Mejores personas dan mejores resultados

 Por Bertha Inés Herrerías Franco

Esta obra, publicada por Lid Editorial Mexicana, está llamada a incluirse entre los principales textos de consulta para organizaciones, gobiernos, negocios y, en general, todas las instituciones que quieran mejorar su trabajo en equipo.

Steve Jobs dijo que el único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Y tenía razón. El gusto por lo que hacemos, el amor por nuestro trabajo, es uno de los caminos más seguros hacia eso que imaginamos como una vida plena y, en definitiva, feliz. Sin embargo, eso que parece tan simple es uno de los grandes retos de la vida cotidiana y del trabajo productivo.

A lo largo de décadas, la teoría de la administración ha generado un gran número de metodologías y procedimientos laborales mediante los cuales hacer más eficientes los procesos gubernamentales, industriales, organizacionales, etc. y se ha logrado un alto grado de avance y perfeccionamiento en ellos. Curiosamente, muy pocos incluyen el factor humano como uno de los elementos o variables fundamentales a considerar en todo proceso que no sea meramente maquinista. Esto hace diferente a Gestión positiva de proyectos, de Federico Payró, un libro que en el subtítulo encierra su clave: Personas comprometidas, resultados exitosos.

Esta obra, publicada por Lid Editorial Mexicana, está llamada a incluirse entre los principales textos de consulta para organizaciones, gobiernos, negocios y, en general, todas las instituciones que quieran mejorar su trabajo en equipo. La razón es simple: aporta una visión innovadora que complementa las de los teóricos de la administración, centrada en el componente humano y positivo de los proyectos, lo que multiplica sus posibilidades de éxito.

Para la realización de un proyecto conjunto o el logro de un objetivo común son importantes la adecuada organización, la sistematización de acciones, el rigor de la ejecución de tareas o la correcta integración de los elementos del proyecto pero, tanto como ellos e incluso más, son fundamentales el bienestar personal, la satisfacción laboral, el disfrute de las tareas, el ámbito sano, en suma, la realización positiva.

El universo laboral vive una auténtica revolución a causa de la pandemia por el COVID-19 y en esta transformación podemos lograr que el trabajo en equipo, ya sea presencial o virtual, constituya siempre una experiencia positiva, con sentido y propósito. Gestión Positiva de Proyectos nos exhorta a hacerlo, nos dice cómo conseguirlo y así tener un desarrollo profesional y más exitoso, gracias a personas que encuentran en su trabajo un camino seguro hacia su plena realización.

No Responses

Deja un comentario

88342
A %d blogueros les gusta esto: