Seguir viendo

Síndicos y regidores ¿deben existir?

FachadaVigías, contrapesos y fiscalizadores de las decisiones de los alcaldes, los regidores y síndicos hoy viven un reto: fortalecerse, modernizarse y ser figuras ciudadanas de gobierno.

La autoridad más antigua, el Cabildo, les dio cobijo hace 490 años en la Villa Rica de la Veracruz; pero hoy, esas figuras requieren más “dientes” y facultades de ejecución y vigilancia. Actualmente son 2,440 cabildos que tienen entre 11 y 14 regidores y de uno a tres síndicos.

Garantizar su autonomía y buen funcionamiento exige revisar su forma de elección para tener mayor legitimidad. Lograrlo implica consensos, reformas a la Constitución de la República, leyes y normas locales que los regulen y, sobre todo, debatir el fortalecimiento del sistema municipalista en México

CONTRAPESOS DEL PODER

Ser regidor o síndico implica vigilar y ser contrapeso de las decisiones del presidente municipal. Su reto es construir “equilibrios” en cada decisión y garantizar que sea la que más convenga a la población, detalla Ángel Ángel LópezGustavo López Montiel, director del Programa de Ciencia Política del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Ciudad de México.

El Artículo 115 constitucional regula su existencia. Su número depende de la cantidad de habitantes del municipio y sus facultades están en constituciones, leyes y normas locales; pero su autonomía con respecto al presidente municipal es cuestionada hoy en día, pues llegan al cargo al acompañar, mediante planilla, al presidente municipal, detalla el doctor en Ciencia Política.

Sus funciones“Es una de las fallas más importantes al interior del cabildo y que hacen que parezcan estructuras inoperantes, onerosas” reconoce el académico. Por ello, surgió quien propuso desaparecerlos. El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, es uno de ellos ya que planteó en el Congreso local convertir en cargos públicos honorarios a las regidurías y desaparecer a los síndicos

No es la solución, ni sería fácil, advierte el diputado federal Carlos Alberto Pérez Cuevas, miembro de la Secretaría de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados. Extinguirlos implica reformar leyes municipales y estatales. Principalmente modificar el Artículo 115 constitucional que sustenta su existencia.

Por lo tanto, defiende el legislador panista: “Más que pensar en desaparecerlos habría que pensar en fortalecerlos” y definir “una auténtica figura de concejales o regidores y de síndicos”. Revisar su forma de elección es el primer paso para robustecerlos como autoridades, porque si bien son el ente más cercano a la ciudadanía “no sabemos quiénes son, a qué se dedican o cómo llegan”.

ADIÓS A LAS PLANILLAS

Que sea en urnas donde se defina a regidores y síndicos es la opción para garantizar su autonomía. Actualmente Nayarit y Coahuila —y próximamente Hidalgo— son las únicas entidades donde se eligen por voto directo de los ciudadanos. En marzo pasado, la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en San Lázaro presentó ante el pleno una propuesta de reforma al Artículo 115 constitucional.

Omar FayadOmar Fayad Meneses, diputado federal y autor de la iniciativa, explica que el objetivo es crear demarcaciones territoriales municipales, conforme a la densidad de la población, a partir de las cuales se elegirían en forma directa y en las urnas a 50 por ciento de los regidores y síndicos de cada municipio del país. El resto de los puestos serían electos conforme al sistema actual de representación proporcional. Este es el mismo esquema que actualmente opera en el estado de Nayarit.

De esta forma, diríamos adiós a las planillas y se garantizaría la autonomía y correcta gestión de esas dos figuras. Asimismo, se alentaría la participación política de los partidos y se promovería la participación ciudadana de las comunidades, agrega el legislador federal priista, miembro de la Secretaría de la Comisión de Fortalecimiento al Federalismo n la Cámara baja.

SÍ A LAS URNAS

En la frontera sur de Sinaloa se encuentra Escuinapa, un municipio con 50 mil 438 habitantes que demandan a sus autoridades mejores servicios, seguridad, salud, educación. Pero atenderlos nos es fácil, platica Sergio Rafael Barrón, regidor y presidente de la Comisión de Educación del municipio. La razón es que el acto de decidir implica vencer “mayoriteos”.

De los 13 regidores que conforman el cabildo, ocho llegaron bajo la planilla del presidente municipal de extracción panista, Juan Manuel Lerma Cruz. El resto fueron designados vía plurinominal y, por lo tanto, son oposición. Por eso, Sergio Rafael Barrón avala elegir, cuando menos, a 50 por ciento de regidores y síndicos en las urnas.

“Necesitamos mayores facultades, tener más poder de decisión. A veces, en asuntos de importancia, a los de oposición nos mayoritean. De ahí la incongruencia”, se queja el sinaloense.

La Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm) coincide en la necesidad de fortalecer urgentemente a las figuras de síndico y regidor. Hacerlos más eficientes, profesionales y operativos es un imperativo para fomentar el municipalismo en el país.

Sergio ArredondooEl secretario general de la organización, Sergio Arredondo Olvera, insta a una revisión profunda de las fortalezas y debilidades que tienen los cabildos, y a promover una reforma integral sobre el papel de regidores y síndicos para regular sus competencias, responsabilidades, actividades y salarios. Lo anterior implica modificar, además de su método de elección, la cantidad de recursos que ejercen como autoridad municipal

Actualmente sólo 4 por ciento de los recursos públicos nacionales son para los municipios, frente a 80 por ciento que controla el Gobierno Federal, lo que constituye una limitante para sus funciones, comenta Arredondo Olvera.

Extender el periodo de los presidentes municipales y los funcionarios del cabildo de tres a cuatro años, con posibilidad de reelección, es otra demanda de la Fenamm.

Sergio Arredondo menciona como ejemplo que las ciudades más exitosas del mundo tienen concejales que permanecen en el cargo mínimo cuatro años. Haití y México son las dos únicas naciones de América Latina en las que esos cargos duran tres años.

En el presente, sólo en Coahuila el mandato de sus presidentes municipales, regidores y síndicos dura cuatro años, una reforma de la cual han surgido dos camadas de funcionarios públicos, correspondientes a las elecciones de 2005 y 2010.

Más recientemente, el Congreso de Hidalgo hizo una reforma a su Constitución, que también amplía a cuatro años el periodo legal de los funcionarios del Cabildo, pero que entrará en vigor hasta 2016. Mientras tanto, en el Estado de México la propuesta sigue en el Poder Legislativo local para su discusión.

SOCIEDAD VIGILANTE

SalónFortalecer estas autoridades también requiere de un cuarto elemento: promover la participación social de sus habitantes, señala el especialista en Derecho Administrativo, Miguel Alejandro López Olvera, miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El académico sostiene que tener autoridades más fuertes en el municipio obliga a que sus habitantes participen en la toma de decisiones de su comunidad. Por lo tanto es preciso que, como parte del fortalecimiento de regidores y síndicos, se garantice que tengan más contacto con el ciudadano, y una opción para ello es instalar audiencias públicas, propone el académico.

En Buenos Aires, Argentina, se realizan esas audiencias, y en el caso de México se permitiría que no sólo regidores y síndicos conocieran los problemas y plantearan soluciones, también los habitantes. Al reforzarse las figuras de regidores, síndicos, y el Cabildo en su conjunto, el beneficio sería indudable: un buen gobierno para el ciudadano.

Ángel Gustavo López Montiel, doctor en Ciencia Política y académico del ITESM, advierte que si bien el federalismo se ha promovido en los últimos años, se ha dejado rezagado a los municipios pese a que tienen el primer y mayor contacto con los habitantes.

“Mientras en el resto del mundo se fortalecían las instituciones locales, en México quitábamos facultades a los gobiernos locales”, expone el secretario de la Fenamm, Sergio Arredondo Olvera.

Por lo tanto, tener 2,440 municipios con autoridades sólidas garantiza mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y, en segunda instancia, muestra la importancia de consolidar el sistema municipalista en México con ayuntamientos más autónomos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: