Seguir viendo

Nuevos municipios, reto de la Federación

Autonomía, recibir más recursos y trabajo conjunto, son las prioridades del nivel de gobierno más cercano a la ciudadanía

FOTOS: Rosalía Morales

Citlali Medellín

Los municipios son la base de la organización política de los estados, que por medio de divisiones territoriales se organizan en dos diferentes tipos de sistema, el de usos y costumbres y el partidista. Estos organismos autónomos y territorios propios son los que se sustentan en el Artículo 115 de la Constitución Política de México.

Algunas de las circunstancias por las que se toma la decisión de crear una nueva administración local corresponde al número de habitantes que el gobierno estatal estipula para poder convertirse en municipalidad, así como la solvencia económica, punto que Laura Fernández Piña, Presidenta Municipal de Puerto Morelos, en Quintana Roo —uno de los municipios de más reciente creación— y Presidenta de la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm), considera de mayor importancia.

FOTO: AYUNTAMIENTO DE PUERTO MORELOS

Al hablar de la creación de un nuevo municipio y de que la solicitud debe provenir de la ciudadanía, puntualiza que la independencia es sin duda una de las causales más importantes, sin embargo no es cosa sencilla convertirse en una nueva ciudad con responsabilidades propias. Son, asegura, trabajos forzados antes de poder ser una alcaldía nueva.

Hermilio Pérez

Hermilo Pérez Cabrera, Director General de la Asociación de Autoridades Locales de México (Aalmac), enfatiza: “En primer lugar, se encuentra el sistema de gobierno por el que se regirá la nueva administración, ya sea por usos y costumbres o por el sistema de partidos.”

Asimismo, se debe dar de alta al municipio ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP), para ser partícipe del presupuesto estatal, federal y acceder a los incentivos de desarrollo municipal y otros programas.

Hermilo Cabrera comenta que la principal diferencia entre los municipios por usos y costumbres y los de sistema de partidos radica en la partida presupuestaria, ya que los que se rigen por el segundo sistema tienen recursos destinados a la plantilla laboral, mientras que en el caso de los primeros, el dinero que reciben es para el desarrollo e impulso del municipio, pero no para la plantilla administrativa, lo que se suma a la forma de autodeterminación.

Por su parte, Citlali Medellín, Vicepresidenta de la Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm), enfatiza que lo que se busca con la autonomía y autodeterminación es crear municipios más fuertes, que contribuyan a un mejor desarrollo de la democracia y de políticas públicas y a una participación ciudadana más efectiva.

Reconoce que se debe poner atención y dar mayor fuerza a los presidentes municipales, quienes son por mucho los más cercanos a la gente. Si ello desemboca en la creación de un nuevo municipio, con todo lo que eso implica, entonces se tiene que hacer.”

Laura Fernández

En ese orden de ideas, Laura Fernández concluye que los beneficios son principalmente que la recaudación generada en la localidad ahora puede ser usada para satisfacer las necesidades del territorio que le corresponde. La creación no fue por peleas entre autoridades, sino porque las necesidades y demandas de las personas variaban mucho y se optó por la que fue la mejor solución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: