Las Alianzas Público Privadas como motor de la economía poscovid

Por Isaías Ocampo

Alcaldes de México | 20 de octubre de 2020.- En un contexto de disminución de recursos destinados a estados y municipios, y una crisis económica y de salud por la pandemia de COVID-19, los gobiernos locales deben establecer alianzas público-privadas (APP) para detonar la inversión en obra pública como un motor de crecimiento local, expone Úrsula Carreño, presidenta de Duomo Brunell.

En el segundo panel del Foro Digital Alcaldes de México: “Esquemas innovadores para desarrollar obra pública en tiempos de escasez”, moderado por Eduardo López Moreno, titular de ONU Hábitat México, y la participación del alcalde de Nezahualcóyotl, Juan Hugo de la Rosa; la economista Úrsula Carreño explicó que la inversión fija bruta en el país representa el 17.9% del producto interno bruto (PIB), pero la meta es que sea del 25% para poder generar crecimiento.

Durante 17 meses la inversión fija bruta ha sufrido caídas consecutivas, las de mayor profundidad en abril y mayo de este año, con disminución de 38.2 y 38.7 por ciento respectivamente, principalmente atribuidas al paro de actividades por la emergencia sanitaria.

Para 2021, además, se proyecta una disminución de 6% en términos reales para el Ramo 28, es decir, en participaciones correspondientes a estados y municipios, y de 1% menos en aportaciones, contenidas en el Ramo 33.

El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el próximo año “no contempla recursos para el fondo metropolitano, el fondo regional ni accesibilidad para el transporte público para personas con discapacidad, entre otros, tradicionalmente destinados a obras públicas de envergadura en los estados y municipios”, precisó Úrsula Carreño.

Ante esta situación, la especialista recomendó buscar esquemas como alianzas público privadas para la obra pública. “Una medida contracíclica es el desarrollo de obra pública, de infraestructura. Y ante una limitación y escases de recursos debemos recurrir a esquemas diferentes como las alianzas público-privadas”.

Para ello, lo primero que debe hacer un municipio es saber qué esquema le conviene. Por ejemplo, en una APP el gobierno local puede decidir si es mejor el arrendamiento financiero, donde al final del contrato el ayuntamiento se queda con el equipamiento, o si es suficiente con un arrendamiento puro, donde una empresa es la que otorga los servicios necesarios.

La consultora explicó que actualmente el esquema de APP se utiliza poco, pero es una alternativa necesaria en estos tiempos, mediante concesiones, proyectos de prestación de servicios y arrendamientos puros y financieros.

Al respecto, Eduardo López Moreno señaló que en esta nueva normalidad debe haber una “acción clara de innovación y pensar en una visión de desarrollo en un ámbito de reducción de recursos. Integrar de forma holística los bienes públicos y el trabajo conjunto. Restituir la noción de que los bienes públicos deben pasar por el bien colectivo, por un espíritu de trabajo común”.

El acompañamiento y asesoría

Duomo Brunell ofrece acompañamiento y asesoría para la estructuración parcial o integral de los proyectos, detalló Úrsula Carreño.

En alianzas público-privadas y arrendamientos para equipamiento de obra y su mantenimiento,  Duomo ofrece asesoramiento en los elementos técnicos y económico-financieros; además de los elementos normativos, los elementos para su aprobación hasta los elementos licitatorios.

Mediante estos esquemas los municipios pueden realizar obras de pavimentación y vialidades, aprovechamiento de espacios públicos, reordenamiento urbano, manejo de residuos sólidos urbanos, proyectos hidráulicos, de energías renovables y equipamiento médico, urbano y seguridad.

“Duomo lleva a los municipios desde la idea del proyecto hasta el momento de la licitación”, aseguró la consultora, y agregó que a veces resulta difícil para los gobiernos municipales debido al corto tiempo de gestión con el que cuentan, pero señaló que “mientras se involucre a la sociedad se puede tener un impacto de mediano y largo plazo”.

“La planeación de este tipo de proyectos es muy importante, porque la parte de los estudios conlleva cierta complejidad, pero bien estructurados permean en administraciones subsecuentes”, explicó.

“La experiencia internacional marca que es hacia donde nos debemos dirigir, con proyectos bien estructurados, profesionalizar los recursos humanos y ver más allá, no solamente pensar en el corto plazo, sino en el mediano y largo plazo. Tenemos que buscar medidas contracíclicas para salir de esta crisis que estamos sumergidos a partir de la pandemia”, acotó.

Deja un comentario

86340
A %d blogueros les gusta esto: