Seguir viendo

Monterrey y San Antonio: el espacio transnacional

Por Francisco Torres

(Agencia Conacyt).- En octubre de 1992, México firmó, junto a Estados Unidos y Canadá, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en San Antonio, Texas, algo que se añadió a la “mexicanidad” que ya de por sí carga la ciudad por cuestiones históricas. No por nada, el especialista del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Mario Melgar Adalid, bautizó a San Antonio como “la ciudad más mexicana fuera de México”.

 

Del lado mexicano, Monterrey es la aglomeración más grande del noreste, colindando directamente con Texas al norte. Debido a esto, y por la cercanía de 500 kilómetros con San Antonio, los lazos entre ambas ciudades se expanden a varias ramas, desde lo cultural, lo económico, pero también lo social.

El doctor en antropología y miembro del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), unidad Noreste, Efrén Sandoval Hernández, ha dedicado gran parte de su vida científica al análisis de lo que él llama “El espacio económico Monterrey-San Antonio”.

“He realizado una investigación sobre este espacio que, obviamente, lo componen estas dos ciudades. Se trata sobre el flujo económico, de mercancías, de personas y sobre sus familias, o sea, de migrantes”.

Características del espacio transnacional

“Es un espacio que se ha ido construyendo socialmente desde hace muchos años, incluso desde que la frontera se instauró en río Bravo, y por tanto tiene infraestructuras de diferentes tipos muy sólidas, lo que le dan sustentabilidad. Y se caracteriza por una diversidad enorme de flujos y vínculos”.

Efrén Sandoval puntualiza que los nexos van desde los migrantes y sus familias, asentadas en Monterrey o en San Antonio, así como nexos entre empresas, universidades e iglesias.

“También tenemos vínculos desde el punto de vista de las economías informales. Hay mucha relación entre los objetos chinos, ‘chácharas’, que se venden allá y que llegan para ofrecerse en México, en los mercados”.

Dentro de los flujos de personas, se incluyen abuelos que van o vienen para cuidar a los nietos; hermanos que se encuentran del otro lado de la frontera; padres que visitan a sus hijos, ya sea en Monterrey o en San Antonio.

Efrén Sandoval se ha dedicado a explicar en qué consiste el espacio social Monterrey-San Antonio.

“Hay compañías de turismo en ambas ciudades que se encargan de transportar a las personas, y ellas mismas cuentan con hoteles. Pero también se relacionan con las experiencias, como puede ser un mariachi, un grupo de danza azteca”.

En cuanto a las empresas, el caso de la cadena HEB, fundada en San Antonio, Texas, es representativa de los vínculos. De las 52 tiendas que HEB tiene en México, tan solo 31 se encuentran en el Área Metropolitana de Monterrey.

Turismo regiomontano en San Antonio

Aunque hay divergencias en la manera de clasificar a quienes son turistas, es innegable que la presencia de regiomontanos es notable en el sur de Texas, especialmente en San Antonio.

“De acuerdo con el San Antonio Convention & Visitors Bureau, la mayoría de los turistas viene de la Ciudad de México, pero aunque Monterrey es mucho más chico, destaca la presencia de regiomontanos en San Antonio”.

En su libro sobre el tema de San Antonio y Monterrey, Infraestructuras transfronterizas. Etnografía de itinerarios en el espacio social Monterrey-San Antonio, Efrén Sandoval relata los esfuerzos comerciales para atraer turismo mexicano, aprovechando elementos de identificación.

“En junio de 2004, por ejemplo, participó en la organización de un partido de futbol internacional de la Selección Mexicana en San Antonio. Las dos empresas televisoras más grandes de México estuvieron presentes, además de la cadena de televisión hispana más importante de Estados Unidos. La única cadena de radio mexicana que cubrió el partido en vivo fue Radio Alegría, de Monterrey”.

¿Monterrey se parece a San Antonio?

En el mismo artículo donde el investigador Mario Melgar bautiza a San Antonio como “la ciudad más mexicana fuera de México”, se refiere a Monterrey como “la ciudad más estadounidense fuera de Estados Unidos”.

Pero para Efrén Sandoval, ambas ciudades tienen sus características propias, lo que las diferencia.

“Las ciudades son diversas. Hay cosas en las que se parecen, pero hay otras en las que son totalmente distintas. Es cierto que se habla mucho español, hay muchos mexicanos, la comida es similar, no podemos negar que cuando se está en San Antonio, realmente se está en otro país”.

Uno de los puntos clave de su estudio sobre el espacio transfronterizo entre Monterrey y San Antonio tiene que ver con la abismal diferencia en la infraestructura vial de las ciudades.

“Por más que se diga que Monterrey tiene vialidades parecidas a las de Estados Unidos, ya una vez que te fijas, te das cuenta de que están hechas a la mexicana, que son muy diferentes”.

Para el investigador del CIESAS, comparar las sociedades es caer en un error muy común, porque si bien comparten un espacio, las situaciones geográficas y políticas son distintas.

“A mí me gusta citar a un antropólogo texano que dice: ‘Cuando los mexicanos vienen a consumir, no están siendo muy gringos, sino que están haciendo un acto de mexicanidad. Porque para los americanos es importante distinguirse entre los grupos étnicos, pero para los mexicanos es importante distinguirse entre clases sociales”.

Publicado originalmente por Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons. VER ORIGINAL AQUÍ

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: