Urgente rescatar arcas municipales

Publicado Por

Es imperativo lograr la eficiencia de servicios públicos para incentivar a la población a que cumpla con sus contribuciones

FOTO: CORTESÍA DEL GOBIERNO DEL MUNICIPIO DE QUERÉTARO

México enfrenta una deficiencia de recaudación a nivel local. De acuerdo con Bruno Fonseca, Director General de Gabinete de Cobranza, “el país se encuentra en una de las peores etapas en esta materia”. Considera que la alternativa para incentivar a la población a cumplir con sus obligaciones tributarias es que el municipio rompa con el círculo vicioso que se generó entre no pagar impuestos y servicios públicos deficientes, y le apueste a desarrollar infraestructura de calidad para que los ciudadanos aprecien el destino productivo y transparente de sus recursos, y se motiven a contribuir con el crecimiento de su localidad.

“Ese círculo vicioso se está engrandeciendo porque se amplía la cartera vencida y el que no te paguen no te permite hacer algo al respecto, pero si el contribuyente ve servicios públicos eficientes, y tiene confianza en el ayuntamiento, comienza a pagar. Cuando los contribuyentes pagan exigen ver qué hacen con su dinero.”

El directivo explica que la estrategia de los gobiernos locales debe estar encaminada a informar sobre las obligaciones tributarias de los contribuyentes, así como el estatus que presenta su nivel de cumplimiento, con el objetivo de que el ciudadano esté consciente.

Bruno Fonseca.
FOTO: CORTESÍA DEL GABINETE DE COBRANZA

“¿Qué opciones hay? No es cuestión de encontrar el hilo negro. Lo primero que debe hacer el ayuntamiento es informar sobre deudas el mayor número de veces posibles, es decir, hacer una estrategia de comunicación con cada uno de los contribuyentes.” En ese sentido, opina que es necesario superar los dogmas que existen en torno a cobrar una deuda. “Hay que quitamos ese conflicto cuando cobramos. Hay maneras profesionales para lograr un buen entendimiento.”

Asimismo, añade que existen diversos mecanismos, como pago en meses sin intereses con tarjeta de crédito, para que los ciudadanos se pongan al corriente de los adeudos que pudieran tener por el pago de impuestos o derechos como el predial, colocación de anuncios o espectaculares, así como permisos para levantamiento y ampliación de inmuebles.

“Quizá hay ayuntamientos y gobiernos que prohíben alguna negociación o descuento en un impuesto, está bien, pero si no tienes alguna condonación de multa o recargo o un descuento por el pago, se puede desembolsar la misma cantidad en pagos diferidos, en convenios de seis, ocho, diez meses, el tema es acercarse a los contribuyentes para que paguen”, reitera.

 

Kristobal Meléndez Aguilar.
FOTO: ROSALÍA MORALES

GARANTIZAR RECURSOS A MUNICIPIOS

Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), refiere que otra estrategia para fortalecer las finanzas públicas de los municipios es que se reforme la Ley de Coordinación Fiscal para determinar que los ayuntamientos contarán con una mayor participación de los recursos que se transfieren a las entidades federativas, a fin de que cuenten con recursos para que los inviertan en desarrollo urbano y la población se sume al cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

“Hay dinero que está a disposición libre para los gobiernos estatales, y éstos, a través de fórmulas de los congresos locales o de algunos convenios, redistribuyen esos recursos a los municipios. Depende de cada entidad federativa, pero si desde un inicio se posibilita que lleguen más recursos a los municipios, tendrían mayor independencia, porque la realidad es que los ayuntamientos padecen de presupuestos limitados.”

En ese mismo contexto, el especialista en finanzas destaca las oportunidades que arroja impulsar la actividad económica de las localidades, pues en un entorno con empleos y mayor poder adquisitivo, la población estará en mejores posibilidades de cumplir con sus responsabilidades tributarias.

ALGUNAS CIFRAS

Tan sólo del impuesto predial se obtiene apenas 0.3 por ciento del producto interno bruto (PIB), mientras que en las naciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), se recauda en promedio 2.1 por ciento, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

A su vez, de acuerdo con estimaciones del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), los municipios sólo generan 21.5 por ciento de sus recursos públicos, lo cual revela una gran dependencia de las transferencias que les otorgan los estados o la Federación.

Los mayores rezagos se identifican en los gobiernos locales (tanto municipales como estatales), los cuales generan, en conjunto, menos de 5 por ciento del total de los recursos que se obtienen por impuestos, de acuerdo con un documento del Centro de Estudios y Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados; el cual además señala que las alcaldías apenas aportan 1.6 por ciento.

En ese sentido, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) advierte que la limitación de recursos propios abona a que la deuda municipal vaya al alza. A finalales de 2017, la deuda municipal superó los 45 mil millones de pesos (mdp), equivalente a tres veces el presupuesto de la Procuraduría General de la República (PGR) en 2018 (16 mil 243 mdp).

La consecuencia directa de los bajos ingresos que generan los municipios es la pobre calidad de los servicios que ofrecen, como iluminación pública, recolección de basura, pavimentado, infraestructura vial, entre otros.

Al respecto, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la calidad de los servicios públicos básicos, como calles y avenidas, así como seguridad pública y el alumbrado tuvieron en 2017 una calificación reprobatoria: entre la población tienen un nivel de satisfacción de apenas 23.7, 23.8 y 35.9 por ciento, respectivamente.

CASOS DE ÉXITO

Pese a dichas adversidades, existen casos de éxito en recaudación local. Algunos de ellos son San Pedro Garza García, en Nuevo León, así como los municipios queretanos de Corregidora y Querétaro, los cuales han ampliado finala prestación de servicios públicos en favor de los habitantes, como el caso de seguros de vivienda para todos aquellos que estén al corriente en el pago del predial.

En el caso del municipio de Corregidora, para este 2018, se estima una recaudación por concepto del impuesto predial de 211 mdp, de los cuales 151 millones se habrán obtenido durante el primer bimestre del año, en el que existieron descuentos de entre 20 y 8 por ciento para los contribuyentes.

En ese municipio se otorga un seguro de vivienda a quienes estén al corriente de los pagos. Tan solo en 2017 se utilizó el seguro en 88 casos por un monto de 4 mdp, de los cuales 11 fueron por robo por un monto de 92 mil pesos, 5 por incendio por 109 mil pesos y 72 casos por inundaciones por 3.5 mdp.

También, cifras del Inegi apuntan que en las delegaciones de la Ciudad de México se concentraron 38.3 por ciento de los 36 mil 855.5 mdp de impuesto predial en el país durante 2016; le siguieron el Estado de México (14.1 por ciento) y Nuevo León (6.9 por ciento).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: