Planeación y uso adecuado del recurso para contrarrestar la crisis en los municipios

Por Martha Palma

Alcaldes de México | 20 de octubre de 2020.- El alcalde de Nezahualcóyotl, Juan Hugo de la Rosa, aseguró que los gobiernos municipales deben ser austeros, buscar mecanismos para el uso adecuado de recursos y apoyarse en las alianzas público privadas, a fin de continuar la planeación y ejecución de obras, ante la crisis económica por la pandemia de COVID-19.

Durante su participación en el Foro Digital Alcaldes, con el tema “Esquemas innovadores para desarrollar obra pública en tiempos de escasez”, el edil señaló que la pandemia por COVID-19 visibilizó el papel de los gobiernos locales en la vida cotidiana de la gente, porque proporcionan servicios esenciales como recolección de basura, alumbrado públicos y otros trámites administrativos, que no pueden suspenderse.

Los gobiernos municipales están obligados a buscar soluciones para enfrentar distintos problemas, aún fuera de su competencia, debido a que son la autoridad más cercana con la población”.

Explicó que ante la reducción de un 30 por ciento de recursos federales y un 40 por ciento en recursos propios, el ayuntamiento recurrió a la planeación para hacer rendir al máximo el presupuesto existente.

La planeación juega un papel fundamental, porque sin ella no se atienden los problemas de fondo de la población, nosotros al ser un gobierno de continuidad desde 2016, avanzamos en la sustitución de la red de agua potable con una inversión de 2 mil millones de pesos, para sustituir los mil 200 kilómetros de drenaje”.

Agregó que dicha obra presenta un avance del 40 por ciento, la cual permitirá garantizar el abasto de agua potable en zonas que carecían de ella desde hace 30 años, además de sustituir una red obsoleta con fracturas y foco de contaminación.

“En 60 días terminaremos la parte medular de la red, que nos permitirá equilibrar la distribución de agua y mejorar la calidad de vida”.

Dijo que otra ventaja de la planeación es considerar diversos esquemas de financiamiento con organismos internacionales y el sector privado, a fin de consolidar obras prioritarias.

“No podemos limitarnos a los recursos que recibimos de forma regular por parte de la federación, este año llevamos una reducción de 600 millones de pesos y seguramente también los ingresos de 2021 se verán afectados”.

Resaltó la importancia del uso adecuado del recurso para impulsar obras sustentables a innovadoras, y subsidiar programas emergentes como empleo temporal, en beneficio del crecimiento económico del municipio.

“Tenemos 50 mil 400 pequeños negocios que son el motor de la economía del municipio, si logramos apuntar hacia el comercio local y generar mejores condiciones para el desarrollo de sus actividades, garantizaremos una mejor calidad de vida y sustento para la población”, concluyó.

En este panel también participó Úrsula Carreño, presidenta de Duomo Brunell, consultora especializada en el desarrollo de obra pública a través de esquemas público-privados.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: