El impacto social de la digitalización de gobiernos

Por Isaías Ocampo

Alcaldes de México | 6 de julio de 2021.- La digitalización dejó de ser una moda para convertirse en una realidad que puede permear en los servicios que los gobiernos ofrecen a los ciudadanos, además de reforzar la comunicación, por ello se debe cerrar la brecha tecnológica para poder generar un positivo impacto social, señalaron expertos de Cisco.

En el seminario virtual “Impacto social de la digitalización de gobiernos”, organizado por Alcaldes de México y Cisco, empresa mundial líder en tecnologías de la información, y moderado por Norma Pérez Vences, los expertos explicaron cómo avanzar hacia la transformación digital de las administraciones públicas y qué herramientas se requieren para impactar positivamente en la sociedad, todo ello en el contexto de una pandemia que aún no acaba.

Las lecciones de la emergencia sanitaria

La tecnología ayudó a darnos cuenta que podemos dar continuidad al trabajo y la vida diaria de las personas, sin dejar de lado los servicios que proporcionan los gobiernos, a pesar de la crisis de salud que afecta al mundo desde finales de 2019.

En muchos casos, fuimos testigos de la generación de herramientas clave para que gobiernos y habitantes pudieran estar cerca.

“La tecnología no es un tema metafísico o complicado, está muy cercana a todos. Deberíamos tener agendas de desarrollo y un presupuesto asignado a los planes de desarrollo tecnológico, no sólo en temas de salud, sino en proximidad con el ciudadano y nuevas formas de obtener servicios”, comentó Abel Diego Rodríguez, director de Sector Público de Cisco México.

El experto explicó que de no habilitarse las plataformas tecnológicas necesarias la brecha, entre quienes las usan y quienes no las usan, se seguirá haciendo más grande. “Como gobierno debo implementar y habilitar plataformas de fácil consumo y llegar a la mayoría de habitantes para que los mantenga conectados”.

En el contexto de la pandemia de COVID-19, señaló Diego Rodríguez, nos dimos cuenta que la digitalización no era una moda, sino una realidad. “Muchos estudios dicen que los gobiernos deben invertir en digitalizar todo lo digitalizable: trámites, información, expedientes, etcétera; es uno de los temas que me van a ayudar a generar mayor inclusión sin importar donde se esté”.

Este momento histórico también representa una “oportunidad invaluable para replantear las prácticas de gobierno, no solamente en la adopción de tecnologías, sino para reaprender y entender que una crisis se comporta como tal porque abre la oportunidad de quitar algunos conocimientos adquiridos para obtener nuevos”, consideró Mauricio Moreno Gutiérrez, director de Desarrollo de Negocios para Sector Público de Cisco México.

El experto explicó que este mundo no es estable y determinístico, sino que es cambiante e impredecible y “la virtud es la adaptabilidad y la resiliencia para entrenar como servidores públicos, con la innovación como alimento y con la tecnología indispensable para abordar este crucigrama”.

Algunos casos de uso de la tecnología con impacto social

En el seminario virtual, los expertos de Cisco México expusieron una serie de casos donde la tecnología ha causado impacto social.

Durante la pandemia de COVID-19 fue crucial mantener la operatividad y los servicios hacia los ciudadanos, lo que vino a replantear muchas cosas en el camino, explicó Juan Antonio Castilleja, director de Ingeniería Sector Público de Cisco México.

“La digitalización de los servicios parte del pilar que es la conectividad, definitivamente la conectividad no es la panacea, hay muchos pasos hacia adelante, pero es la base fundamental para que todo pueda suceder”, precisó el experto.

Por lo anterior proveer mecanismos de conexión para los desconectados es un paso fundamental para causar impacto social.

Una de las estrategias es la implementación de “polos digitales”, un modelo sustentable que puede instalarse en los espacios públicos, que extiendan las redes actuales bajo un principio de inclusión y derecho a las habilidades digitales.

También representan una ventaja en el aprovechamiento y uso de los datos, con las implementaciones de seguridad que conlleva, para contar con información sobre el comportamiento y preferencias de los usuarios, así como mantener conectado al ciudadano con el gobierno.

Construir una infraestructura en la que el Gobierno local pueda confiar, escalar y consolidar servicios digitales de manera segura es crucial para la conectividad social, “entendiendo la conectividad segura como un poderoso mecanismo de inclusión y como un motor de progreso: construyendo confianza digital, que provoque economías circulares y que disminuya amenazas cibernéticas”.

La impartición de justicia es uno de los grandes desafíos de las naciones, por ello automatizar y dar transparencia a la expedición de justicia es un caso más en la que se puede generar impacto social.

“Hace 20 años era complicado afirmar que buena parte de los subsistemas de procuración de justicia pudieran descansar en la tecnología, pero hoy es una realidad que brinda la posibilidad de promover la transparencia y cercanía entre el ciudadano y las autoridades”, explicaron los expertos.

La aplicación de la tecnología puede estar en la infraestructura de conectividad en los juzgados, digitalización de los expedientes que pueden ser objeto de análisis de datos y búsquedas inteligentes, además de expedir formas y certificados digitales, así como juicios orales virtuales para evitar el careo presencial de los implicados.

Mantener seguras las comunidades, ciudades, estados y países, es un caso más del uso de la tecnología para generar impacto social.

La seguridad informática y la alfabetización digital son activos importantes del mundo digital. Por un lado, se evalúa de forma continua el comportamiento digital de igual forma que se hace con la seguridad física, mientras que, por otro lado, se agregan más servicios a las comunidades al ofrecer más habilidades en temas económicos locales, mayores niveles de educación y menor deserción escolar.

La tecnología también se puede usar para promover la colaboración ubicua entre agencias gubernamentales y los espacios híbridos de trabajo ya que éste ha sido un tema recurrente durante la pandemia.

“Nos hemos dado cuenta que podemos colaborar entre individuos y ciudadanos con las instituciones de gobierno”, comentaron los expertos de Cisco.

Se trata de habilitar canales de comunicación con el ciudadano, que permitan hacer más eficiente la administración pública y permitir a los funcionarios laborar en un esquema hibrido de trabajo seguro y controlado. Además de permitir que el ciudadano realice sus trámites vía remota sin tener que acudir a las oficinas de gobierno.

La tecnología también permite ejecutar estrategias de transporte eficiente, basado en paradigmas digitales cuya analítica permita a la autoridad identificar, por ejemplo, rutas más eficaces y prevenir el delito.

El ejemplo de uso de una gran colección de tecnologías en este rubro son los aeropuertos, con arquitecturas resilientes, interoperables y seguras.

También el uso de la tecnología con impacto social está en diseñar redes inteligentes de iluminación y de distribución de agua y energía eléctrica, elementos fundamentales que requiere el individuo para hacer su vida diaria.

Para esto se requiere desarrollar capacidades en el rubro del internet de las cosas y redes sensorizadas que al mismo tiempo aseguren las infraestructuras críticas, contribuyendo a la resiliencia nacional y local, aprovechando paradigmas como el control de supervisión y adquisición de datos (SCADA, pro sus siglas en inglés).

Enriquecer la labor legislativa con ambientes híbridos respetuosos de la normatividad es otro ejemplo del uso de la tecnología con impacto social y que se detonó durante la pandemia de COVID-19.

La labor legislativa es un rasgo fundamental y de distinción de toda república, por ello fue una de las labores más sacudidas al inicio de la pandemia. “Tenemos que consolidar y regresar a las prácticas de resiliencia de la administración pública, lo que será muy provechoso para sentar las bases de un mejor desempeño público en el futuro”.

Cisco cuenta con plataformas que se pueden poner al servicio de las labores legislativas, “porque de lo que se tarta es estar en colaboración hibrida que permita que los que no estén físicamente vivan la experiencia, al menos igual sino es que mejor, de quienes están de manera presencial”.

¿Por qué pensar en ciudades y en comunidades más inteligentes?

Los expertos de Cisco comentaron que debemos tener claro que la tecnología democratiza el acceso al conocimiento, al mismo tiempo se debe trabajar en la alfabetización de las habilidades digitales para que la inclusión sea más eficiente, no sólo trabajar en la infraestructura, sino en realizar un esfuerzo de generación y procuración de habilidades.

Por ello, pensar en ciudades y en comunidades más inteligentes es necesario porque:

  • Expanden y democratizan el acceso equitativo a las tecnologías y a la inclusión que se logra a partir de ellas.
  • Contribuyen a la creación de infraestructura segura y resiliente para la comunidad y sus gobernantes.
  • Empoderan el trabajo remoto y fomentan la creación de espacios confiables de productividad, aprendizaje, desarrollo, servicio y recreación.

“La reflexión es que veamos a la tecnología no como un componente aislado, sino como un bloque de legos que hay que ir armando. Lo importante es definir los caminos y el journey hacia donde llegará ese camino de digitalización. No lo vamos a hacer de un día para otro, pero sí hay que planearlo con visión e ir encontrando los pasos necesarios para la implementación tecnológica y mejores servicios para los ciudadanos”, concluyó Juan Antonio Castilleja.

Descarga o consulta aquí la presentación de los expertos de Cisco México

Deja un comentario

91471
A %d blogueros les gusta esto: