Así se construye la movilidad del futuro en las ciudades

Por Martha Palma

Alcaldes de México | 12 de agosto de 2021.- La movilidad compartida, inteligente, predictiva y la micromovilidad, son una realidad en varios países del mundo, todas enfocadas a mejorar el tránsito de las ciudades y disminuir los niveles de contaminación.

Los taxis dron podrían comenzar a dar servicio en 2023 en algunas ciudades del mundo

Automóvil compartido o movilidad compartida. Las personas son cada vez más abiertas a compartir su vehículo y a acceder a modelos alternativos, privados o en conexión con medios públicos.

Las modalidades más populares son RideSharing (compartir un auto con otras personas para viajes de larga distancia), Car-Sharing o Carpooling (alquilar un vehículo durante cortos períodos de tiempo); y modelos por Suscripción o tipo Mobility as a Service, que integran múltiples modos de transporte en una sola aplicación digital para realizar viajes personalizados, cuyo objetivo es lograr un transporte multimodal donde el usuario tenga varias opciones y sea capaz de evaluar seguridad, precio, itinerarios y conseguir boletos electrónicos.

La movilidad compartida forma parte de la economía compartida, donde la atención ya no se centra en la propiedad, sino en el servicio, es decir; en lugar de tener un auto propio, la movilidad eficiente cobra mayor importancia.

Movilidad inteligente. Incluye carriles exclusivos, recopilación de datos, algoritmos, monitoreo de ruta, semáforos inteligentes que priorizan el transporte público en su cambio de luces, alumbrado carretero que se alimenta con luz solar y programas de distribución del espacio vial.

Con el uso de sensores e Inteligencia Artificial, la movilidad inteligente busca controlar vehículos e infraestructura para ahorrar tiempo, energía y evitar percances. Por ejemplo, un semáforo que modifica su ciclo de luces, haciendo que las rutas de autobuses urbanos sean más atractivas y rápidas para los habitantes de grandes ciudades, puede influir a que haya menos autos particulares en circulación y reducir así, el tránsito y el riesgo de accidentes.

Tránsito inteligente en Wuxi, China. Alrededor de 1,76 millones de vehículos están en movimiento en la metrópoli de Wuxi en China, donde automóviles, autobuses, semáforos y señales, se comunican entre sí. A los conductores se les notifica cuando van demasiado rápido, y un sistema de alerta temprana les informa de cualquier obstáculo que pueda surgir. Además, el sistema de semáforos analiza y optimiza constantemente el flujo de tráfico e informa al conductor de cuánto dura la luz en verde.

Proyecto de movilidad inteligente en Wuxi, China

En cambio, con el proyecto Gertrudes en Lisboa, Portugal, los semáforos darán prioridad de paso a los autobuses de transporte público, con el objetivo de aumentar la puntualidad del servicio y reducir el número de vehículos en circulación. Esto se logrará mediante el uso de sensores colocados en los semáforos, que identificarán a los autobuses y su estatus de cumplimiento respecto a su horario, cambiando a fase verde para permitirles recuperar parte del tiempo perdido, en caso que circulen con retraso.

Movilidad predictiva. A partir del uso de Internet de las cosas (IoT) y la interpretación de los datos, es posible anticiparse y comprender los comportamientos en torno a la movilidad, uso de rutas, medios, horarios y distintos escenarios que pueden favorecer o entorpecer la movilidad. Simultáneamente, se generan controles y acciones que promueven la seguridad de las personas, los medios de transporte, las vías y otros elementos de la infraestructura.

Micromovilidad. Hace posible llegar al destino sin necesidad de usar vehículos motorizados de combustible, utilizando E-scooters o patines eléctricos, bicicletas compartidas como las del sistema Ecobici e incluso patinetas electrónicas. La micromovilidad cubre distancias menores a diez kilómetros usando energía eléctrica, solar o simplemente pedaleando.

Patines y bicis eléctricas son tendencia en varias ciudades del mundo

Iniciativa “Ámsterdam eléctrica”. Las personas que compren un vehículo eléctrico en Ámsterdam pero no dispongan de aparcamiento propio con conexión eléctrica, pueden utilizar gratuitamente la estación de carga más cercana, que la ciudad pone a su disposición.

Iniciativa estatal “Made in China 2025”. Según el plan, las empresas que producen más de 50 mil automóviles dentro de sus fronteras nacionales, deben vender al menos el diez por ciento de su flota en forma de automóviles con propulsión eléctrica, o pila de combustible y vehículos híbridos enchufables.

Los taxis dron en Dubái, Los Ángeles, Dallas y Singapur están programados para comenzar su uso comercial en 2023.

Vehículos autónomos. La empresa Avanza en Málaga, España, conecta a turistas que desembarcan en el puerto con el centro de la ciudad, mediante autobuses sin conductor.

Un vehículo sin conductor y, en específico, una unidad de transporte urbano sin conductor, es resultado de una serie de procesos de eficiencia que miden y controlan variables como el trazado de la ruta, el kilometraje, la velocidad y la interacción con otros vehículos.

Los autobuses autónomos ya comienzan a ser realidad en lugares como Singapur, Estocolmo y Bruselas.

La empresa tecnológica china Baidu inició la producción en masa de su primer microbús autónomo de 8.3 metros de largo, con capacidad para ocho pasajeros llamado Apolong. Construido en asociación con el fabricante de autobuses King Long y BMW.

Un modelo de vehículo autónomo

Por su parte, Google diseñó Google Car, un vehículo autónomo que escanea constantemente el entorno por el que circula y analiza a los distintos actores que forman parte del tránsito diario, para diseñar la ruta a seguir y adecuar la velocidad.

El auto está conectado a internet, a fin de obtener toda la información necesaria sobre el estado de las vías.

El aún prototipo alcanza una velocidad de 40 kilómetros por hora y su autonomía es ligeramente superior a los 150 kilómetros, no dispone de volante ni pedales. Los pasajeros sólo tendrán que elegir su destino y pulsar un botón para que el automóvil comience a moverse.

 

Descubre más.

Deja un comentario

92245
A %d blogueros les gusta esto: