Estómago sano para un trabajo duro

Publicado Por

EstómagoLargas jornadas de trabajo que se prolongan por días sin el descanso necesario; estresantes sesiones en las que se debate con intensidad; ayunos continuos o comidas de trabajo en horarios cambiantes, en las que son frecuentes los alimentos irritantes, el alcohol y tabaco, y claro, consumo excesivo de antiácidos… ¿Le es familiar este panorama? Quizá si, tal vez no mucho, o probablemente ya se ha hecho parte de su rutina diaria y le resulta normal. El problema es que este estilo de vida, muy común en quienes desarrollan una carrera política, conlleva riesgos para la salud ya que se generan diversos padecimientos, como la gastritis.

Esta molesta y nada rara enfermedad, que consiste en la irritación y el desgaste de la pared interna del estómago, es una de las más comunes en la actualidad, ya que afecta a más de 80 por ciento de la población en el país, de acuerdo con estimaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Si reconoce que está inmerso en una dinámica como la descrita anteriormente, y si padece de síntomas como ardor estomacal, dolor e inflamación en el abdomen, náuseas, agruras, vómito, indigestión y falta de apetito, muy probablemente usted ya esté padeciendo un cuadro de gastritis. Vale la pena considerar que, en los casos más complicados, puede presentarse sangre en el vómito y heces de color oscuro.

TestAunque la alimentación desordenada es uno de los factores que más peso tienen en un cuadro de gastritis, hay circunstancias que también pueden ser una causa, como la presencia de la bacteria Helicobacter pylori; el abuso de ciertos medicamentos, como los que contienen ácido acetilsalicílico (aspirina), así como la sobreproducción de jugos gástricos por comer en horarios irregulares o por situaciones emocionales estresantes.

ANTIÁCIDOS Y MÁS

Aunque pudiera parecer un padecimiento fácilmente manejable, ya que existen medicamentos, como antiácidos para inhibir las agruras y malestares estomacales, así como otros para tratar el dolor, éstos sólo brindan bienestar temporal y no solucionan el problema de raíz. Si la gastritis evoluciona pueden producirse úlceras gástricas, hemorragias y hasta cáncer gástrico.

Para controlar la gastritis es necesario que el médico familiar o especialista determine cuál es el principal factor que la está produciendo, y con base en el diagnóstico recomiende la mejor estrategia de tratamiento.

Recuerde que mientras más saludable se encuentre, mejor podrá enfrentar los múltiples retos y actividades que su trabajo impone, como compromisos sociales y laborales, campañas, sesiones y viajes. Que éstos no sean un motivo para que la alimentación desorganizada e irritante predomine en su vida. Siempre que pueda mantenga horarios fijos para comer, consuma alimentos sin muchos condimentos, absténgase o disminuya el consumo del alcohol y del tabaco. ¡Ah! Y relájese, trate de no vivir en el estrés constante.

Test

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: