alternativa para acercarse a ciudadanos, otras dependencias, empresas y organizaciones no gubernamentales.

Sin embargo, no se trata de desarrollar apps por moda o tendencia, argumentan los entrevistados de Alcaldes de México. Es importante establecer una estrategia para ver qué problemática se busca resolver, cuál será su utilidad, enfocarse en la población, saber cómo mantenerla actualizada y que cumpla con estándares, normas y mejores prácticas, para garantizar su funcionamiento y seguridad.

De acuerdo con Tania Paola Cruz, titular de la Unidad de Gobierno Electrónico de la Secretaría de la Función Pública (SFP), el principal objetivo de las aplicaciones móviles gubernamentales es acercar los servicios a los ciudadanos; ser parte de una alternativa multicanal de las dependencias, no brindar sólo información porque para eso están las páginas web —que deben visualizarse en cualquier dispositivo— y, sobre todo, sacarle provecho a las funcionalidades de los teléfonos inteligentes como geolocalización, cámaras y videocámaras, entre otros.

Por ejemplo, cita que una de las aplicaciones gubernamentales más exitosas, que se ubica entre los primeros lugares de las tiendas de descarga de los principales proveedores de sistemas operativos para los smartphones (IOS de Apple y Android de Google), en el segmento de salud, es la app del IMSS Digital.

Dicha solución, que lleva casi tres años disponible para derechohabientes y va en su versión 5.0, reportó de marzo de 2015 a junio de 2017, 1.3 millones de trámites realizados en la plataforma, 1.1 millones para consultas sobre la clínica más cercana al usuario y 824 mil citas médicas agendadas, de acuerdo con información del IMSS.

Según el Instituto, es la aplicación gubernamental más exitosa del país, que en su versión más reciente lleva más de 2 millones de descargas en IOS y Android; tiene una calificación de 4.5, sobre una escala máxima de cinco entre las personas que la han utilizado de octubre de 2017 a la fecha, cuando se lanzó su actualización más reciente.

Ramón Gil-García.
FOTO: CORTESÍA DE RAMÓN GIL

PRIMEROS ESFUERZOS

Ramón Gil-García, director de Investigaciones del Centro de Tecnologías de Gobierno, de la Universidad de Albany en Estados Unidos, menciona que el crecimiento de las aplicaciones de gobierno está relacionado con las políticas de datos abiertos, porque permite aprovechar la información a un costo bajo, junto con el aumento en la penetración de los teléfonos móviles, Internet y la explosión en la oferta de aplicaciones para estos dispositivos en el mercado mundial y nacional.

En México, hasta el segundo trimestre de 2017, el Instituto Federal de Telecomunicaciones reporta que 90 de cada 100 habitantes cuentan con una línea móvil y 62 de cada 100 líneas cuentan con servicio de datos o banda ancha móvil.

Gil-García recuerda que las primeras apps gubernamentales estaban enfocadas en resolver algunos aspectos, como brindar información general del gobierno, y en el caso de los municipios dar a conocer rutas y horarios de los autobuses. También para mejorar los servicios de alumbrado público y bacheo, entre otros.

Sin embargo, añade, no todas las apps han tenido una buena aceptación por parte de los ciudadanos, debido a que no se les ha dado el seguimiento o continuidad debida, como es el caso de las generadas en los concursos locales para desarrolladores y estudiantes, llamados Hacketones.

 

Para tener en cuenta

Indicador 2o trimestre de 2007
Total de líneas móviles 11,116’684,141
Densidad por cada 100 habitantes 90
Total de líneas con banda ancha móvil

76’934,161

Densidad por cada 100 habitantes 62
Fuente: Instituto Federal de Telecomunicaciones.

 

SERVICIOS Y TRANSPARENCIA

“Antes de desarrollar una aplicación, las entidades de gobierno necesitan saber qué problemática buscan resolver, si su población cuenta con los medios para acceder a ésta, sobre todo si es de utilidad para los ciudadanos, acercar los servicios, que le interese a las personas descargarla y mantenerla en su dispositivo”, argumenta Tania Cruz.

Pensando en ello, la administración del presidente Enrique Peña Nieto desarrolló la Estrategia Nacional Digital, para el establecimiento de las políticas de los servicios electrónicos de los gobiernos bajo cinco objetivos generales: impulsar la innovación cívica y participación ciudadana, salud universal y efectiva, transformación educativa, economía digital y transformación gubernamental, detalla la funcionaria.

Asimismo, como una alternativa más para democratizar el acceso a los servicios que ofrecen las diferentes entidades y que los ciudadanos puedan conectarse en cualquier momento, lugar o dispositivo.

Bajo este contexto, comenta la funcionaria de la SFP, las apps se ubican como un medio —dentro de una estrategia multicanal— para acercar los servicios a los ciudadanos, pero sin ser el único, pues no todos los municipios han desarrollado estrategias de gobierno electrónico. Gil- García dice que para poblaciones donde no hay acceso a servicios de banda ancha móvil, no se deben dejar de lado otras alternativas, como el servicio de mensajería SMS.

MEJORES PRÁCTICAS

El investigador de la Universidad de Albany detalla que lo principal para el desarrollo de cualquier solución es que las autoridades conozcan las necesidades de su municipio y sus condiciones, pues no es lo mismo atender localidades urbanas o rurales.

Tania Paola Cruz.
FOTO: CORTESÍA DE LA SECRETARÍA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA

Tanía Cruz considera que no es necesario generar una aplicación cuando sólo se proporciona información, que los desarrollos deben centrarse en los beneficios para las personas, no para las instituciones, y aprovechar las funciones de los nuevos dispositivos, tal es el caso del manejo de biométricos como Afore Móvil.

Gil-García añade que las autoridades también deben promover el desarrollo de ecosistemas para el desarrollo de aplicaciones, en colaboración con la ciudadanía, empresas, academia y organizaciones civiles.

Por ejemplo, recientemente el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) ganó un concurso en Google para el desarrollo de una app, para la Ciudad de México, que espera lanzar en el tercer trimestre de 2018, con el fin de apoyar a la población para saber qué hacer en caso de un incidente, como los pasos a seguir ante un asalto, dónde localizar un ministerio público, qué necesitan para hacer una declaración y tener mayor certeza.

Otro caso es el proyecto del Mapatón, desarrollado por los investigadores Rodrigo Sandoval, Ramón Gil y David Valle. Es una mapa interactivo armado por los diferentes actores que participaron en el proyecto de Ciudad Abierta CDMX 2025, de todas las rutas de transporte de la Ciudad de México, entre los 47 Centros de Transferencia Modal de la Ciudad de México. Utilizando bases de datos existentes y experiencias de diferentes actores implicados en el tema, detallaron los principales problemas del transporte, como puntos de ascenso y descenso o tráfico, y desarrollaron soluciones, como el uso de sistemas de radiofrecuencia para incrementar la movilidad en una entidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: