CDMX, capital de los decibeles

Publicado Por

Alcaldes de México

Por Armando Bonilla

Un equipo de investigación encabezado por el doctor Rafael Trovamala Landa, profesor e investigador de la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas (UPIITA) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), evaluará el estado que guarda la Red de Monitoreo de Ruido de la Ciudad de México.

 

El objetivo principal es verificar que funciona correctamente y comenzar el análisis de los datos que ha recabado a lo largo de varios años, con miras a entender mejor el problema de contaminación acústica y su impacto en la salud humana, así como actualizar el mapa de ruido existente para la Ciudad de México.

“La Red de Monitoreo de Ruido se encuentra a cargo del gobierno de la Ciudad de México, está integrada por estaciones remotas diseminadas en la ciudad que monitorean cada cinco minutos a lo largo de las 24 horas del día el ruido”, dijo en entrevista a la Agencia Informativa Conacyt el doctor Trovamala Landa.

No obstante, desde que fue instalada no se ha hecho una recolección puntual y el análisis de los datos que genera y almacena.

“Nuestra participación en el proyecto arranca desde la conceptualización misma de la red, apoyando la gestión de los recursos —mediante el Fideicomiso Ambiental Metropolitano (CONV-GDF-SMA-FIDAM-01-2009)— en colaboración con la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Azcapotzalco”.

Con el tiempo y el cambio de administraciones en la Ciudad de México, aun cuando el proyecto se mantuvo, no recibió el seguimiento oportuno y a petición de la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México, será retomado para determinar los niveles reales de presión acústica que llegan a las escuelas, hospitales, zonas habitacionales, el que se produce en las grandes avenidas o en calles con menor afluencia de vehículos.

Asimismo, para entender el comportamiento de estos niveles a lo largo del día: en la mañana, en la tarde, en la noche, los días laborables o los días de descanso, e inclusive asociar el comportamiento del ruido con algunos eventos particulares. “Nuestro gran objetivo es conocer el fenómeno para poder interactuar con él, tomar decisiones y elaborar políticas ambientales comprehensivas a partir de información confiable”.

El ruido y su impacto en la salud

De acuerdo con el investigador, una de las principales fuentes de contaminación auditiva son los automóviles, ya sea por el ruido que producen sus motores o por el uso excesivo del claxon (sancionado en el artículo 7, fracción III del nuevo reglamento de tránsito, vigente desde el 15 de diciembre de 2015).

En ese contexto, uno de los grandes problemas en torno a las fuentes de contaminación auditiva es que la aplicación de la normatividad existente no se cumple de manera óptima. Por ejemplo, cuando un automovilista se encuentra en una congestión vial y hace sonar excesivamente el claxon, podría pensar que el único impacto es molestar momentáneamente a otros conductores.

“Esa acción podría generar repercusiones en la salud que van desde enojo, alteraciones del sueño, elevación de presión arterial, afectaciones cardiovasculares y de los procesos de aprendizaje, de memoria y de lectura”.

El investigador añadió que en 1999 la Organización Mundial de la Salud (OMS) acumuló suficiente evidencia científica para considerar que el ruido tiene un impacto perjudicial sobre la salud.

“Uno de cada tres individuos está molesto durante el día y uno de cada cinco es perturbado en su proceso de sueño debido al ruido del tráfico; asimismo, la evidencia epidemiológica indica que aquellos que están expuestos crónicamente a niveles altos de ruido tienen mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares”.

El mapa de ruido de la CDMX

Para el investigador, en ello radica la importancia del mapa de ruido para la Ciudad de México, que se generó en colaboración con la UAM-Azcapotzalco (2011) y que sería actualizado como resultado del análisis de la información recabada por la red de monitoreo.

Consulta la versión actualizada del mapa de ruido de la Ciudad de México aquí.

“Un mapa estratégico de ruido es la representación geográfica de la exposición al ruido en un área determinada, estimada a partir de las contribuciones de diferentes fuentes de ruido; se utiliza para generar la predicción de los niveles de ruido para dicha área”.

Este tipo de herramientas también cumple otros propósitos como proporcionar a una ciudad y su comunidad un estimado confiable de la exposición al ruido en función de su ubicación geográfica; además, sirve a las autoridades para la formulación de políticas contra el ruido.

Publicado originalmente por Agencia Informativa Conacyt bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons. VER ORIGINAL AQUÍ

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: