Prevención y detección oportuna de la diabetes: la misión del sector público y privado

Este jueves se conmemoró el Día Mundial de la Diabetes, con el fin de hacer conciencia sobre la importancia de prevenir un padecimiento que afecta a 12.5 millones de personas en México y que significa el mayor gasto global del presupuesto que ejerce el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Para la doctora Miralda Aguilar Patraca, Coordinadora de Programas Médicos en la División de Medicina Familiar del IMSS, identificar oportunamente al paciente prediabético es prioritario para evitar que la enfermedad se presente.

En ese sentido, el IMSS concentra parte de sus esfuerzos en estrategias de prevención y detección oportuna de la pacientes prediabéticos, como por ejemplo el “Modelo Preventivo de Enfermedades Crónicas” en Nuevo León.

Con dicha estrategia, se han identificado 12 mil pacientes, de los cuales, el 36 por ciento logró revertir su condición en un periodo de 6 meses y, por tanto, retrasar hasta por cinco años la presencia de la diabetes y sus complicaciones.

La especialista explicó que la prediabetes se detecta en los módulos PrevenIMSS mediante la medición de glucosa capilar para la cual se requiere de una gota de sangre y se diagnostica cuando el paciente registra entre 100 y 125 miligramos decilitro en una prueba de glucosa en ayuno,  las cuales se realizan en las mil 517 Unidades de Medicina Familiar (UMF) de todo el país.

Para estos pacientes  y los que viven con  diabetes, el IMSS ha diseñado estrategias educativas  de promoción  para la salud como son el Yo Puedo, NutrIMSS, Pasos por la Salud, y actualmente la campaña Pequeñas decisiones cambian tu vida: deja que tu familia y tus amigos te IMSSpiren, que aunado al tratamiento farmacológico, se puede controlar  la diabetes o revertir el estado de prediabetes.

Una muestra de saliva para detectar predisposición a desarrollar diabetes

También existen importantes esfuerzos en el sector privado, como lo explica en entrevista, para Alcaldes de México, Gerardo Velasco Gutiérrez, socio de XplorADN y director de la Maestría en Gestión de la Ingeniería (MEM) en el Tecnológico de Monterrey, quien encabeza un emprendimiento que permite decodificar la información contenida en el ADN para conocer la predisposición a padecer diabetes tipo 2 y obesidad.

La palabra fundamental es la ‘prevención’, sin embargo no tenemos una cultura arraigada preventiva, y paradójicamente la medicina preventiva ahorraría muchísimo más dinero que corregir el mal cuando se presenta”, explica el experto.

Ante este panorama, el doctor Velasco Gutiérrez detalla que hoy es más fácil identificar la predisposición a diferentes tipos de cardiopatía, cáncer, obesidad y diabetes, lo cual era caro hace algunos años, pero ya se podía identificar, con un apoyo tecnológico, determinar el riesgo de padecer estas enfermedades.

Por ello, directivos, profesores y estudiantes de biotecnología del Tec de Monterrey se asociaron para crear un producto que ayudará a contar con información preventiva en México. A raíz de ello surgió Xplora ADN, una prueba sencilla y no invasiva que, mediante una muestra de saliva, identifica pequeñas variaciones en el material genético, con lo cual se puede definir si el individuo tiene tendencia a desarrollar obesidad o diabetes.

Sin embargo, que el público en general conozca un producto como este no ha sido sencillo y, en opinión de Gerardo Velasco, “lo primero que tenemos que hacer, para vincular el sector público con el privado y la ciudadanía, es que la gente tenga una idea clara de cuál es su situación, pero no ya una situación genérica, sino única e individual de cuál es su predisposición de estos padecimientos que son un flagelo”.

Además señala que identificar la predisposición a ciertas enfermedades en la población no es suficiente, pues debe ir acompañado de acciones para que el usuario final evite que se presente esta enfermedad.

“Los números que yo he identificado es que el 2.5% del PIB se gasta en padecimientos relacionados con la obesidad y diabetes. El 80% de los mexicanos padecen sobrepeso u obesidad, y de estos un porcentaje significativo van a desarrollar diabetes, y el costo no sólo es para el individuo, sino para la familia, para la sociedad, porque baja el índice productivo y se acorta la esperanza de vida”, explica.

“Es importante encontrar el mejor canal, el mejor modelo para que esta situación pueda llegar a mayor número de mexicanos”, considera el también académico del Tec de Monterrey.

El sector público tiene información, son el área o la institución que tiene un mejor censo, un mejor historial y una mejor estadística para identificar cuáles son los grupos vulnerables y cuáles son las zonas, en donde tendría mayor impacto”, por lo que considera que, con dichos datos, puede ser más fácil incorporar las herramientas tecnológicas que desarrolla el sector privado a la medicina preventiva en las políticas públicas.

“Pero no existe un mecanismo que promueva el uso de la tecnología para apoyar la medicina preventiva, al contrario, al generar recortes a las dependencias y poner la política pública apuntando a otros proyectos, pareciera que el invertir en medicina preventiva no es prioridad en el gobierno”, lamenta Gerardo Velasco.

Asegura que llevan realizando esta lucha de una manera altruista e informal por más de dos años, pues lo que buscan es atender a la gente más vulnerable. “Y nos gustaría saber qué parte del sector público pudiera estar interesado en masificar este producto, para que hagamos lo que llamamos un traje a la medida y colaborar directamente con ellos”.

Actualmente, México se ubica en el primer lugar en diabetes entre los 35 países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: