Cómo simplificar trámites y servicios

Alcaldes de México | 8 de febrero de 2022.- La simplificación de un trámite o servicio debe tener como objetivo hacer más fácil y ágil para los ciudadanos y empresarios el cumplimiento de trámites, servicios y regulaciones.

De acuerdo con la guía Acciones de Simplificación de Trámites y Mejora Regulatoria, de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) y la Secretaría de Economía federal, la mejora regulatoria abarca tres principales elementos: trámites, servicios y regulaciones.

Hay que considerar que los trámites se definen como cualquier solicitud o entrega de información que los ciudadanos o empresarios realicen ante el gobierno, ya sea para cumplir una obligación o, en general, a fin de que se emita una resolución.

Por otra parte, un servicio se define como la solicitud que realizamos al gobierno con el objeto de recibir un beneficio o actividad. Por ejemplo, cuando solicitamos la conexión de luz o agua al gobierno municipal.

Por último, la regulación o regulaciones se definen como cualquier norma, instrucción, lineamiento, reglamento, ley, entre otros, que se emita oficialmente por el gobierno para imponer alguna obligación que deben cumplir los ciudadanos y empresarios, con el fin de cumplir con cierto objetivo social, ambiental o económico. Por ejemplo, una regulación es la Ley de Medio Ambiente, un acuerdo del gobierno para apoyar a los más necesitados o el reglamento de tránsito de una localidad.

Algunas acciones para la simplificación de trámites y servicios pueden ser las siguientes:

  • Eliminar trámites y servicios si su inexistencia puede generar un impacto positivo a los ciudadanos y empresarios y si su eliminación no genera ningún riesgo para la población
  • Establecer una afirmativa ficta, que se refiere a que si el gobierno no responde o emite una resolución en un plazo estipulado se sobreentiende que el trámite tuvo una resolución positiva
  • Eliminar requisitos, datos o documentos prescindibles para la resolución o beneficio que se otorga
  • Reducir el plazo máximo de resolución, por ejemplo, si un trámite para la apertura de un negocio tiene como plazo máximo 130 días naturales, y en el entorno económico existe un bajo porcentaje de apertura de empresas, la dependencia podrá ejecutar una medida para reducir los días naturales para abrir un negocio
  • Ampliar la vigencia o reducir la periodicidad de presentación del trámite o servicio; eso reducirá la carga regulatoria que le genera a las empresas y ciudadanía el tener que renovar cada cierto tiempo dicha vigencia
  • Transformar un trámite en un aviso si es innecesario que el particular cuente con una resolución o dictamen específico por parte de la autoridad
  • Digitalizar de punta a punta, para que los trámites se puedan realizar completamente a través de Internet, teléfono o cualquier otro medio electrónico, sin necesidad de salir de casa u oficina.

También se pueden realizar simplificación de formatos y fusionar trámites o servicios; establecer chats de atención en línea en tiempo real, establecer sedes alternas para pagos de trámites y establecer un lenguaje ciudadano para facilitar el entendimiento y comprensión de trámites y servicios.

 

Descubre más.

Deja un comentario

96556
  • A %d blogueros les gusta esto: