Blockchain en el sector público

Por Hansel Moska*

Blockchain se ha vuelto de particular interés debido a sus beneficios, que se encuentran centrados en la trazabilidad e inmutabilidad de la información, la transparencia y la descentralización.

El sector público tiene una función principal en el desempeño y recuperación de las economías a nivel global, lo cual puede enfrentar retos particulares. En este sentido, hay países que están llevando a cabo transformaciones a través de tecnologías disruptivas, de las cuales blockchain es una de las más destacables.

Potenciales casos de uso

Blockchain se ha vuelto de particular interés debido a sus beneficios, que se encuentran centrados en la trazabilidad e inmutabilidad de la información, la transparencia y la descentralización. Concretamente en México, se pueden identificar potenciales casos de uso, aprovechando modelos probados en otras jurisdicciones, que consideren las características y condiciones de nuestro país.

Entre estos se identifican:

  • Contratos inteligentes
  • Identidad digital
  • Utilización de CBDC
  1. Contratos inteligentes

En junio de 2019, en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), se presentó la tesina “Implicaciones del uso de blockchain aplicado en contratos inteligentes en procesos de contratación pública en México”, para la obtención del grado de maestría.

En esta, se presenta el uso de blockchain como alternativa y beneficio ante el riesgo por problemas de rigidez de la estructura de los contratos y sus elevados costos en las contrataciones públicas. En este sentido, los resultados demuestran una reducción de costos de vigilancia de 31.70%, y de información de 47.78%.[1]

Otro ejemplo lo encontramos en el artículo de la Sociedad Alemana para la Cooperación (GIZ) que menciona lo siguiente sobre una start-up mexicana: “(…) blockchain permite una digitalización óptima de cualquier tipo de contrato o documento que se pueda firmar con un cumplimiento legal completo. Esto se logra al aprovechar la firma criptográfica electrónica disponible para todos los ciudadanos mexicanos, o mediante una firma habilitada por su plataforma”.[2]

  1. Identidad digital

La identidad digital adquiere relevancia en el tema, ya que mediante blockchain cualquier ente podría verificar y administrar toda la información que certifique su identidad, garantizando tanto el control sobre dicha información, como la trazabilidad e inmutabilidad de esta.

Un ejemplo representativo es Estonia, uno de los países más avanzados en el ámbito digital, que desarrolló un ecosistema transparente y seguro basado en blockchain llamado KSI Blockchain, el cual es utilizado para resguardar y mantener el registro de salud, propiedad y de empresas, así como habilitar al sistema judicial. Esto ha generado que 98% de los residentes cuenten con identificación electrónica.[3]

  1. Utilización de CBDC

Al tratar sobre activos digitales, se deben mencionar las CBDC (central bank digital currencies). En términos simples, las CBDC son representaciones de dinero digital emitido por el banco central de cualquier país. En 2020, Bahamas se convirtió en el primer país en poner en circulación su CBDC, emitiendo USD 130,000 de Sand Dollar. Con ello, el banco central busca proveer acceso al sector financiero a personas no bancarizadas, facilitando emisiones de pagos y transacciones directas.

Si bien es cierto que México aún presenta múltiples retos para emitir CBDC, el país cuenta con oportunidades dentro del sector financiero para considerarlo como una posibilidad. Por ejemplo, la Asociación de Bancos de México señala que 53% de los adultos en el país carecen de una cuenta bancaria y siete de cada diez no tienen acceso al crédito.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), más de 88% de las personas con acceso a internet cuentan con un teléfono inteligente, lo que facilitaría el uso de las CBDC. Dadas estas cifras, el uso de este nuevo activo podría generar beneficios a la economía mexicana, impulsando la bancarización y facilitando los medios de interacción económica y financiera tanto a nivel nacional como internacional.

En Conclusión

Concluyendo, mediante el uso de blockchain, se pueden crear y habilitar soluciones con la capacidad de resolver diversos retos a los que actualmente se enfrenta el sector público en México, enfatizadas en sus cualidades de transparencia, trazabilidad e inmutabilidad de la información.

Nota: las ideas y opiniones expresadas en este escrito son del autor y no necesariamente representan las ideas y opiniones de KPMG en México.

[1] Rojas Salazar, Gabriel Stephan, Implicaciones del uso de blockchain aplicado en contratos inteligentes en procesos de contratación pública en México, Centro de Investigación y Docencia Económicas, 2019.

[2] “Estadísticas a propósito del día mundial del internet (17 de mayo) datos nacionales”, Inegi, 14 de mayo de 2020.

[3] “Security and Safety”, KSI Blockchain, e-estonia, https://bit.ly/378eiaG

*Hansel Moska es Socio de Asesoría en Administración de Riesgos Financieros y especialista en Riesgos de Mercado y Tesorería de KPMG en México.

[email protected]

Visita: www.delineandoestrategias.com

Deja un comentario

93363
A %d blogueros les gusta esto: