Juntos para recaudar.

Publicado Por

 

La aprobación de la reforma fiscal en octubre del año pasado no dejó contentos a muchos. Algunos empresarios, sobre todo en las zonas fronterizas —donde se homologó el cobro del impuesto al valor agregado (IVA) de 11 a 16 por ciento— anunciaron que recurrirían a amparos para evitar afectaciones por dichas medidas.El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, sostiene que todas las modificaciones que se realizaron a la ley tienen la solidez necesaria para defenderse de los recursos legales que interpongan los inconformes, ya que desde su diseño se cuidó que fueran constitucionales y consistentes con el marco jurídico.

“Esta reforma se realizó mediante un trabajo escrupuloso y de manera conjunta entre la Procuraduría Fiscal de la Federación, la Consejería Jurídica de la Presidencia, el departamento legal del Servicio de Administración Tributaria (SAT), y también se consideró con mucho cuidado toda la jurisprudencia establecida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)”, apunta el funcionario en entrevista con Alcaldes de México.

Videgaray Caso comenta que hasta el momento es incierto qué partes de la reforma pudieran ser sujetas de amparo, no obstante, asegura que los cambios aprobados por el Congreso de la Unión fortalecerán al sistema tributario del país de tal manera que se cerrarán los espacios para ejercer prácticas abusivas.

Por lo anterior, comenta que es entendible que haya personas que no estén de acuerdo con algunas de las medidas aprobadas, en cuyo caso, la Procuraduría Fiscal de la Federación se encargará de atender los amparos promovidos. “En ese punto vamos a ser profundamente respetuosos de las determinaciones del Poder Judicial”, sostiene.

 

RÉGIMEN INCLUYENTE
Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), más de 13 millones de mexicanos trabajan en el comercio informal. No obstante, la reforma fiscal no consideró entre sus puntos establecer algún tipo de gravamen las personas que se dedican a dicha actividad.

En cambio, Luis Videgaray explica que se optó por elaborar una estrategia integral que genere los incentivos para que los pequeños comerciantes que realizan sus actividades en la informalidad decidan incorporarse al sector formal de la economía voluntariamente.

Con ese fin se creó el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), el cual permitirá preparar gradualmente a los pequeños negocios en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales de varias maneras, entre las cuales destacan descuentos en el pago de impuestos, el uso de herramientas electrónicas provistas por el SAT que, además, auxiliarán a los comerciantes en la administración de la contabilidad de los negocios, así como el acceso a programas de crédito.

“Un aspecto muy importante de este régimen es que los contribuyentes también podrán ser beneficiarios de servicios de seguridad social con descuentos en sus contribuciones”, apunta el funcionario.

IMPULSO A LAS FRONTERAS
Si bien la homologación del IVA en las fronteras causó inconformidades entre los habitantes y el sector empresarial de las zonas limítrofes del país, Luis Videgaray recuerda que en noviembre, el presidente Enrique Peña Nieto presentó el Programa de Apoyo a la Zona Fronteriza, el cual abarca un conjunto de acciones para impulsar el desarrollo de dichas regiones.

La medida beneficiará a los estados de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Quintana Roo, Sonora, Tabasco y Tamaulipas, y contempla seis acciones estratégicas.

Primero, serán clausuradas las garitas, con el objetivo de agilizar el tránsito de personas y de mercancías. “En su momento las garitas tuvieron una razón de ser, pero hoy día se han convertido en un punto de conflicto social, de obstrucción y de daño a la vida cotidiana de las comunidades de los estados fronterizos”, refiere Videgaray Caso.

En segundo lugar, la iniciativa comprende apoyos a familias de escasos recursos que se distribuirán a través de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). Para ello, la Cámara de Diputados aprobó dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2014 la creación de un Fondo para Fronteras de 3 mil millones de pesos (mdp) del cual se destinarán 2,500 mdp en beneficio de 240 mil familias fronterizas, las cuales también formarán parte del programa de apoyo alimentario Sin Hambre.

Como parte de la tercera línea de acción, los 500 mdp restantes del Fondo para Fronteras se canalizarán a la banca de desarrollo para destinar más créditos a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), a los exportadores y a los productores rurales.

En cuarto lugar, el funcionario asegura que se impulsará el turismo en la zona fronteriza. Asimismo, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) establecerá medidas especiales para proteger los derechos de los consumidores. “Se busca que la homologación del IVA en la frontera no sea una excusa para que se incrementen los precios”, apunta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: