Habitantes de Banámichi toman alcaldía por falta de agua potable

Pobladores de comunidades aledañas al Río Sonora, afectados por el derrame tóxico de la mina Cananea, tomaron alcaldías y cerraron caminos rurales en protesta por la falta de agua en su comunidad y ejidos cercanos, con el propósito de que el gobierno y la minera Grupo México tomen medidas para el reabastecimiento de agua potable a la red domiciliaria.

 

Luego de 18 días sin suministro suficiente de agua en las comunidades, los habitantes decidieron tomar pacíficamente las oficinas de la Alcaldía en Banámichi con el objetivo de llamar la atención de los responsables del derrame tóxico en el Río Sonora y perforen nuevos pozos lejos del caudal intoxicado.

 

Mientras tanto, en San Pedro de Ures, un grupo de manifestantes bloqueó con llantas, troncos y piedras la carretera Interestatal,  que conecta a la Capital con los pueblos de la sierra, exigiendo la presencia del gobernador Guillermo Padrés Elías.

 

El alcalde de Banámichi, refirió que los pobladores tomaron las oficinas de manera pacífica y se unió a la exigencia de los habitantes de que las instancias correspondientes hagan estudios y definan dónde se va a perforar un nuevo pozo para abastecer a la ciudadanía que ya se encuentra desesperada y cansada de acarrear agua, además de que algunos pobladores aseguran que varios adultos mayores han sufrido fracturas al cargar botes y tinas de agua.

 

Los manifestantes permanecerán en la alcaldía hasta que los habitantes reciban una respuesta clara del estado y la Federación, además de Grupo México, responsable de la contaminación del río con metales pesados dañinos para la salud, causantes de enfermedades como Alzheimer, mal de Parkinson, osteoporosis y cáncer.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: