Cinco tendencias en movilidad urbana para 2022

Alcaldes de México | 14 de enero de 2021.- Energía verde, tecnología, digitalización y electromovilidad individual y colectiva, son las cinco tendencias que prevé Mobility ADO para este año.

Durante 2022 la industria de movilidad observará importantes oportunidades, señaló Mobility ADO tras analizar y prever futuros escenarios y preferencias de consumo para la movilidad urbana en el corto plazo.

Juan Carlos Abascal, director de Movilidad Latam en Mobility ADO señaló que México y Centroamérica son las zonas de influencia de la compañía, pero hay un camino por recorrer para seguir mejorando la calidad de vida de las personas en Latinoamérica.

De acuerdo con la empresa, durante 2020 y 2021 se observó un cambio radical en los hábitos de consumo de servicios de movilidad por parte los habitantes de las grandes ciudades. Tan solo las cifras del Banco de Desarrollo de América indican que el 68 por ciento de los viajes en el continente se producen en el transporte público, donde el autobús es el medio de transporte más utilizado.

Sin embargo, el Observatorio de Movilidad Urbana señaló que los usuarios de este servicio destinan entre un 50 por ciento y 100 por ciento más tiempo que los automovilistas y motociclistas; mismos que presentan menores niveles de seguridad y comodidad.

Asimismo, se presentó un importante crecimiento en la motorización de Latinoamérica; donde se observa un promedio de 90 vehículos por cada 1,000 habitantes, tasa que supera a las de continentes como África, Asia y la región de Medio Oriente.

Ante este panorama y otros elementos, las cinco tendencias que marcarán el 2022 detectadas por Mobility ADO buscarán marcar el inicio de su implementación a nivel mundial, alineadas a innovaciones tecnológicas de la industria:

1 Las energías verdes para una movilidad con neutralidad climática.

A pesar de que la electromovilidad será el principal motor de las tendencias, el uso de energías alternativas a la combustión interna también tomará un rol preponderante en la industria. En la actualidad, de acuerdo con el Banco de Desarrollo de América, el 70 por ciento de la energía de la industria proviene de combustibles fósiles. Además, se prevé que el uso del gas natural, sobre todo en el caso de transporte público, será un importante paso intermedio hacia la electrificación.

2 La electrificación de la movilidad individual y colectiva.

La movilidad eléctrica de vehículos; tanto individuales como colectivos, se convertirá en una prioridad específicamente en Latinoamérica, ya que con base en cifras del World Resource Institute (WRI), el sector transporte en esta región aporta cerca del 34 por ciento de las emisiones de gases contaminantes a nivel global; lo cual representa una mayor proporción que regiones como Europa, Asia o Norteamérica.

En este aspecto, Mobility ADO concluye que será necesaria la inversión de todos los actores involucrados para permitir dos factores clave en esta transición: renovar la infraestructura de las grandes ciudades y la adaptación de los marcos normativos en estos países.

3 La multimodalidad como solución para usuarios más conscientes.

Como seguimiento a la masificación de servicios privados de movilidad compartida, la modalidad de Mobility as a Service (MaaS) será uno de los hábitos de consumo más representativos de los habitantes de las grandes ciudades. La facilidad de interconexión y multimodalidad se convertirá en la preferencia de consumo sobre todo para las nuevas generaciones, quienes estarán más acostumbrados a la planeación y ejecución de sus viajes y traslados por medio de la tecnología.

4 La digitalización de la movilidad en las grandes ciudades.

La transformación digital de la industria de la movilidad será clave para adaptarse a las nuevas necesidades de consumidores cada vez más tecnológicos. Algunas innovaciones como el Big Data, construirán el camino para la movilidad del futuro; por lo que los corporativos deberán enfocarse en los usos y las aplicaciones de éstas. Además, este proceso de digitalización podría mejorar la eficiencia, el tiempo, el costo de los diferentes modos de transporte en las grandes ciudades; así como brindar diferentes beneficios a nivel de seguridad sanitaria.

5 La Inteligencia Artificial (IA) como pilar de la movilidad inteligente.

Lo que en un inicio parecía un tema de ciencia ficción ha evolucionado en los últimos años, dando a conocer los beneficios económicos y sanitarios para el uso de la Inteligencia Artificial (IA) para sistemas de transporte autónomos. Si bien el avance tecnológico en la movilidad autónoma ha sido representativo, Mobility ADO prevé que, a partir de 2022 estará más cercana para compañías y gobiernos a nivel mundial. Según cifras del Parlamento Europeo, esta tecnología podría ahorrar 61 mil millones de euros en accidente viales y congestionamientos.

 

 

Descubre más.

Deja un comentario

96018
  • A %d blogueros les gusta esto: