Enemigo al acecho

Delatores de la diabetesEl trabajo de oficina generalmente implica permanecer sentado muchas horas al día. Los sistemas de comunicación facilitan, cada día más, la comunicación instantánea, y las cargas de trabajo ocasionan que se pidan alimentos a la oficina, a lo que se suma que pocas veces se procura una alimentación saludable y balanceada. Este estilo de vida se mantiene, en ocasiones, durante largos periodos en los que se puede sembrar la semilla de una enfermedad que silenciosamente comienza a desarrollarse y manifestarse: la diabetes.

Este trastorno, que cada vez cobra más víctimas, se genera por el exceso de glucosa en la sangre, la que se acumula por dos posibles razones: la primera es que el páncreas deja de producir parcial o totalmente insulina, que es la hormona que se encarga de trasportar el azúcar a todas las células del cuerpo —diabetes tipo 1—. La segunda es que, aunque el páncreas continúe produciendo insulina, el organismo desarrolla resistencia a los efectos de ésta —diabetes mellitus tipo 2 (DM2).

TratamientoLa DM2 es 10 veces más frecuente que la tipo 1, y suele aparecer a edades avanzadas, generalmente después de los 30 años. De acuerdo con el Dr. Rubén A. Gómez, secretario general del Colegio de Medicina Interna de México, actualmente está considerada como una de las primeras causas de mortalidad, y se calcula que en el mundo hay alrededor de 171 millones de pacientes afectados. Por otro lado, se estima que por cada diabético diagnosticado hay uno que no sabe que tiene el padecimiento.

Entre las principales causas se encuentran el sobrepeso y obesidad como resultado de la falta de actividad física o rutinas muy sedentarias, así como patrones alimenticios con abundantes carbohidratos, carnes rojas, harinas refi nadas (pan, pasteles, galletas, pastas). El sobrepeso es uno de los principales detonantes de la diabetes ya que la grasa interfiere de manera importante con la capacidad del organismo para utilizar la glucosa. Otros factores, de tipo hereditario, tienen también una participación importante en el desarrollo de esta enfermedad.

RUTINAS PERJUDICIALES

Test¿Se ha percatado de cuántas personas en su medio laboral tienen sobrepeso u obesidad? Quizá no haya reparado en ello, pero si se estima que 10 por ciento por arriba del peso ideal se considera sobrepeso, y 20 por ciento es obesidad, entonces verá que esto es mucho más común de lo que se imaginaba. Se calcula que 14.4 por ciento de la población del país padece DM2, de acuerdo con datos publicados en la revista Salud Pública de México a principios de junio pasado.

Una persona que padece diabetes y no está controlada experimenta malestares que impactan en su vida laboral y personal. Siente un cansancio muy intenso que disminuye el rendimiento, sensación molesta como hormigueo o ardor en manos y pies, mucha sed y resequedad en la boca, además de la necesidad de orinar con demasiada frecuencia. Puede experimentar también dolor de cabeza y difi cultad para ver claramente.

La diabetes no es curable, pero sí se puede limitar su avance. Uno de los principales riesgos de no mantenerla bajo control es que puede ocasionar problemas de salud muy graves que afecten verdaderamente la calidad de vida de las personas, los que incluso que pueden ser fatales. Entre éstos se encuentran retinopatía —padecimiento ocular que puede derivar en pérdida de la visión—, enfermedad del riñón, pie diabético —que puede ocasionar amputaciones—, trastornos cardiovasculares y neurológicos, por ejemplo.

Recuerde que es más fácil prevenir que tratar. Todos estos trastornos podrían impactar de manera importante en el desarrollo de su carrera profesional, o hacer más complicado que se desempeñe como se lo demanda su rol al servicio de la comunidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: