Hacia un turismo más ético

Al natruralEn turismo es importante identificar las tendencias mundiales con el fin de aplicarlas en el ámbito local, ya que su evidencia y creciente significación influirán, sin lugar a duda, en la evolución de la actividad. Así, al presentar y avanzar en el análisis de estos tópicos se ofrece perspectiva a la actividad económica en general, conectándola directamente con su contexto social.

El conocimiento de las tendencias internacionales evidencia las motivaciones, necesidades y los intereses de los turistas, con lo que se da viabilidad a proyectos e iniciativas, toda vez que en perspectiva se valoran “nuevos” productos, aquellos que desarrollan verdaderas ventajas competitivas. Ante la condición de incertidumbre y reserva se presenta la actitud audaz, decidida, pero por sobre todo razonada, como resultado de la comunicación, discusión y decisión de los participantes e involucrados.

El turismo, no obstante, se ha visto afectado negativamente por la crisis global, y las expectativas confirman el retraimiento de la actividad que inició años atrás. Ésta fue una de las conclusiones de los miembros de la Organización Mundial del Turismo, quienes se reunieron en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) durante los trabajos del Seminario Internacional en 2009. Dos de los resultados obtenidos después de la discusión sostenida entre representantes, expertos y empresarios, destaca que por su dimensión global, la actividad turística no va a desaparecer y los ciudadanos no dejarán de viajar; aunque, muy probablemente van a cambiar sustancialmente sus paradigmas en los próximos años.

El sector va a sobrevivir a la crisis y los gobiernos deben de mantener la inversión en esta actividad teniendo en cuenta su valor económico-social y su potencial para conducir la resolución de la crisis actual. El fomento a la inversión tanto pública como privada debe adaptarse a las nuevas realidades del medio ambiente y de la sociedad actual, así como a las exigencias inaplazables de un turismo más ético y responsable.

SEGUIRIDAD AL TURISTA

Con otra visiónUna situación prioritaria que deberá ser atendida es la seguridad integral de los turistas. Ésta es entendida como el conjunto de condiciones físicas, económicas y sociales que garanticen la integridad física y patrimonial de los visitantes en tiempos de recepción, traslado, estancia, tránsito y regreso al lugar de residencia. Para lo anterior se requieren, en el ámbito nacional, esfuerzos coordinados entre dependencias y competencias entre los niveles de gobierno y entre los estados-destinos.

Más que una propuesta coyuntural y de corto plazo, es necesario desarrollar una respuesta integrada que permita crear y fortalecer una cultura de confianza en los destinos, en las empresas de servicios y en el turismo en general a favor de la seguridad y la satisfacción de los turistas extranjeros y nacionales. Esto demanda, en el ámbito global, la acción conjunta y decidida de los prestadores de servicios, de los niveles de gobierno y entre gobiernos, así como de la participación activa de las comunidades receptoras.

En las actuales condiciones de incertidumbre, nuevamente los miembros participantes en la reunión de FITUR, ahora en 2010, destacaron como lecciones significativas del mercado turístico actual, desde la perspectiva de la demanda, que habrá menos viajes y más cortos, ya que las dificultades económicas están llevando a renunciar a destinos de largo recorrido, además que se ha incrementado el valor del factor precio a la hora de comprar. Frente a la demanda, las personas elegirán destinos que les resulten familiares y les den confianza. Entre las nuevas tendencias los viajeros son cada vez más educados, con más sensibilidad ambiental y cultural, buscan experiencias más auténticas en lugar de los paquetes estandarizados del pasado.

Por otra parte, desde la perspectiva de la oferta, la caída de la demanda en los últimos meses ha generado una inevitable guerra de precios entre los prestadores de servicios, castigando los costos empresariales, presionando al recorte de personal y a la reducción de los presupuestos para publicidad, entre otras inversiones. Una característica fundamental del nuevo milenio es que los mercados son altamente competitivos, para cada producto o marca existen cientos de empresas que ofrecen a nivel local, regional o global, opciones y vías alternativas de compra, lo que implica que se está compitiendo en todo momento.

NUEVAS OPORTUNIDADES

Collage 3Estudios de mercado refieren el creciente interés por formas alternativas de turismo, mismas que perfi lan y visualizan oportunidades: particularmente si consideramos las tendencias mundiales la cercanía vuelve a ser un factor importante a la hora de viajar. Si bien estas posibilidades se abren al mercado, inevitablemente crecerá la presión sobre los recursos naturales y sociales existentes en las áreas turísticas, por lo que no bastará limitar las presiones y daños, sino que será determinante obtener beneficios tangibles, tanto económicos, como sociales y medioambientales que atiendan necesidades de las comunidades, incidiendo en su bienestar.

Así, el turismo alternativo propicia una actividad recreativa de calidad, realizada en un espacio no urbano, de bajo impacto sociocultural y ambiental, que facilita vivencias y experiencias que enriquecen el desarrollo de la personalidad, que hace accesible la comprensión de la realidad de las comunidades anfitrionas mediante la convivencia respetuosa y valorada con sus pobladores. Lo anterior genera una derrama económica con beneficios directos para los prestadores de servicios locales y proporciona niveles crecientes de satisfacción y bienestar generalizado, tanto para los visitantes como para la población local.

Los turistas alternativos buscan un amplio abanico de actividades para cubrir distintas necesidades, entre éstas: aprender, relajarse, relacionarse, divertirse, ir en busca de aventuras significativas y otras relacionadas con el medio natural, social y cultural. Algunas de estas actividades son estacionales, pero la mayoría de ellas se pueden realizar durante todo el año. Algunas se practican en unas cuantas horas y otras necesitan un par de días, una semana y hasta más tiempo.

El turismo como actividad económica sustentable se ha incrementado alrededor del mundo como una posibilidad de desarrollo, alejada de los modelos tradicionales como el turismo de playa o de resort.

Ésta es una tendencia de mercado que ha demostrado que los turistas buscan opciones para recrearse dentro de escenarios que les ofrezcan actividades con algunas comodidades disponibles, además de un servicio más personalizado, seguro y cercano a su ubicación.

CON SELLO LOCAL

Tradicionalmente la actividad turística se ha desarrollado en áreas físicas en donde se reciben grandes cantidades de visitantes. Actualmente se definen oportunidades viables más incluyentes en la prestación, cuidado y atención de los turistas, bajo dinámicas personales, ambientalmente más sanas y proyectivas. Éstas consideran mayores beneficios sociales y económicos para todos los participantes, particularmente para las comunidades locales que ocupan y comparten espacios y opciones abiertas a lo largo y ancho del territorio nacional.

Antes se reconocía el paisaje, el clima, las facilidades, la calidad estandarizada de los servicios, la concentración y el acceso a los atractivos, como los elementos más llamativos; ahora la capacidad receptiva personalizada de las comunidades, la autenticidad, la vida cotidiana y las costumbres, la calidad ambiental, la proximidad, las actividades familiares programadas y la seguridad, entre otros, son los recursos mayormente identificados y estimados por los turistas mundiales. Lo anterior identifica oportunidades próximas a la condición de vida de las comunidades anfitrionas, así como viables a las necesidades de bienestar y conservación de recursos locales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: