Identidad con poder

Señorita“La apariencia proclama al hombre”, escribió William Shakespeare, y esta sentencia es una realidad para un mandatario, sobre todo en el momento en que debe mostrar una identidad cultural durante una visita oficial.

La moda no determina una sociedad, pero sí la retrata. En este sentido, de acuerdo con Alicia Caltum, directora de Personal Shopper de El Palacio de Hierro: “La forma de vestir ante otros jefes de Estado, o mandatarios de distintos niveles, es un acto que debe evidenciar la identidad nacional de forma natural, en una adecuada proporción de los elementos que componen un vestuario. Éstos son el conocimiento del protocolo que se requiere para asistir a determinado evento, lo discreto del atuendo y el buen gusto en la elección de los materiales y calidades que lo componen”.

Aunque en México la moda se ha vivido de forma distinta al resto del mundo, existen códigos culturales que determinan un respeto al lenguaje social que signa un atuendo en eventos entre mandatarios. “Son reglas universales que hablan de saberse vestir adecuadamente, en donde el vestuario es un elemento profesional que determina un punto de vista sociológico de quien lo porta, como un factor que provoca ante los iguales una impresión de respeto, jerarquía, don de mando y comunicación.” Éste quizá sea el aspecto más importante en citas oficiales, ya que perfila al jefe de Estado con una identidad con poder de negociación, factor clave para llegar a acuerdos trascendentales.

UN PAPEL DESTACADO

De ahí que sea válida la asesoría profesional en imagen. “Hoy en día es una inversión básica en todo funcionario público de nivel que reconozca su papel como representante de una sociedad”, indica Alicia.

“El saberse vestir expresa valores de clase o refinamiento, lo que se traducen en una habilidad estética que permite la negociación a través de la expresión de la personalidad del mandatario por medio del atuendo.”

Es por ello que, detalles como saber quiénes asisten, el horario, época del año, lugar y clima existente del momento en que se realizará el evento, sirven para adecuar su vestuario sin perder un ápice la función principal de éste: “Identificar la autoridad y personalidad del jefe de Estado desde el primer momento”, puntualiza Caltum.

Se debe recordar que la ropa que porta le da jerarquía y ubica al servidor en un contexto en el que se puede asegurar, al verlo, la forma como ejecuta, hacia dónde se dirige, las preferencias culturales que tiene, e incluso, la ideología que posee. “Ayudarse de un consultor o un personal shopper no sólo sirve para vestirse bien, sino que ubica al mandatario en un estatus acorde acorde con su rango que le facilitará mantener mejor comunicación entre sus iguales”, finaliza.

(1) Universal. Trajes en tono gris o azul marino. Obedecen a códigos establecidos de negociación. Es de Brooks Brothers.

F 1 Brooks Brothers

(2) Elegante. La propuesta del estilo italiano es la atemporalidad y sobriedad en sus diseños. El reloj es de Bulgari.

F 2 BULGARI

(3) Esencial. Para no fallar siempre prefiera calzado negro y de agujeta. Es de Ermenegildo Zegna.

F 3 Ermenegildo Zegna

(4) Muy útil. Se retoman formas básicas en portafolios para darle protagonismo a la firma que lo distingue. Es de Ermenegildo Zegna.

F 4 Ermenegildo Zegna

(5) El accesorio. Las mancuernillas son detalles a cuidar. Prefiera diseños geométricos y en acero pulido. De Ermenegildo Zegna.

F 5 Ermenegildo Zegna

(6) La distinción. La corbata es inevitable. En seda con el tono base del atuendo, en estampados a rayas o gráficos pequeños y en el ancho en boga. Son de Ermenegildo Zegna.

F 6 Ermenegildo Zegna

(7) Lo retro. En lentes, el estilo aviador se traslada como una distinción de gusto. Son de Ray Ban.

F7 Ray Ban

Para vestir adecuadamente en visitas oficiales considere lo siguiente:

*Debe tomar en cuenta su complexión para la selección del corte de su atuendo.

*El buen gusto empieza por el sentido común a pesar del cambio de modas.

*Vístase acorde a la importancia del evento considerando jerarquía, clima y momento del día.

*La base de color de la temporada le ayudará a estar actualizado en su vestuario.

*En el atuendo femenino es preferible usar traje sastre o un vestido en corte recto sin estampados.

*Procure un tono que le dé luz a su rostro en la prenda que va cerca de éste.

*Para el hombre, el contraste con una camisa blanca y el traje oscuro crea un efecto positivo ante los demás.

(1) Identidad cromática. La tendencia continúa con los tonos neutros. Es válido para la mujer sumar a su atuendo el beige o gris, y estampados que le den versatilidad. El look es de Boss Black.

F 1 BOSS BLACK

(2) Puro instinto. Con referencias étnicas o con animal print, los brazaletes son una propuesta. Es de Rapsodia.

F 2 RAPSODIA

(3) Equilibrio. A modo de establecer un balance en su coordinación, puede usar piezas que en formas o diseño, sean depuradas o mínimas. El reloj es de cK.

F 3 CK

(4) Gran nivel. La mezcla de texturas y terminados en los lentes solares, con diseño retro, es lo actual. Son de Bulgari.

AB_ 014

(5) Lo chic. Opte por alternar acabados en charol. En los zapatos resultan perfectos para crear una armonía cromática en el atuendo. Es de Purificación García.

F5 Purificación garcía

(6) y (9) El acento. En aretes, colgantes y dijes, se conjugan formas concéntricas en oro. La apuesta es por la adecuada proporción. Son de Rebecca.

F 6 RebeccaF 9 Rebecca

(7) Incondicional. Un bolso tipo maletín grande en tono mate, va perfecto con su elección de ropa. Es de Marc Jacobs.

F 7 MARC JACOBS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: