Competitividad de las ciudades mexicanas

Publicado Por

imcoEl Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) presentó recientemente su Índice de Competitividad Urbana 2010, en el que expone una evaluación a 86 ciudades mexicanas, cuyo desempeño en el último año ha sido analizado mediante la utilización de 10 factores de competitividad que agrupan 111 variables.

Este trabajo supera al anterior índice elaborado por la misma institución en 2007, ya que en esta ocasión han sido agregadas 15 ciudades y 41 municipios más, además de que se ha contado con mejores fuentes de información. Las ciudades escogidas concentran 65 por ciento de la población del país, a 70 por ciento de su fuerza laboral y 80 por ciento del producto interno bruto.

Respecto a 2006, las ciudades evaluadas lograron aumentar, en conjunto, su competitividad en 3.4 por ciento, que significa un crecimiento menor al de ciudades de otros países.

Para clasificar a las ciudades, el Imco ha establecido seis grupos, los que van desde competitividad alta hasta muy baja. La única ciudad que está calificada como de alta competitividad es Monterrey, mientras que las de más baja son Huimanguillo y Tuxtepec. En adecuada competitividad se encuentran ciudades como Aguascalientes, Chihuahua, Guanajuato, Hermosillo, Mazatlán y Querétaro. En el rango medio se encuentran Guadalajara, el Valle de México y Puebla-Tlaxcala, por ejemplo.

De los datos presentados, el Imco encuentra los siguientes problemas en las ciudades: son gobernadas por instituciones mal diseñadas, sin visión de largo plazo, poco profesionales y manejadas con criterios políticos sin rendición de cuentas ni incentivos económicos.

Asimismo, el documento señala que los temas más urgentes son los siguientes: agua, seguridad y transporte, seguidos por planeación, finanzas públicas y trámites. Para atenderlos y estar en posibilidades de acrecentar la competitividad se proponen las siguientes medidas: crear organismos intermunicipales y administradores metropolitanos, generar incentivos económicos y tarifas que reflejen costos y necesidades de inversión fijadas por organismos especializados, realizar cambios legales para dar lugar a una policía única o a 32 policías estatales, así como promover la reelección de alcaldes y diputados locales e incrementar las capacidades de los municipios para que sean corresponsables de su financiamiento.

Finalmente, se requiere auditar indicadores de gestión, homologar cuentas públicas, códigos penales y bases de datos, así como transparentar y presupuestar subsidios necesarios, entre otras medidas, establece el Imco.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: