Toda la carne al asador en 2010

Publicado Por

Jusn MolinarEn la construcción de infraestructura, el gobierno federal pondrá toda la carne sobre el asador en el presente año, pues sólo de esa forma el país podrá llegar a tiempo y en buena posición al momento en que repunte la economía mundial. Para lograrlo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ya tiene en puerta ambiciosos proyectos de interconexión de puertos, así como de redes carreteras y ferroviarias, con el fin de convertir a México en la plataforma logística manufacturera y de consumo de América del Norte.

Lo anterior se pondrá en marcha, no obstante que aún no se tiene claro el tamaño del beneficio económico que le aportará al país.

Las inversiones previstas son consideradas como espectaculares por el secretario del ramo, Juan Francisco Molinar Horcasitas. Para su conformación se buscará que el capital privado sea el ingrediente mayoritario en ellas, en proporción de cuatro a uno, respecto a la participación de los recursos públicos.

No obstante, ante este panorama hay retos que enfrentar, como los profundos rezagos, aún existentes, en la red carretera, ferroviaria y portuaria, y en toda la infraestructura necesaria para agilizar y hacer eficiente la movilidad de mercancías. Además, lo más duro será recuperar la confianza de los connacionales, que se vio seriamente deteriorada por la crisis económica mundial, de tal manera que actualmente hay más confianza en el extranjero hacia México que entre los propios mexicanos, opina Molinar Horcasitas en entrevista con Alcaldes de México.

“El compromiso del presidente (Felipe Calderón) que aseguraba que éste iba a ser el sexenio de la infraestructura, ya se cumplió, porque si nosotros comparamos la inversión que se ha hecho en infraestructura carretera en lo que va de la presente administración, vemos que se ha invertido, en forma real, 40 por ciento más de lo que se invirtió en el periodo del presidente Ernesto Zedillo.

“Y si lo comparamos con el sexenio del presidente Vicente Fox, vemos que ya vamos en 80 por ciento de lo que se invirtió en ese periodo. Para febrero o marzo habremos igualado y superado la cifra de ese sexenio”, asegura.

¿Cuáles son las metas para 2010?

Como nunca antesSólo en carreteras será una inversión de 55 mil millones de pesos, ésta cantidad nunca se había invertido en México. Ya están en marcha más de 400 licitaciones en obra pública, para construcción, mantenimiento y conservación de la red.

¿Cuáles son los tres o cuatro proyectos carreteros más importantes para este año?

Un complejo carretero mixto del noreste de Tamaulipas, que consiste en una combinación de libramientos y tramos nuevos; y, un libramiento ferroviario con cruce a Estados Unidos, en Matamoros.

Vamos a sacar el tramo carretero del Pacífico Sur, que va desde Guadalajara hasta la Unión. Está también el aeropuerto de la Riviera Maya y la ampliación del Puerto de Tuxpan.Lo que estamos concibiendo en México es una inversión como nunca se había visto con recursos públicos y privados.

Adicionalmente está una inversión de 7 mil millones de pesos para la construcción de la Terminal 2 de contenedores del Puerto de Manzanillo, y otra inversión extra para el desarrollo de una terminal de contenedores en el Puerto de Cárdenas. Vamos con todo porque cuando estas obras estén operando, ya la economía del mundo se habrá levantado otra vez, y si nos esperamos a que se levante para hacer estas inversiones, vamos a llegar tarde. También estamos trabajando en un puerto en Colonet, Ensenada, y otros muchos desarrollos igualmente importantes.

La idea es convertir a México en la gran plataforma logística, y para eso empezamos a meter dinero, aunque estas obras se lleven mucho más de dos años en estar listas.

¿Qué tan eficiente es la infraestructura terrestre de México con relación a la de sus principales socios comerciales: Estados Unidos, Canadá y los países europeos?

Transporte marítimoTenemos que pensar en cuáles son las competencias que tenemos: Canadá y Estados Unidos al norte, y Panamá al sur, porque de Lázaro Cárdenas (Michoacán) a Panamá realmente no hay ninguna competencia importante.

Lo que debemos hacer en México es lograr que, para los barcos procedentes de Estados Unidos, Canadá o cualquier otra parte del mundo, resulte más rápido y más barato elegir un puerto mexicano que optar por Panamá, o cualquier otro puerto.

Ya en estos momentos lo estamos logrando. Sale más barato, rápido y eficiente cruzar por Manzanillo y tomar una ruta ferroviaria que esté conectada con Estados Unidos, o llegar a Lázaro Cárdenas y tomar una ruta de ferrocarril que llegue a ese país, en lugar de llegar a Long Beach, California.

Más al norte, Canadá no tiene mucho que ofrecer, porque sus puertos no son tan grandes, su clima no les ayuda y las distancias tampoco, y si se baja al norte de Estados Unidos, ni Seattle ni Oakland ofrecen condiciones competitivas, ni tienen el tamaño ni las dimensiones que se necesitan. Realmente la competencia sería Long Beach y Los Ángeles, pero los puertos mexicanos tienen muchas más perspectivas de crecimiento y de eficiencia.

Y hacia el sur lo único que queda es Panamá. Pero somos más eficientes y lo vamos a seguir siendo combinando multimodalidad en el transporte: desarrollo en puertos, en autotransporte y en vías ferroviarias.

En el caso de las vías ferroviarias ¿existe un proyecto que se vaya a iniciar en 2010?

Hay varios, muy, muy importantes. El principal es el libramiento de Celaya, porque es uno de los pocos puntos de cruce de las dos grandes líneas troncales que existen en el país: la de Ferromex y la de Kansas City Southern, y ahí estamos desarrollando un proyecto para que México, cada día, se vaya convirtiendo en una gran plataforma logística.

En esto los estadounidenses y canadienses están entendiendo cada vez más que no competimos contra ellos, sino que competimos a su favor, porque por razones geográficas y limitaciones de desarrollo de potencial de crecimiento, en el caso de Long Beach, las mejores opciones hoy en día se llaman Manzanillo y Lázaro Cárdenas, entonces competimos para la gran plataforma de consumo de América del Norte. México está en una posición única de lograrlo ya que todas las inversiones que estamos realizando van orientadas hacia esto.

CONFIAR EN MÉXICO

¿Cuáles son los principales obstáculos para lograrlo?

CiudadUno de los principales ha sido la confianza de los mexicanos en México. Me he encontrado que fuera del país hay una enorme convicción respecto a lo que está haciendo México, por parte de los principales grupos de inversión, de operación, de capital financiero y de riesgo, que están respondiendo de una manera muy entusiasta. Todo el tiempo tenemos llamadas de inversionistas extranjeros y nacionales para preguntarnos cuáles son los calendarios de licitación.

¿Quénes son esos inversionistas?

No puedo dar nombres, porque cualquiera que señale, en un ambiente de competencia transparente abierta y clara, se podría ver como una preferencia. Pero quienes traigan sus capitales harán las mejores inversiones.

¿Dónde ve los principales rezagos en infraestructura del país?

Tenemos varios. Lamentablemente hemos acumulado, a lo largo de varias décadas, rezagos de los que recientemente nos hemos ido recuperando. Por ejemplo, en autotransporte de personas y carga tenemos una infraestructura y operación deficientes.

También tenemos una fuerte deficiencia en la economía, y, aunque el funcionamiento del sistema ferroviario va creciendo, no hemos encontrado la mejor manera de resolver la operación de sus diferentes redes. Por otro lado existen problemas en nuestro sistema aeroportuario. Ante este panorama, lo que estamos haciendo es invertir como nunca se había hecho en México.

CON EL APOYO DE LA IP

¿México tendrá la capacidad económica para realizar las obras de infraestructura que permitan acelerar el desarrollo, como lo hicieron, por ejemplo, los europeos?

Los europeos lo hicieron en buena parte con capital extranjero, a partir del Plan Marshall y del proceso de unificación; nosotros lo vamos a hacer a partir de que el capital extranjero esté entendiendo una cosa: la principal plataforma manufacturera del mundo sigue siendo América del Norte, además de ser la principal plataforma de consumo del mundo.

Los dos puertos mexicanos, el de Manzanillo y el de Lázaro Cárdenas, son los más importantes de toda la Cuenca del Pacífico, y los estamos desarrollando cada día más.

¿Cuáles son, en porcentaje, las participaciones del capital privado y público en estos proyectos?

La idea que debemos impulsar en México, en los próximos años, es que por cada peso de recursos públicos, haya dos, tres, cuatro pesos de recursos privados en inversión, y para allá vamos.

¿Sin capital privado, México podría salir adelante?

Ningún país puede salir adelante sin capital privado.

¿El presupuesto alcanza para esas obras?

El presupuesto nunca alcanza, ni la inversión privada. El concepto general de la economía de “principio de escasez” seguirá estando presente. Pero 2008 fue el año récord en inversión en infraestructura en la historia de México; 2009 estuvo por encima del año anterior, inclusive después del recorte por la crisis mundial, y 2010 será otro año récord.

¿Qué tanto puede incidir una buena infraestructura de comunicaciones para abatir la pobreza?

Muchísimo. Los caciques terminan cuando se abre un camino y eso mejora las condiciones de vida.

¿El Plan Puebla Panamá está vigente?

Más que hablar del Plan Puebla Panamá, yo quisiera destacar que existe una gran cantidad de proyectos de desarrollo en el sur de México.

Estas obras ¿cuánto le van a generar al país en divisas?

No lo podría cuantificar porque no quisiera inventar cifras.

Molinar Horcasitas concluye la entrevista con una reflexión que deriva en esperanza, al enfatizar que, ojalá para 2010 se logre recobrar la confianza de los mexicanos en México.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: